Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.radiodos.com.ar/a/21730
Santa Rosa y Curuzú Cuatiá

Un ex intendente volverá al recinto después de 24 años y otro, por primera vez será edil

 

Rubín obtuvo la única banca que cosechó la oposición en la comuna curuzucuateña. Que los temas de la gente lleguen al recinto y reconstruir el peronismo son sus objetivos. Encinas ejerció 12 años como jefe comunal y también vice, pero ahora jurará como concejal.
 

 

curuzu.jpg

 
 
 
Durante los comicios que se desarrollaron el último domingo, los ex jefes comunales Carlos Rubín (Curuzú Cuatiá) y Juan José Encinas (Santa Rosa) fueron electos como concejales. Un rol que asumirán a partir de diciembre y que los ubicará a ambos en la bancada de la oposición.
Eran seis las bancas del recinto que estaban en disputa en suelo curuzucuateño. El oficialismo local con la boleta de ECO cosechó 12.367 votos y logró así consagrar como ediles a Rodolfo Santini (reelecto), Rosa Müller, Mariel Naya Yrigoyen, Fabiana Ruíz y Andrés Ortíz.
Mientras que el Frente Alternativa Curuzú recibió el apoyo de 3.539 electores y eso le permitió obtener un lugar en el recinto que será ocupado por el ex intendente Carlos Rubín. Volverá así a una función que ya ejerció hace más de dos décadas. 
Fue precisamente el primer cargo electivo al que accedió en su carrera política. Si bien, anteriormente se desempeñó como secretario de Hacienda de la Municipalidad, en los comicios de 1991 los electores le otorgaron la responsabilidad de ser uno de los representantes del pueblo en el recinto.
Luego, Rubín fue jefe comunal durante dos períodos. Concluida esa etapa, se convirtió en diputado provincial primero y en nacional después. En este último cargo se desempeñó hasta diciembre del 2017.
Desde aquella fecha y hasta ahora, ejerce su profesión en el ámbito privado y dicta clases de Derecho Agrario y Ambiental en la Facultad de Ciencias Políticas de la Unne.
Consultado sobre el motivo de su regreso a la función pública como concejal, Rubín expresó a El Litoral que “hay muchas cuestiones que necesitan ser abordadas desde el Concejo, por ejemplo, las dificultades que están atravesando muchos curuzucuateños debido a la situación económica”. Pero además, destacó que “quiero colaborar con la reconstrucción del peronismo de Curuzú Cuatiá. En este momento no hay ni sede y el hecho de que esta vez ni siquiera se pudo utilizar la boleta Nº 2, produjo una dispersión que terminó afectando al partido, tanto a nivel local como provincial”.
 
Estreno
A sus 75 años, Juan José Encinas junto con Lourdes Pereyra consiguieron dos de las cuatro bancas que se renovarán en el Concejo Deliberante de Santa Rosa. Con 1.951 el grupo Iberá fue la segunda alianza más votada el último domingo, cuando el que consiguió más voluntades fue ECO con 2.705.
“Creo que hicimos una muy buena elección y marca el inicio de una expansión de nuestra alianza local que esta vez estuvo integrada por 11 partidos”, contó Encinas. Tras lo cual destacó que si bien fue intendente durante tres períodos y ejerció poco más de un año como vice y presidente nato del recinto, “nunca fui concejal. Esta será mi primera vez en ese rol”, precisó. 
Si bien, desde el 2013 y hasta septiembre del 2014, lideró las sesiones “ahí no me dejaban ni hablar”, indicó. Haciendo referencia a un período que fue vice y durante el que -por presuntas anomalías- fue sometido a juicio político con el entonces intendente. Como consecuencia de ello, ambos fueron destituidos. No obstante, acotó que “en realidad yo renuncié antes por prescripción médica. Fueron tiempos difíciles, pero la gente en todo este tiempo vio que en realidad no me enriquecí con recursos del Municipio”.
Pero aseguró que “no busco revancha por lo que sucedió. Mi único objetivo es seguir trabajando, como siempre lo hice”.

 

 

Fuente: Ellitoral.com.ar

Temas Relacionados

Santa Rosa Curuzú Cuatiá