Corrientes  
Min. 23 °CMax. 36 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/104610
Escándalo

Djokovic no jugará el Abierto de Australia: confirman cancelación de su visa y será deportado

El número 1 del mundo perdió la apelación y no podrá participar en busca de su décimo título en Melbourne

Novak Djokovic en el aeropuerto de Melbourne junto con su entrenador Goran Ivanisevic; fue expulsado de Australia y no podrá defender su título

Ya es oficial. Cerca de las 18 del domingo (las 4 en la Argentina), a menos de 24 horas del comienzo del Abierto de Australia, la Corte Federal de ese país decidió que Novak Djokovic, el número 1 del tenis masculino no podrá jugar el primer Grand Slam de la temporada y deberá regresar tan pronto como sea posible a su país.

El presidente del Tribunal Supremo, James Allsop, fue quien anunció el fallo en nombre de un tribunal compuesto por él mismo y otros dos jueces, en el final de una jornada que había empezado por la mañana del domingo australiano, con una audiencia en el que Novak Djokovic buscó revertir la cancelación de su visa -por segunda vez-, decidida por el Ministerio de Inmigración de Australia. Pero la decisión fue "unánime", y el tenista, además, deberá pagar los costos legales del litigio.

A las 21.43 de Australia (7.43 hora argentina), luego de permitirle retirar sus pertenencias del Park Hotel, el jugador llegó al aeropuerto de Melbourne, acompañado por policías federales. Lo llevaron a un salón VIP, donde aguarda la partida de su vuelo a Dubai, según informa la prensa australiana.

Tras el anuncio, el tenista serbio dijo estar "profundamente decepcionado" por la cancelación de su visado en Australia.

Según la ley, Djokovic se enfrenta además a una prohibición de regresar al país durante tres años, excepto en ciertas excepciones, que pueden incluir "circunstancias imperiosas que afectan los intereses de Australia".

Según la ley, Djokovic se enfrenta además a una prohibición de regresar al país durante tres años, excepto en ciertas excepciones, que pueden incluir "circunstancias imperiosas que afectan los intereses de Australia".