Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.radiodos.com.ar/a/20586

Siempre hay Dos

Por Daniel Collinett  

Ahi está.
Desde temprano y hasta quien sabe qué hora.
Desayunando, merendando, almorzando o cenando con vos.
Cerquita.
Bien cerquita.
Hasta cuando te dormís.
Velando y haciendo que tus veladas no se vuelvan eternas, cuando parecen impasables.
No importa cómo, cuándo o dónde.
Está.
Que suele ser lo mejor que podés recibir de alguien, aún en momentos de presencias permanentes.
Está.
Y eso no se negocia.
Sana envidia tendrán los que prometen amores eternos y se van con el primer amorío que sopla.
Está.
Y no promete quedarse, asistirte, ayudarte, pero lo hace.
Porque no hace falta llenarse la boca diciendo que y cómo.
Con llenar los oídos, alcanza.
Porque escuchar que alguien escucha, es algo que no se da tan a menudo.
Y menos hoy, que parece que la manera de decirnos, es sin decir.
Eso que sale naturalmente, que brota porque si, es una enorme diferencia.
Que vale cuando se vive de modo individual.
Y la pucha que vale.
Está.
Cuando estás solo.
Y sabés.
Y sentís.
Y escuchás.
Que aunque parezca uno, siempre hay Dos.

Temas Relacionados

Daniel Collinett Opinión