Corrientes 27 °C
Min. 14 °CMax. 28 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/104432
INVESTIGACIÓN

Buscan a un nene de 8 años: sospechan de su padre que se cree un "Mesías"

La Policía de Neuquén investiga la desaparición de Erik, que podría estar con su papá, un hombre de nacionalidad rusa con antecedentes de delirio místico.


 
La Policía de Neuquén busca desde el lunes a Erik Zaitsev Rusakov, un nene de 8 años que habría sido secuestrado por su padre, de nacionalidad rusa que tiene problemas psiquiátricos y llegó a autoproclamarse "Mesías".
Erik estaba en la casa de una familia en Añelo, provincia de Neuquén, mientras su madre está de viaje en Bolivia. El sábado pasado su padre, Kilin Adrian Zaitsev, apareció por la zona e intentó establecer contacto con él aunque lo tiene prohibido.
 
Para el lunes a la tarde Erik había desaparecido y la familia que lo albergaba hizo la denuncia en la Comisaría 10 de Añelo.

"Lo que nos interesa de sobremanera es encontrarlos a los dos, más con estas elevadas temperaturas", expresó el jefe de la dirección Seguridad Añelo, Claudio Vinet, al sitio La Mañana de Neuquén.

Según el sitio, residentes de la zona de Fortín Vanguardia, donde se centra la búsqueda, informaron que un hombre y un chico cruzaron a caballo el río Neuquén en dirección a Rincón de los Sauces, lo que coincide con la denuncia de un puestero por el robo de un animal.

Más de 50 personas intervienen en la búsqueda entre efectivos policiales, bomberos, gendarmes, vaqueanos, integrantes de las comunidades mapuche lof Painemil y Kaxipaiñ.

"Una cosa es buscar a un desaparecido y otra a una persona en fuga, que no quiere que lo encuentren", admitió Vinet.

Delirio místico, cárcel e intento de fuga
La historia de Kilin Adrian Zaitsev es difícil de seguir desde su paso por Siberia, en el norte de Rusia, hasta su llegada a Latinoamérica. El hombre mantiene la nacionalidad rusa pero también la uruguaya y es titular de un DNI argentino de cuando estuvo asentado en la Patagonia.

En 2018 se asentó en Bolivia con su familia y dos años más tarde fue condenado a prisión por violencia de género: según medios de ese país golpeó a la madre de Erik y la policía le encontró municiones entre sus pertenencias, pero no un arma de fuego.

Zaitsev fue arrestado el 19 de febrero de 2020 en Santa Cruz de la Sierra y enviado a la cárcel de Palmasola, en la misma región de Bolivia, donde las autoridades registraron su delirio místico: se hacía llamar Mesías y mostraba sus manos y pies marcados y hasta una herida en su costado.

En 2021 las autoridades del penal de Palmasola notaron la falta de Zaitsev y lo encontraron deambulando por los techos a la espera de un descuido para poder fugarse, informó el sitio EJU.TV de Bolivia.


De acuerdo con ese medio, Zaitsev tiene 34 años, es padre de seis hijos y estuvo un tiempo asentado con su familia en la zona de Vaca Muerta. También vivió en Siberia, donde aprendió quiropraxia en un monaesterio ortodoxo.

Además de atender los huesos de la gente que lo contrataba en ferias de Santa Cruz de la Sierra, Zaitsev predicaba que era el Mesías o bien Manco Kapac (protagonista de las dos leyendas más conocidas sobre el origen de los incas) y que había ido "a llevarse a todos los gringos de Bolivia" para que comenzara una revolución.

Pero eso no ocurrió. En vez, Zaitsev volvió a la Argentina, y ya en Neuquén se acercó a la casa de Añelo donde se encontraba Erik. La familia que cuidaba del chico impidió que lo contactara, pero en un descuido el hombre habría logrado secuestrarlo.

"El sábado lo tuvimos demorado en la comisaría de Añelo por un altercado con un vecino. La familia nos dijo que el hombre padece problemas psiquiátricos", expresó el comisario Vinet.

Fuente: minutouno.com.ar