Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.radiodos.com.ar/a/23267
Venezuela

El caso de "Blondie", el pájaro al que no le crecen las plumas

"El veterinario nos dijo que estaba estresado y que por eso estaba perdiendo sus plumas, pero mi mamá no lo creía. Perdía plumas en la cabeza y era imposible que un pájaro llegara hasta ahí".

blondie.jpg

Cuando el loro llamado Blondie llegó por primera vez donde la familia Escobar en Venezuela, su nombre era ad hoc a su apariencia. Cubierto de plumas amarillas, el curioso perico animaba a todos. A medida que crecía, sus plumaje comenzó a desaparecer. Su familia no entendería… pasó de ser un feliz y brillante pajarito y uno calvo y triste.

"No volaba como antes, se caía mucho. Pensé que era extraño, pero mis papás me dijeron que era sólo una etapa", dijo Isabella Escobar, su dueña, al sitio The Dodo.

Pero cuando Blondie comenzó además a perder las plumas de su cabeza y patas, decidieron que era hora de una visita al veterinario. Descartaron que fuese cambio de plumaje, su dieta o una infección… así que sólo quedaba una opción: Blondie estaba sacándose sus propias plumas.

"El veterinario nos dijo que estaba estresado y que por eso estaba perdiendo sus plumas, pero mi mamá no lo creía. Perdía plumas en la cabeza y era imposible que un pájaro llegara hasta ahí".

Blondie estaba afectada por un virus que afecta a muchos pájaros, causándoles pérdida de sus plumas, crecimiento del pico y un sistema inmune muy débil.