Corrientes 16 °C
Min. 14 °CMax. 28 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/102742
 TOP N°2

Condenaron a 9 y 7 años de prisión a los abusadores de Rocío Ávalos

Por el caso de abuso en manada en Caá Catí, ocurrido en 2017, fueron condenados a 9 años de prisión Lucas Almeida y Santiago Chávez por abuso sexual con acceso carnal agravado por ser dos personas y a 7 años de prisión a Nicolás Contin, por abuso sexual con acceso carnal. Además, se agregó un resarcimiento económico por daños no materiales.  

Este mediodía los doctores Juan José Cochia, Facundo Esquivel y Ariel Azcona condenaron a los 3 imputados a penas de prisión de 9 y 7 años por los abusos sexuales cometidos en Caá Catí en febrero del 2017.

En efecto, el TOP N° 2 hizo lugar parcialmente a la querella y dictó una pena de 9 años de prisión para Santiago Alberto Chávez y Lucas Almeida por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido por dos personas; en tanto que la pena para Cristián Gerardo Contín, fue de 7 años por el delito de abuso sexual con acceso carnal.

También el Tribunal hizo lugar al pedido de resarcimiento por daño moral en materia civil, en un monto de $ 1.600.000 que en forma solidaria deberán abonar a la víctima los tres condenados.

La Fiscalía, a cargo del doctor Gustavo Schmitt Breitkreitz, había solicitado 12 años para cada uno; y los defensores particulares, doctores Jorge Buompadre por Contín; y Rubén Leiva, por Chávez y Almeida; la absolución. Los fundamentos de la sentencia serán dados a conocer el 2 de febrero del 2022.

Condenas de 9 y 7 años de prisión por abusos sexuales en Caá Catí

El juicio

El fiscal de Cámara fue el doctor Gustavo Schmitt Breitkreitz y el querellante eel doctor Eduardo de la Cruz Mosqueda. La acción civil de la joven estaba a cargo de la doctora Emilce Evangelina Soto. El doctor Jorge Buompadre fue el abogado defensor de Contín; el doctor Rubén Leiva de Chávez y Almeida.

El caso de Rocío tomó repercusión nacional luego de que hiciera la denuncia policial por haber sido violada por los tres jóvenes en una fiesta privada en Caá Catí, el 27 de febrero del 2017. Los acusados estuvieron detenidos en un primer momento, pero en marzo de 2019 quedaron en libertad.