Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.radiodos.com.ar/a/16744
Correntinos en la Superliga

Debut histórico de Obando en la Primera de Boca: “es el resultado de un esfuerzo de 10 años”, dijo la mamá

“Todavía no caemos. Seguimos con nervios. Agustín estaba mucho más tranquilo. Mi esposo se quedó sin voz, seguro que por los nervios”, contó Gabriela Ponce, la mamá del correntino Agustín Obando quien el sábado empató con el xeneixe. “Agustín la viene peleando desde hace 10 años. Dejamos todo para que su sueño se cumpla”, agregó

 

“Estamos todos eufóricos, fue una emoción muy grande. Recién nos están bajando los nervios. Durante tres días antes nos dijo que podía jugar el fin de semana, él vive en la pensión de Boca. El viernes nos avisó que iba a debutar y el sábado con toda la familia fuimos a Mar del Plata. Mi marido se quedó sin voz por los nervios y los gritos del debut”, contó Gabriela.

“Salimos de la cancha un rato antes de que termine el partido, lo vimos ayer recién, lo buscamos de la pensión y estuvo con nosotros todo el día”, aseveró.

“Ayer recién parece que entendió lo que le había pasado, diez años esperó por poder cumplir su sueño, pero estaba muy tranquilo. Nos trasmitió mucha paz, parece que ya estaba preparado para jugar o que jugaba hace mucho” afirmó.

Sobre cómo cambió sub vida desde Monte Caseros hasta Buenos Aires, Gabriela, contó: “vivíamos en Monte Caseros. Agustín iba a la escuelita de fútbol del club Samuel Robinson. Mi papá y mi hermano jugaban ahí, hasta los 9 años. Después un amigo lo vio y empezó a hablar con nosotros y dijo que había posibilidades de probarlo en un club de Buenos Aires, lo probaron en Independiente, River y Boca, y en diciembre de 2009, vinimos con él para la prueba en Boca: jugó 25 minutos, hizo dos goles y lo eligieron”.

obando.jpg

 “En enero de 2010 recibimos el llamado que tenía que irse para Buenos Aires porque había quedado en Boca, fue una decisión muy difícil de tomar, e dije que quedó y que tenía que tomar la decisión para saber qué quería hacer y me dijo “y vamos mami”, él tenía 9 años.

También, expuso que “yo me fui a Buenos Aires el 9 de febrero de 2010, con mis tres hijos, y mi marido quedó en monte caseros trabajando, no quise dejarlo solo a mi hijo y Boca me dio la vivienda y todo así que nos quedamos con él”

Y expresó que “estuvo haciendo todas las categorías en Boca, estuvo dos años en reserva y este año lo convocaron para hacer la pretemporada y ahora debutó”.

“Siempre estuvo seguro de lo que él quería, él me decía “necesito quedarme mami”, yo muchas veces le dije para ir de vuelta a Monte Caseros, y él siempre estuvo seguro que iba a jugar en primera, él siempre supo lo que quería” destacó.

Sobre cómo fue vivir separada de su marido, Gabriela, detalló que “fue muy duro, Andrés siguió trabajado en Monte Caseros, yo lo acompañaba de lunes a domingos a Agustín, en los entrenamientos y partidos, y mis hijos se quedaban en el departamento”.

 

Por último, indicó que “fueron dos años que estuvo sola con mis tres hijos, a veces me amargaba pero seguí por mi hijo”.