Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.radiodos.com.ar/a/28597

Video viral: El niño que quiere "salvar a los argentinos" con los valores de José de San Martín

Hace unos meses, se viralizó un video donde el pequeño de cuatro años repetía la famosa arenga del Padre de la Patria antes de la Batalla de Chacabuco: “Seamos libres que lo demás no importa nada”. Ayer se puso en la piel de su ídolo para conmemorar el aniversario de la muerte del general. Retrato de la pasión de un chico que dejó los superhéroes tradicionales por el gran héroe argentino. 

 

Israel juega a los superhéroes. Se sube el tobogán de la plaza General San Martín de Formosa, pone su mano de visera y mira al vacío como contemplando desde lo más alto de una montaña (o una cordillera) al enemigo que acecha. Entonces, levanta su puño (a veces tiene un sable corvo) y deja la otra mano sobre su cintura en una posición erguida perfecta.

Cualquiera pensaría que está a punto de lanzar el grito de guerra de Buzz Lightyear: "Al infinito y más allá". O la famosa frase de Woody, su camarada en Toy Story: "Hay una serpiente en mi bota". Pero el chico de cuatro años sorprende con la frase –quizá la más popular– de su superhéroe favorito: "¡Seamos libres que lo demás no importa nada! ¡Viva la patria!".


 
Israel es el niño que saltó a la fama hace dos semanas cuando su papá lo filmó mientras visitaba el monumento al general Don José de San Martín en la plaza central de su ciudad. "Me transformo en San Martín", decía el nene mientras subía su brazo imitando a la imponente estatua que mira hacia el Norte del Continente. Después repetía la máxima de Don José y le declaraba su amor: "Lo llevo en el corazón".
La pasión de este niño por el Libertador de América es inconmensurable. Hace unos días, Israel pasó por la puerta del cine de Formosa con sus padres, María José y Daniel Costa. Había una cola interminable para ver El rey león. "¿Querés ir al cine a verla?", le preguntaron. "No, llevenme a la plaza a visitar al general", les respondió.
 
"A él siempre le gustaron los superhéroes. Pero, cuando empezó a preguntar por San Martín y supo que había sido una persona de carne y hueso no lo pudimos parar más.Siente una pasión descontrolada por este prócer, está las 24 horas con la marcha de San Lorenzo, la arenga de de la batalla, jugando a San Martín", explica Daniel. ¿Si tiene algún otro ídolo? ¿Spiderman? ¿Batman? "El sargento Cabral, que era moreno, y le salvó la vida a Don José", suele decir el niño.
Es que, mientras la mayoría chicos prenden la tableta para ver a Peppa Pig, PJ Mask o las películas de Pixar, Israel le da play a Revolución, el Cruce de los Andes, el largometraje donde Rodrigo de la Serna se mete en la piel del Libertador de América: "Y se sabe todos los diálogos de memoria", apunta la mamá, que también cuenta que el chico escucha una y otra vez los podcasts del historiador Felipe Pigna en Youtube.

Israel-el-nene-que-imita-a-San-Martn-1920.jpg


 
¿Qué hicieron ellos para que su hijo mostrara esa devoción por el que quizá sea el prócer preferido de los argentinos? "Cuando se viralizó el video muchos nos felicitaron por la educación y los valores que le dimos a Israel. Pero la verdad es que él se motivó solo, no podemos robarnos ese mérito", acepta Daniel.

Los papás de Israel no paran de sorprenderse con las salidas y con el intelecto de su hijo. En sus primeros meses de vida tuvieron que estar muy atentos porque el nene nació un tiempo antes con desnutrición fetal por una arteria que se tapó en el cuerpo de la madre: "Gracias a Dios no sufrió ninguna consecuencia. Es un chico con una actitud muy independiente y siempre tuvo esta personalidad súper extrovertida".



Ayer, viernes 16 de agosto por la mañana, cuando Israel llegó a la plaza San Martín para la sesión de fotos con el uniforme que confeccionaron su mamá y su abuela (traje de pana azul, votas de granadero y el famoso chapeau de bras o sombrero de brazo) se topó con un grupo de maestras que acompañaban a sus alumnos hasta el monumento: "Miren, ahí está San Martín", lo señaló una de ellas. Y ahí empezó el acting. Frunciendo el ceño, el niño miró fijos a los chicos de guardapolvos blancos y repitió las palabras que usó el líder militar antes de la batalla de Chacabuco: "Ustedes son la esperanza de América… Todos somos iguales ante el supremo, como todos somos iguales ante la muerte… ¡Viva la patria!".
 
Una hora después, llegó a la escuela Alas (asiste a la sala de 4), donde se conmemoraba el 17 de agosto, día de la muerte del prócer. No hace falta decir cuál sería su papel en la obra: "Después de que salió su historia en Infobae lo invitaron a hacer de San Martín y claro que aceptó. Fue muy simple, tenía que conducir a la tropa hasta que tiraba la famosa frase que repite todos los días en casa: 'Seamos Libres que lo demás no importa nada'", explica María José.
"Cuando los padres vieron a ese enano de cuatro años arengando y cerrando con 'viva la patria', se vino la escuela abajo", completa Daniel, orgulloso. "Casi no necesitó ensayo porque lo tiene incorporado. Cuando entra al jardín, Israel saluda a su compañeros como si fueran sus soldados", cierra María.
 

Pqueno-San-Martin-25.jpeg

A esta altura, no caben dudas que Israel es un chico con un carisma especial. Es fanático del doctor Laureano Maradona, "todo el tiempo nos pide visitar su pueblo, Estanislao del Campo", cuenta el papá, festejó su cumpleaños de cuatro años con temática de Los Beatles. "Yo lo escuchaba cuando estaba embarazada y se ve que le quedó", agrega la mamá.
Y hasta es fanático del tango: "A veces digo que es un viejo. Se armó una oficina donde trabaja a ser el gobernador. Tiene una radio AM donde escucha tangos. Y ni se te ocurra molestarlo. Me sorprende porque en Formosa estamos muy influenciados por el Paraguay, pero él es más argentino que ninguno de nosotros", detalla el papá.
 
Quién sabe qué será de la vida de Israel Costa en unos años, de lo que no hay dudas es que bandera del gran Libertador lo llevará a un lugar seguro: "Él dice que San Martín murió para salvarnos. Admira a todo aquel que pueda hacer algo por el otro, por eso dice que va a ser médico, bombero o gobernador. Con cuatro años, Israel ama a su país y quiere ayudar a los argentinos, siempre con los valores de San Martín", cierran los orgullosos padres del pequeño patriota.

Infobae 
 

Temas Relacionados

San Martín