Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.radiodos.com.ar/a/22464
Todos detenidos

Un policía "se plantó" solito frente a un auto con cuatro ladrones


Cuatro delincuentes que habían ingresado a robar a un restaurante del barrio de Retiro, con una réplica de pistola, fueron detenidos a una cuadra del lugar, luego de que un policía interceptara en plena calle el paso del vehículo en el que escapaban.


La heroica acción del efectivo sucedió en la zona de Tribunales luego de que los delincuentes asaltaran un restaurante del barrio porteño de Retiro. 

ladrones retiro.jpg

El hecho ocurrió cuando cuatro asaltantes -dos de ellos menores de edad y uno de origen venezolano- ingresaron a un local gastronómico ubicado en la calle Marcelo T. de Alvear al 1200, en dicho barrio porteño.

Voceros policiales informaron que, a punta de una réplica de pistola, los ladrones amenazaron a los encargados y a los clientes, tras lo cual robaron dinero de la caja y pertenencias de estos, para escapar en un Honda Civic gris que los esperaba en la puerta.

Sin embargo, a tan solo una cuadra, en la esquina de Talcahuano y avenida Córdoba, un efectivo de la Policía de la Ciudad que advirtió la situación interceptó la huida de los delincuentes al pararse frente al vehículo y darle la voz de alto.

Tras el arribo de refuerzos de la Comisaría Vecinal 1A, los asaltantes fueron reducidos y ante la presencia de testigos se los identificó, corroborando así que dos de los cuatro tenían antecedentes penales, un menor de edad de nacionalidad venezolana y un mayor argentino.


De acuerdo al testimonio de vecinos, el grupo de delincuentes detenido había realizado varios robos en la zona, informaron fuentes policiales.

Luego de requisar el vehículo y a los ladrones, se encontró la réplica de arma de fuego, 6.000 pesos en efectivo, teléfonos celulares y un reloj, que fueron devueltos a sus propietarios, añadieron los voceros.

Los detenidos mayores de edad fueron trasladados a la Alcaidía 1 porteña, mientras que los menores fueron derivados al Instituto Inchausti, bajo la carátula tentativa de robo.

Fuente: Crónica