Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.radiodos.com.ar/a/18026

Terminó la reunión entre gobernadores oficialistas y Macri de la que participó Gustavo Valdés

Larreta, Vidal, Cornejo, Valdés y Morales se reunieron con Macri para analizar la coyuntura política y económica. A pocos metros, Peña mantendrá un encuentro con radicales díscolos. Terminada la reunión el gobernador de Jujuy y  jefe de la ciudad ofrecen una conferencia de prensa.

5b2d7189a2e45_1004x565.jpg

El presidente Mauricio Macri recibió este martes a la mesa chica de gobernadores oficialistas en su despacho de la Casa Rosada para analizar la coyuntura política y económica del país.

Horacio Rodríguez Larreta (Ciudad), María Eugenia Vidal (Provincia),Gerardo Morales (Jujuy), Alfredo Cornejo (Mendoza) y Gustavo Valdés(Corrientes), los cinco mandatarios propios de Cambiemos, dieron el presente. A ellos también se sumaron los ministros Marcos Peña(Jefatura de Gabinete) y Rogelio Frigerio (Interior).

La reunión llegó luego que la semana pasada el Gobierno anunciara una batería de medidas para incentivar el consumo como parte de un pedido expreso de los radicales para aliviar la situación económica.

Claro que el encuentro también debe leerse con el tamiz político ya que por estas semanas el radicalismo y el PRO deben definir la estrategia electoral de cara las presidenciales. “Repasaron las medidas de la semana pasada, evaluaron la estrategia de cara a las PASO y hablaron de la Convención Nacional de la UCR", señalaron fuentes gubernamentales cercanas a la organización del encuentro.

A pocos metros del despacho presidencial estaba prevista una reunión con otra facción del radicalismo y que iba a estar encabezada por el Jefe de Gabinete Marcos Peña. El ministro coordinador tenía pactado un encuentro con el dirigente radical Federico Storani en el marco de la estrategia oficial para fortalecer Cambiemos y abrir canales de diálogo con sus socios de la UCR.

Para este miércoles el propio Peña ya convocó a Ricardo Alfonsín para conversar sobre el tema. Ambos dirigentes radicales son muy críticos de la conducción de su partido y sobre todo, de la gestión de Mauricio Macri. Por lo pronto, la estrategia de Peña de escuchar a los radicales más críticos como un modo de enviar un gesto desde el Ejecutivo hacia sus socios.