Corrientes 29 °C
Min. 23 °CMax. 32 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/104173
CONTEXTO CALDEADO Y PICO DE CASOS DE COVID

Postergaron la reunión de Valdés y sus pares con el Gobierno nacional

El cónclave de mandatarios de la oposición con el ministro Guzmán y el Presidente por la negociación con el FMI estaba previsto para el lunes o martes. "Ahora está en stand by", advirtieron desde Nación. Incluso, señalan que se postergaría hasta después del 15 de enero.

En este enero caluroso, la arena política nacional está que arde, como en las principales playas del país. Incluso, parece que no hay una correntada fría que pueda bajarle la temperatura en lo inmediato. Por eso, tal vez, lo recomendable sea dejar que las cosas se enfríen con alguna ráfaga fresca que pudiera llegar tras el calor extremo anunciado para esta semana que se inicia.

Esta sugerencia estival parece haberla tomado el gobierno de Alberto Fernández en las últimas horas y puso en pausa la reunión con los gobernadores de la oposición sobre la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Un tema central que desarrolló la semana pasada el Presidente junto con su ministro de Economía, Martín Guzmán, y que representó también un espacio de críticas cruzadas con la coalición opositora.

Tanto ese escenario conflictivo como el fuerte impacto de la tercera ola de la pandemia de coronavirus que afronta la Argentina, habrían sido los motivos centrales para frenar la reunión prevista para este lunes o martes.

El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, es uno de los invitados al encuentro, junto con sus pares radicales Gerardo Morales (Jujuy), Rodolfo Suárez (Mendoza) y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta (PRO). A los nombrados, se les sumaron como participantes los jefes de los bloques legislativos de Juntos por el Cambio.

Si bien los tres gobernadores de la UCR no estuvieron en la reunión del miércoles en Casa Rosada en la que se explicaron detalles de la negociación con el Fondo -actividad a cargo de Guzmán y Fernández-, todos mandaron representantes, salvo CABA. Por Corrientes, cabe recordar, asistió el vicegobernador Pedro Braillard Poccard.

A partir de ese momento, se había acordado un segundo encuentro de Guzmán y Fernández pero de manera especial con los gobernadores de la oposición y los representantes legislativos de JxC. Es que la negociación oficial por la deuda con el FMI debe tener la aprobación del Congreso, y ahí el consenso es tan clave como el apoyo de las provincias, que es el primer paso.

En el final de semana se fueron conociendo diversas opiniones de referentes de la oposición en demanda de un plan económico concreto y no solo de una estrategia primaria de negociación.

Esos reclamos no cayeron bien en el Gobierno.

Por su parte, los gobernadores avanzaron en un cuestionario para plantear todas sus dudas y reparos a Nación en el marco de las negociaciones por la deuda. Lo hicieron a través de intercomunicaciones constantes.

Ahora, con la postergación -aún no confirmada oficialmente- parece que las preguntas de los mandatarios y de los bloques legislativos de JxC se guardarán por unos días más. En las últimas horas, desde el Gobierno confiaron a la prensa que el cónclave "ahora está en stand by", y que lo más probable es que se postergue al menos hasta la segunda quincena de enero.

En la víspera se informó de esta decisión. "En Juntos por el Cambio afirmaron hasta último momento que, para ellos, el encuentro seguía en pie, pero, al mismo tiempo, indicaron que desconocían si sería ‘el lunes o el martes, y también el lugar’, según señalaron dos fuentes de ese espacio político", informó la agencia Noticias Argentinas (NA).

Asimismo, "fuentes al tanto de las negociaciones confirmaron a NA que el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el gobernador de Jujuy y líder de la UCR, Gerardo Morales, mantuvieron una conversación en la que acordaron que la reunión ‘se haga el 17 o 18 de enero, en el Congreso’", acotaron.

Por otra parte, afirmaron que "fuentes consultadas señalaron que el ‘stand by’ se debe al aislamiento de (Sergio) Massa por el diagnóstico positivo de COVID-19 que recibió su esposa, Malena Galmarini, aunque en la Casa Rosada lo atribuían al malestar por la actitud de los dirigentes nacionales de Juntos por el Cambio".

En el Gobierno de Corrientes hubo ayer silencio al respecto. Se sabe que el mismo Valdés está manejando el asunto de manera directa. Braillard Poccard cumplió su parte al estar en el encuentro representando a la provincia y luego pasar un informe al Mandatario para que le sirva en esta reunión que, al menos por ahora, fue frenada.

Preocupaciones provinciales

La relación con el Gobierno nacional y la marcha de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional es uno de los temas centrales para Gustavo Valdés en su proyección como referente de la oposición en el país. Sin embrago, el súbito aumento de casos de contagios de COVID-19 en esta tercera ola de la pandemia, es otro asunto que acapara la atención de la Provincia. Al respecto, el Mandatario siguió de cerca la situación en este receso "a medias" que se tomó en la feria administrativa decretada por las fiestas de fin de año, según consignaron a época fuentes gubernamentales. Por eso no se descarta que, mañana mismo, Valdés retome su agenda oficial para anunciar medidas de acuerdo a la gravedad de la situación.

FUENTE: DIARIO ÉPOCA