Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.radiodos.com.ar/a/11121

LA CRISIS EN VENEZUELA. Declaración de Compromiso Ciudadano

La Asociación Cívica apartidaria Compromiso Ciudadano expresa su profunda preocupación por la grave crisis en que se encuentra sumergida Venezuela, solidarizándose con su población que sufre las terribles consecuencias. Al respecto manifiesta:

Por Anibal Tosetti  
i.jpeg

El pasado 10 de enero Nicolas Maduro asumió en Venezuela su segundo mandato presidencial, habiendo sido reelecto en Mayo de 2018 en elecciones amañadas carentes de toda transparencia y legalidad, ya que los partidos opositores no se presentaron ante trabas impuestas, sus dirigentes privados de libertad, proscriptos o en el exilio; tampoco hubo veedores internacionales independientes. Para votar se debía contar además con un “Carné patriótico” otorgado por el propio gobierno. En los hechos, solo participó de la carrera el “caballo del comisario”.

Esto provocó que la oposición y gran parte de la comunidad internacional afirmara que el segundo mandato es fruto de un proceso electoral claramente fraudulento.

Ante esta situación, el titular de la Asamblea Nacional (Parlamento) Ing. Juan Guaidó denunció a Maduro de usurpación del cargo y asumió las funciones del Poder Ejecutivo en forma interina. La Organización de Estados Americanos, EE UU y el Grupo de Lima salió en respaldo de Guaidó. La declaración fue firmada por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú, quienes reconocieron a Guaidó ante la ilegitimidad del régimen de Nicolas Maduro.

Lo que hoy vive Venezuela es consecuencia de un modelo que devino en un hiperpresidencialismo absolutista , ignorando a las instituciones democráticas y perpetuándose en el poder. Supo aprovechar en su momento el salto del precio del petróleo, su principal riqueza, pero no industrializó ni diversificó su economía, ni resolvió la importación del 80% de los alimentos que consume su población. La petrolera estatal PDVSA sostuvo el sistema, pero luego fue decayendo debido a la ausencia de inversiones y de proyectos de largo plazo. Esas políticas fallidas sumadas a la creciente corrupción de la gestión explican un mapa nacional de carencia de energía eléctrica, agua potable, desabastecimiento de alimentos y medicinas, abriendo la puerta a un extendido mercado negro y el surgimiento de nuevos millonarios, especialmente de las fuerzas armadas, al abrigo del régimen.

Por otra parte hay una desocupación superior al 30%, el salario es inferior a u$s 50,oo mensuales cuando se necesita casi diez veces mas para vivir, a esto hay que agregar que en 2018 la inflación superó el millón por ciento. Ese escenario produjo un autoritarismo cada vez mas agudo que persigue y desacredita a aquellos que protestan la carencia de alimentos y medicina. La represión está a cargo de grupos paramilitares y parapoliciales que ya mataron en todo este tiempo a cerca de 300 personas y apresaron a miiles de manifestantes descontentos y disidentes. Todo esto ha provocado que entre tres a cuatro millones de venezolanos hayan huido a países vecinos, en la búsqueda de mejores condiciones de vida.

Hoy la situación es harto difícil. Un gobierno carente de legitimidad que ha conformado una Corte de Justicia con miembros adictos, además ha creado una “especie” de Asamblea Constituyente con poderes por encima del Parlameno y ha dado a la cúpula militar participación en los grandes “negociados” vinculados al narcotráfico y al contrabando a cambio del respaldo armado. En paralelo reprime ferozmente todo atisbo de protesta de su población, violando claramente los mas elementales derechos humanos, encarcelando a líderes y dirigentes opositores.

La Organización de Estados Americanos (OEA), EE UU, el Grupo de Lima, del cual forma parte nuestro país, ha desconocido a Maduro y reconocido como presidente interino a Juan Guaidó. Además el gobierno de Trump decidió en las ultimas horas “ahogar comercialmente” al régimen. Estas medidas económicas y diplomáticas de desconocimiento y reconocimiento, discutibles políticamente, no son contrarios al Derecho Internacional, son medidas ya tomadas por distintos gobiernos de distintas ideologías y en distintos momentos; no pueden considerarse “medidas rayanas al golpe de estado”

Compromiso Ciudadano condena enérgicamente las violaciones de derechos humanos por parte del régimen de Maduro, bregando por una pronta solución de esta tragedia en la que hoy está sumergido el pueblo venezolano, solución que podría brindarse a través de distintas medidas acordes al Derecho y del urgente llamado a elecciones transparentes y libres como las que hoy exigen la mayoría de los gobiernos que integran la Unión Europea

Aníbal Tosetti, Coordinador, p/Compromiso Ciudadano