Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.radiodos.com.ar/a/24826

La canasta básica subió el primer semestre hasta un 55%

 

En números concretos, se necesitan entre $361 y $212 extras para realizar la misma compra que hace seis meses. Si bien en los supermercados locales se acentúa la disparidad de precios, en todos se registran subas en los productos esenciales de la dieta.

 

super carrito 33.png



 
 
En los supermercados, la remarcación de los precios de góndolas es una tendencia que se mantuvo firme durante la primera etapa del año, incluso a pesar de que en los últimos dos meses se estabilizó el dólar. De hecho, en los primeros días de julio se pudieron detectar subas de un 10% en algunos productos, y durante el primer semestre la canasta básica registró incrementos de entre un 35% y hasta un poco más del 55%. 
En números concretos, un paquete de yerba (de un kilo) que a principios de enero costaba $99 en un autoservicio chino actualmente cuesta $138 y en un hipermercado llega a costar $183, en tanto que la leche en polvo que se ofrecía a $189 en un supermercado céntrico actualmente cuesta $284.
Cada uno de esos importes se pudo constatar en el marco de un relevamiento de precios que realiza el diario El Litoral en cuatro supermercados de la ciudad, ubicados en diferentes sectores de la misma. El análisis se realizó en marcas específicas de una canasta básica integrada por los siguientes productos: yerba, leche, fideo, aceite, azúcar, polenta, arroz, harina (leudante y común), galletitas saladas y papel higiénico.

Gasto
El aumento de los precios se hace sentir, sobre todo a la hora de realizar una compra grande. De hecho, la canasta básica de 10 productos, a principios de enero en un autoservicio chino costaba $608 y actualmente cuesta $820, mientras que en un hipermercado pasó de costar $617 a $921 y en un super céntrico subió de $605 a $966.
El margen de gasto varía mucho de un negocio al otro, debido a la disparidad de precios y las promociones vigentes en cada supermercado. De todas maneras, en todos los casos se revela una importante pérdida del poder adquisitivo de los salarios, debido a que hoy se necesitan entre $361 y $212 extras para realizar la misma compra que hace seis meses atrás. 
Además, los aumentos más representativos se pudieron corroborar en alimentos de uso masivo como la yerba y la leche, y fundamentales para la dieta tales como el fideo, azúcar y polenta.

Meses
Las subas fueron progresivas durante los primeros seis meses del año, pero se pudo detectar un pico de incrementos en los meses de marzo y abril, algo que sucedió en el marco de una minicorrida cambiaria (cuando el dólar se disparó a $43.50) y que fue acompañado por un cambio casi instantáneo en los precios del listado confeccionado por los proveedores.
Desde entonces, en los sucesivos meses varios productos subieron de precio, pero fundamentalmente la leche y la yerba tuvieron los aumentos más representativos, ya que superan el 40%. 
De hecho, pese a que el dólar se mantuvo estable en los últimos dos meses, los carteles de los supermercados siguieron declarando cambios en los precios. Sin embargo, un dato no menor es que durante el primer semestre, en las estaciones de servicio de la ciudad, los combustibles acumularon un incremento de entre un 10% y un poco más del 14%; algo que también impacta en las góndolas.

Precios
Con algunas diferencias porcentuales, los diez productos relevados tuvieron incrementos durante el primer semestre del año, los que rondan entre un 50% y un 20%,
 Así por ejemplo, el kilo de yerba de primera marca que costaba $99 en un supermercado chino, ahora cuesta $138 y en un hipermercado pasó de valer $150 a $183,12. Mientras que la leche en polvo que se ofrecía a $189 en un hipermercado, actualmente cuesta $284; y el mismo producto pero de otra marca en un supermercado céntrico, en seis meses subió de $280 a $338.
Asimismo, un paquete de fideo que en enero costaba $25 actualmente lo ofrecen a $35 en un super chino; y el mismo producto pero de primera marca en un supermercado céntrico subió de $48 a $55. En el caso del azúcar, casi todos los supermercados manejaban el mismo precio en enero cuando valía $28, en tanto que actualmente la misma marca cuesta entre $36 y $38. Además, los lácteos como leche en sachet, yogurt y quesos subieron hasta más del 40%.
En medio de los vaivenes económicos y el constante incremento de los precios, la mejor opción para ahorrar sigue siendo la de buscar ofertas debido a la disparidad que existe entre supermercados.

 

 

Fuente: Ellitoral.com.ar