Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.radiodos.com.ar/a/17980

Una opinión para debatir

Todos los días recibo comentarios sobre el tono y el tenor de mis críticas a las políticas del gobierno.

Por Alberto Medina Mendez  

Algunos se enojan por la potencia de los planteos y porque dicen que soy funcional a los K. Ya lo he dicho que los funcionales son los gobernantes. Si ellos hubieran hecho las cosas bien y los resultados fueran exitosos no estaríamos ni discutiendo esto y el populismo retrocedería por una buena temporada.

Otros me dicen que hago críticas pero no propongo nada. También he fijado postura sobre eso. No es cierto que para criticar haya que hacer propuestas, los que tienen que proponer son los politicos, despues de todos son ellos los que se postulan para ocupar cargos y supuestamente resolver problemas, porque habrían de precisar ayuda. Si no tienen soluciones que no se presenten.

Así y todo me gustaría compartir con todos lo que eventualmente le diría, de onda, al Presidente en estas circunstancias

SEÑOR PRESIDENTE

Su gestión ha fracasado. A estas alturas no hay duda alguna. Esto no es lo que usted esperaba y por lo tanto debería también asumir este fracaso sin tantos rodeos. Su equipo evidentemente no era el mejor de los ultimos 50 años. El segundo semestre nunca llegó, las inversiones tampoco, la inflación no se reduce con discursos y "dejar" de robar no es suficiente para arreglar el país.

No escuche mas a los alquimistas que le dicen lo que le conviene hacer para ganar. Son ellos los que lo trajeron hasta aca con sus recomendaciones mezquinas, utilitarias y elocuentemente inválidas. Claro que usted las avaló y creyó en ellas, pero tal vez no lo haya hecho tan convencido. Dejeme creer que fue así, que solo claudicó ante los gurues porque supuso que ellos tenían razón.

Le propongo que en este intringulis, deje las especulaciones de lado, que abandone ese supuesto pragmatismo y que sea usted mismo. Después de todo, si va a perder al menos hagalo con su visión y no con una prestada.

Tal vez lo mio es muy ingenuo y usted en realidad piensa como todos los laboratoristas que tiene allí que no conocen el paìs, ni su gente, que creen que esto es un experimiento científico en el que los ciudadanos somos solo piezas de ese tablero.

Presidente, haga lo correcto, hablele al pais, digale en la cara la verdad. No se ande con vueltas, no utilice eufemismos ni suavice las palabras.

Diga con todas las letras ME EQUIVOQUE, no hice lo que habia que hacer, pense que todo sería mas facil y no lo fue, crei que con un par de movimientos todo se acomodaría y empezariamos a crecer. ME EQUIVOQUE. Sin peros, sin excusas, sin explicaciones profundas.

Si dice esto puede iniciar el camino duro de hacer lo que hay que hacer, diciendo la verdad, sin medias tintas, contandole a los argentinos lo mal que estamos y que de aquí se sale solo con esfuerzo de todos, empezando por la casta que usted conduce en todos los niveles, esa que debe encabezar la autocrítica.

Digales que hay que trabajar para comer, que se terminaron los regalos, que nadie puede vivir a expensas de los demás, que los gobiernos no están para repartir, sino para asegurarse que cada uno pueda construir su futuro en un marco de respeto a la vida, la libertad y la propiedad, que los gobiernos no fabrican ni adulteran derechos, sino que los garantizan.

Muchos le diran que si dice todo eso va a perder. Que la gente quiere promesas y mentiras, que todo venga de arriba y sea gratis, aunque no lo sea.

Puede que tengan razón. Tal vez usted pierda la proxima elección, pero piense que los genios que le dicen que mienta, que haga trampas y que sea igual que los que estaban, tampoco le aseguran nada y es posible que de todos modos, aun haciéndoles caso, usted pierda de un modo indigno.

Sea usted mismo, gane en su ley, pierda en ella, pero jamas juegue a perder con ley ajena de personas que despues del fracaso no se hacen nunca cargo de nada.

Tal vez haya una esperanza que hoy la gente no vislumbra porque ni los propios le creen. Arriesguesé, está jugado y la gente solo lo apoyará si le cree, si lo siente sincero, si usted asume sus errores, posiblemente le renueven la confianza y si no lo hacen, por lo menos habrá hecho lo correcto.

Recuerde aquella frase que repetía Jorge Luis Borges, cuando aseguraba que "la derrota tiene una dignidad que la victoria no conoce"

ALBERTO MEDINA MENDEZ
3794 602694
amedinamendez@gmail.com