Corrientes 16 °C
Min. 10 °CMax. 17 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/109936
CORRIENTES

Causa Derrumbe: testigo se quebró y narró que debió rescatar heridos

Luego de la declaración de un ingeniero de la firma hormigonera, fue el turno del empleado que descargó el concreto; él expresó que no se hicieron controles en la zona de descarga de la mezcla, postormenta. El lunes sigue el debate.

El reinicio de las jornadas de debate por el trágico derrumbe en el que murieron ocho obreros de la construcción tuvo como protagonistas, ayer, a dos de los cuatro testigos citados, uno de los cuales declaró por casi tres horas por cuestiones técnicas, mientras que otro llegó a quebrarse emocionalmente al recordar cómo en medio de la desgracia se involucró en el rescate de las víctimas del desplome de parte del edificio, ubicado por calle San Martín al 600 de la capital correntina, aquel 22 de marzo de 2012.

Luego de un paréntesis de casi dos semanas, el Tribunal Oran Penal N°1 volvió a los debates por la Causa Derrumbe y los citados en la jornada de ayer fueron: Andrés Meli, propietario de una de las cementeras, el ingeniero Carlos A. Balma y los trabajadores German D. Cuesta y Luis A. Pelozo. Sólo Balma y Cuesta pudieron sentarse ante el tribunal, ya que el primer empresario decidió pegar el faltazo, lo que le valió un pedido por parte de la querella, para ser buscado por la fuerza pública, ya que su propio abogado dijo desconocer la ubicación legal de su representado. En el caos, el cuarto testigo no pudo declarar por falta de tiempo.

Y es que las primeras tres horas de debate, cuarto intermedio mediante, fueron para el ingeniero Balma, quien se explayó en las cuestiones técnicas que hacen a la preparación del hormigón, las distintas cañerías que son utilizadas y cómo es el servicio que prestan en las obras cuando son contratados. Desde la querella indicaron que pudo haber incurrido en algunas contradicciones, aunque no se presentó un nuevo incidente al respecto.

Luego fue el turno de Germán Cuesta, quien el día de la tragedia se encargaba de "tirar el concreto" por la cañería hacia el último piso. "Estaba abajo, cuando me sorprendió un ruido y después dos estruendos seguidos; en el último se desplomó todo. Corté la carga y comencé a subir corriendo porque mi compañero estaba arriba y cuando estaba por el tercer piso bajaba por la escalera "Luicho" –uno de los heridos-; estaba todo ensangrentado, le chorreaba sangre de la cabeza y los brazos. Lo subí en mi espalda y bajamos entre la poca visibilidad", relató el trabajador de la hormigonera contratada para la carga del Tanque de agua que provocó el derrumbe.

Luego se quebró emocionalmente al recordar un incidente con un vecino, mientras rescataba al tercer trabajador herido, que "me reclamaba a gritos que le habíamos roto la casa, mientras retiraban los trabajadores heridos de muerte". Finalmente, confirmó que él y su compañero tenían 40 minutos para descargar ocho metros cúbicos de concreto y luego marcharse para no generar caos vehicular. Recordó que el día anterior hubo una tormenta muy fuerte y pese a ello se descargó la mezcla.

Justamente allí se fijó uno de los puntos claves de la jornada, ya que pese a que el lugar de descarga fue afectado por la tormenta, no se previó un control estricto en los encofrados. La próxima audiencia fue programada para el lunes 4 de abril a las 8:30.