Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.radiodos.com.ar/a/12159
Violencia de Género

Las mujeres policías se unen contra la jefatura patriarcal

Crean una red contra las violaciones, acosos y abusos sexuales, laborales y la violencia de género que padecen en la fuerza.

Ante los reiterados casos de violaciones, abusos, acosos sexuales y laborales que sufren dentro de la misma fuerza policial, en distintas provincias de la Argentina, comenzó a formarse una red de mujeres policías integrada por psicólogas, abogadas y trabajadores sociales, entre otras profesiones, para combatir la violencia de género sistemática, encubierta por un sistema perverso que ejerce sobre las trabajadoras de la seguridad distintos maltratos físicos y psicológicos de los que son víctimas.

Violadas por compañeros dentro de un patrullero o por sus jefes luego de una operación quirúrgica, obligadas a limpiar bosta de caballos con embarazos avanzados mientras sus compañeros se burlan, sufrir la reducción de sueldos por lactancia materna, padecer abortos espontáneos producto de altas jornadas de trabajo paradas y por la imposibilidad de ver a un médico ante dolores o hemorragias, amenazadas, arrestadas o apartadas por tomar denuncias contra compañeros varones o por exponer casos de corrupción entre la jefatura y el municipio, son las algunas de las tantas acciones perpetradas y a las que son sometidas estas mujeres que hoy ya no se callan más.

mujeres.jpg

"No se cumple la ley de violencia de género con nosotras", confesó con dolor, la licenciada Gabriela Macías, oficial principal de la Policía de la Provincia de Santa Cruz. Macías, quien además de ser oficial de las fuerzas policiales es licenciada en nutrición, es una de las impulsoras de la red que ya está actuando en muchas provincias, y que se está expandiendo a lo largo y a lo ancho del país, en defensa de la mujer y sus derechos.

"Como en otros rubros laborales donde la mujer tiene que formar parte de un ámbito que mayoritariamente es dirigido e impuesto por hombres, existe también en las fuerzas policiales lo que se llama 'techo de cristal'. No accedemos a puestos de mayor jerarquía en el mismo número. Siempre es una de diez cuando es una conformación de una cúpula. En general en el país las jefaturas están en manos de hombres. Por ejemplo, en Santa Cruz las tres Comisarías de la Mujer las manejan hombres", contó la oficial.

El techo de cristal que también forma parte de una desigualdad y violencia económica, es parte de un sistema que oprime a la mujer en todas las áreas laborales, pero que condena a las policías a un futuro de pobreza. "Aquellas que no logran ascender, no logran subir a los cargos que mejor se ganan, terminan siendo pobres siempre", aseguró Macías y agregó: "Cuando una mujer ingresa a la fuerza sabe que el cargo más alto al que puede aspirar es a un segundo mando. Cuando una llega al primer mando, es un caso esporádico y no es la realidad. El techo de cristal es muy grande".

Según cuenta Macías, la incorporación de la mujer a las fuerzas policiales es muy reciente. "Hace recién cuarenta años que se permitió el ingreso de las mujeres en la fuerza. El reglamento, que en realidad es un decreto de la época de la dictadura, está todo redactado para someter a la mujer y destinado al hombre, no se ha modificado hasta la fecha. Por lo tanto, no existe la licencia por violencia de género, no existe el acoso laboral, no existe el techo de cristal, directamente no estamos nombradas, no existimos dentro de ese reglamento", explicó.

La oficial principal y otras mujeres de la fuerza son víctimas de abuso de poder, de abuso sexual y de otros excesos. Y ante el acto mínimo de defensa, de denuncia o de reacción ante las injusticias, según cuenta Macías, el método sistemático para acallarlas es "la apertura de sumarios de carpetas psiquiátricas" para disciplinarlas.

"Es algo muy grave, es una realidad que no se está viendo. A todas las mujeres que denuncian en las fuerzas de seguridad se les otorga carpetas psiquiátricas", expresó la mujer policía, que desde marzo de 2015 forma parte de la fuerza policial de Santa Cruz. Y agregó: "Se nos pone la etiqueta de psiquiátricas y eso es grave porque cualquier código que tenga que ver con tu salud mental, si continuás en la fuerza, te sacan el arma, te tienen apartada, congelada y pobre toda la vida. Muchas no se quieren ir de la fuerza porque no las contratan en ningún otro lado".

Ante las denuncias que puede realizar una mujer policía por cualquier acción que ella considere un abuso, según Macías, el proceder institucional es similar. A la mujer le inician un sumario con "carpeta psiquiátrica", mientras que al oficial acusado "le dan vacaciones" o le otorgan "un nombramiento en algún otro lado para limpiarle la imagen" o "los retiran con honores en casos muy graves". La oficial principal asegura que el mismo protocolo lo aplican en todos los casos". algo que "es muy grave porque estaríamos hablando de abusos sistemáticos donde ellos y todas las cúpulas a nivel país se manejan de la misma manera".

Las oficiales también son hostigadas cuando realizan un buen trabajo, como en el caso de Patricia González en Jujuy, quien denunció la corrupción entre un jefe y el municipio. "Ella era subcomisaria y la apartaron de la fuerza porque denunció coimas en la jefatura y el municipio. Le pusieron el código de psiquiátrica y la apartaron. Ella quiere volver a trabajar y no la dejan", contó Macías.

"Se ha permitido que el jefe de la Regional me maltratara, denigrara y difamara, a tal punto que me acusara de situaciones que no son verdaderas. Díganme ustedes, ¿por ser policía debo callarme? La Jefatura debe proteger a los buenos policías y no a los delincuentes. Las graves acusaciones contra mí persona las ha hecho el jefe de la Regional 4", relató en un video la oficial Patricia González, donde describió todo lo que vivió.

La acusación fue contra el comisario mayor Raúl Cabrera, a quien la suboficial responsabilizó de la "persecución laboral que sufre desde hace un tiempo". El jefe de la Regional habría permitido el ingreso de público de 500 personas a los locales bailables, superando la capacidad habilitada de público y sin regirse bajo ninguna norma, con total irresponsabilidad, según detalló la mujer en el video.

Según relata Macías, quien es hoy uno de los referentes de la red de mujeres policías, de la violencia de género que sufren las integrantes de la fuerza no se salvan ni las embarazadas. "Cuando las compañeras están embarazadas no les importa y las ponen a cubrir varias jornadas paradas. Han habido muchos abortos espontáneos de compañeras donde no han tenido relevos en casos de hemorragias, muchas veces las comisarías están lejos de los centros médicos. En algunos casos casi se mueren porque ellos nunca escucharon el pedido de auxilio o nunca les enviaron relevo", relató. Los casos de violación en la fuerza por parte de compañeros o jefes parecen ser en algunos lugares, algo reiterado. "En Río Negro hay dos compañeras que intentaron suicidarse. Fueron abusadas por el mismo jefe, a él lo absolvieron. Tenemos muchos de esos casos y hay compañeras que están muy mal", contó Macías.

No son sólo policías, son mujeres policías sometidas a un sistema patriarcal y perverso en el que están desprotegidas y desamparadas por un Estado que no las escucha y al parecer las prefiere en situación de vulnerabilidad. Una modalidad que durante años las quiso callar pero que, ante un mundo que reacciona a la violencia de género y la injusticia, las une y las hace luchar por sus derechos de mujeres. "En esta red que se está formando nos estamos comunicando por distintos medios entre todas, nos estamos escuchando, conteniendo, y lo que se vive por dentro es una sororidad tremenda. Con esta red estamos buscando que todas las mujeres de la fuerza sepan que estamos alerta", concluyó la oficial Gabriela Macías.

Mujeres que eligen ser policías por vocación o por necesidad, las razones por las que eligen esa profesión son indistintas y diversas. Pero así como ellas eligen como profesión proteger a la sociedad, el Estado y la sociedad deben protegerlas a ellas.

Fuente: www.cronica.com.ar