Corrientes 17 °C
Min. 12 °CMax. 21 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/108570
PANDEMIA

La subvariante BA.2 de Ómicron avanza en el mundo

Cuando se la identificó se la calificó como silenciosa, pero los expertos aseguran que el concepto está desactualizado. Preocupación por el repunte de casos de COVID en Asia y Europa

El aumento de casos de COVID-19 que ocasionó en todo el mundo la variante Ómicron del SARS-CoV-2 disminuye, pero los investigadores están atentos a la subvariante altamente transmisible conocida como BA.2.

Y si bien el consenso de los expertos coincide en asegurar que no parece tener la capacidad de impulsar una gran ola nueva de infecciones, la variante podría potencialmente desacelerar la disminución actual de casos y dificultar los tratamientos.

 
De hecho, a medida que muchos países relajan sus medidas de prevención contra la enfermedad sobre la base del descenso de casos, muchos creen que eso pueden facilitar que BA.2 impulse un nuevo aumento de contagios. Un informe del 10 de marzo de investigadores británicos sugiere que eso puede estar sucediendo en las zonas donde empieza a reportarse una suba de las nuevas infecciones.

En simultáneo, los registros de varios países europeos y de China muestran que las infecciones por COVID-19 volvieron a escalar para convertirse en una nueva ola que genera preocupación a las autoridades sanitarias.

 En un principio, BA.1 era mil veces más común que BA.2, desde comienzos de 2022, BA.2 comenzó a encontrarse en una mayor proporción de nuevas infecciones (Reuters)
La variante Ómicron y su subvariante BA-2 son las responsables de los contagios masivos. Por ejemplo, entre el 2 y el 10 de marzo los contagios diarios de coronavirus en Alemania subieron un 19%, en Italia un 17,7% y en Austria un 25,3%. Las cifras han crecido tanto en Alemania que motivaron a que el ministro de Salud de ese país, Karl Lauterbach, calificara abiertamente la situación como "crítica".

La variante Ómicron fue descubierta en noviembre, y rápidamente quedó claro que el linaje viral ya existía como tres variedades genéticamente distintas. Cada rama de Ómicron tenía su propio conjunto de mutaciones únicas. En ese momento, el más común era BA.1, que se extendió rápidamente por todo el mundo. BA.1 fue casi en su totalidad responsable del aumento récord de casos este invierno.

Y si bien en un principio, BA.1 era mil veces más común que BA.2, desde comienzos de 2022, BA.2 comenzó a encontrarse en una mayor proporción de nuevas infecciones, según publicó The New York Times.


Qué se sabe hasta ahora

Todas las versiones de Ómicron son altamente contagiosas, por lo que la variante desplazó rápidamente a las formas anteriores del coronavirus, como Delta. Pero varios estudios hallaron que BA.2 es incluso más transmisible que BA.1.

En Dinamarca, por ejemplo, los científicos examinaron la propagación de ambas subvariantes en los hogares, y descubrieron que las personas infectadas con BA.2 tenían muchas más probabilidades de infectar a las personas con las que compartían una casa que aquellas con BA.1. En Inglaterra, los investigadores descubrieron que, en promedio, le tomó menos tiempo a alguien con BA.2 infectar a otra persona, lo que aceleró su propagación en las comunidades.

A principios de 2022, BA.2 se estaba volviendo más común en varios países. Para febrero, se había vuelto dominante en todo el mundo, desplazando al BA.1, que alguna vez fue dominante. En los Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estimaron que BA.2 saltó al 11% a principios de marzo desde el 1% a principios de febrero, lo que indica que pronto podría volverse dominante en este país también.

Pero eso no significa que los estadounidenses estén en riesgo de una nueva ola de BA.2 que está infectando a mucha gente nueva. A medida que BA.2 se volvió más común en los Estados Unidos, el número total de casos nuevos se redujo en aproximadamente un 95%. En todo el mundo, la cantidad de casos nuevos diarios se había reducido a la mitad de lo que era en su punto máximo a finales de enero.

Pero hay una serie de razones por las que los epidemiólogos dudan de que BA.2 impulse un nuevo aumento masivo de contagios a nivel global.

Estos son algunos puntos clave para entender a BA.2 y lo que se sabe hasta ahora:

- Sería más fácil contagiarse con ella

Todos los tipos de Ómicron son altamente contagiosos, razón por la cual desplazó con rapidez a variantes anteriores como Delta y provocó un inmenso aumento de transmisiones en el mundo. Pero los estudios preliminares sugieren que BA.2 es incluso más transmisible que BA.1. Esta ya se ha convertido en la forma dominante de ómicron en algunos países y está ganando terreno en otros. Su transmisibilidad potencialmente mayor ha generado algunas preocupaciones de que BA.2 podría causar un nuevo pico o podría alargar el actual, pero aún no se sabe si es probable que eso suceda.

- No generaría cuadros más graves

Una característica crucial del aumento de Ómicron ha sido que, si estás infectado con la variante, tus probabilidades de enfermar gravemente, ser hospitalizado o morir son mucho más bajas que con la variante delta o las anteriores. La investigación hasta el momento, incluido un nuevo estudio de Sudáfrica, indica que BA.2 no es diferente de BA.1 en ese aspecto.

- Las vacunas existentes funcionan en su contra

Si bien se sabe que Ómicron ha sido, por lo general, un poco más efectiva que otras variantes en causar infecciones a personas recién vacunadas, las vacunas aún brindan una protección sustancial contra la infección y una protección muy fuerte contra enfermedades graves. Las dosis de refuerzo hacen que la protección sea aún más robusta. Y una vez más, BA.2 no parece cambiar nada de eso: investigadores británicos descubrieron hace poco que las vacunas eran igualmente efectivas contra ambas subvariantes de ómicron.

La variante Ómicron también ha atravesado, mucho mejor que otras variantes, la inmunidad natural adquirida de infecciones anteriores, y se han planteado algunas preocupaciones de que BA.2 podría hacer eso a las personas que contrajeron BA.1 en la ola de Ómicron. Si bien se han reportado tales reinfecciones, hasta ahora han sido extremadamente raras incluso en países donde ahora prevalece BA.2.

Temas en esta nota

coornavirusPandemia