Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.radiodos.com.ar/a/29494
Verte Bien

De cara a lo que viene

Hay caras y caras. Caras largas, cortas, redondas. Caras sonrientes y no tanto. Caras que impactan. Que enamoran. Que nos movilizan. Cada uno de nosotros tiene "algo" especial. Ni mejor ni peor. Único. Y eso tan particular, generalmente se manifiesta a través del rostro. Nuestro marco de presentación nos ha sido dado en esta vida de forma individual, tanto como nuestra forma de ser o nuestra personalidad.

Por Dra. Soraya Narvaez  

Si nos ponemos a mirar, ese marco es lo que a primera impresión, se resalta y nos distingue. Esto que parece lógico a veces no lo es tanto, para el profesional de la medicina estética. Como tampoco lo es, para el paciente.

Porque no hay caras "de moda". Porque no hay modelos seriales. Y porque por más que alguien diga que nos parecemos a tal o cual persona, es mejor ser una o uno, que quedarnos en la semejanza. Después de todo, las apariencias engañan.

Bajo esta premisa de individualidad, los médicos estéticos "construímos" la mejor versión de cada paciente.

Moldeamos de manera individual. Y algo más: en forma dinámica. Porque somos seres en movimiento y porque expresamos (como sentimos) en forma única, diferente a cualquier otro.

Tuve la suerte de participar durante esta semana de una jornada profesional en la cual se habló, se aprendió y se debatió sobre el tema: en Puerto Salguero se llevó a cabo el AMI EXPRESSION, organizado por Allegran Medical.

Allí, comenzamos a incorporar conceptos que hablan de lo que el paciente expresa o manifiesta desde su rostro.

Y tuvimos la suerte de escuchar desde Mexico al Dr Mauricio De Maio, sin dudas una voz autorizada.

De Maio nos habló de la dinámica de la belleza y del envejecimiento. Puso a nuestro alcance, nuevas técnicas y nuevos puntos de vista, a la hora de tratar un rostro.

Se expresó, con prácticas, sobre esas expresiones tan particulares y tan nuestras.

Aprendimos sobre su metodología -MD ASA -para organizar el proceso de valoración y entrenar el cerebro para descifrar señales complejas y ocultas de la cara tanto en reposo como en animación; también MD DYNA CODES para refinar nuestra técnica de inyección evitando una apariencia artificial durante la expresión facial.

Entendimos que ahora contamos con tres herramientas - MD CODES, MD DYNA Codes y MD ASA - para evitar un enfoque caótico y lograr una mayor sofisticación en la medicina estética.

Esto, que parece muy técnico a simple vista, es en verdad lo que  le devuelve a cada rostro esa particularidad e individualidad de la que hice ya referencia.

Y estos elementos, conjugados y bien tratados, son lo que le brindan al paciente, lo que viene a buscar al consultorio. Ni más ni menos.

Sabiendo que cada uno es lo que es y como es, nuestra tarea está en detenernos y observar lo que otros no ven, para lograr lo que ningún "parecido" brinda.

Saber que contamos con nuevas armas, siempre es bueno. Y también es un llamado de atención, para hacer nuestro trabajo con el profesionalismo debido.

Tomarnos el tiempo ante cada rostro y armonizar en dinámica, es la tarea.

Cuidar los detalles. Perfeccionar. Y no hacer de nuestra labor, una sucesión de trabajos casi seriales.

Recuperemos la mirada única delante de cada persona que nos confia su rostro.

Tomemonos el tiempo para modelar y cuidar detalles.

No hay modelos a seguir. Hay individuos. Y para eso debemos estar siempre preparados. Es quizas el desafío, de cara a lo que viene