Corrientes 12 °C
Min. 8 °CMax. 15 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/111088
Marcela Tomasella

Autor

NO DEBE HABER IMPROVISACIÓN EN EDUCACIÓN

Cantidad no es sinónimo de calidad

La decisión del Ministro de Educación de la Nación de aumentar una hora de clase más, en el nivel primario, habla de un desconocimiento total de la realidad educativa de todo el país.

Empiezo por aclarar, para que quede clarísimo, que el Ministro de Educación de la Nación es un Ministro sin escuelas. Las mismas fueron transferidas a los Estados provinciales hace muchos años. En un traspaso dudoso y en el que desaparecieron muchos fondos que iban destinados a ese traspaso. Dinero desaparecido que hubiera podido cambiar el Sistema Educativo de las provincias, mejorándolas para la implementación de una Ley Federal de Educación, en ese momento, muy interesante. Sin embargo, los fondos se esfumaron y la educación, para abajo.

El anuncio se hizo previa consulta con el Consejo Federal.

Después de la repercusión mediática, recién se puso sobre la mesa en la reunión de Ushuaia. Cuando las papas ya estaban todas cocinadas y los dinerillos prometidos eran suculentos y de absoluta necesidad para las alicaídas economías provinciales. 19.000 millones. Ufff…

Nuestro país si algo no tiene de federal es la educación. Cada jurisdicción diseña su caja curricular siguiendo las orientaciones de los pedagogos porteños para porteños, más específicamente de CABA.

Hablando de CABA, el 60% de sus escuelas públicas y el 100% de las privadas y confesionales son de jornada completa. Y, por eso, fueron los primeros en criticar la medida. Aunque, después, aflojaron para poder recibir los fondos.

En la provincia de Corrientes, la cantidad de escuelas primarias supera en 3 a 1 a las escuelas secundarias. Ninguna de ellas es de jornada completa, ya que funcionan en turno mañana y turno tarde. Con un organigrama, un calendario anual y una currícula ya establecida y presentada por los colegas para el presente ciclo lectivo 2022, pospandémico. Lo extemporáneo de la medida de Nación evidencia, aún más, el desconocimiento y la falta de consideración hacia todos los integrantes del Sistema Educativo de la mayoría de las provincias. Sean del mismo color o no.

Esta organización viene desde que yo me acuerdo… en mi Goya natal, las escuelas primarias tenían turno mañana y tarde, sean provinciales o nacionales, en esa época. Toda una sociedad organizada en base a ese sistema. Familia, comercio, transporte urbano, colectivitos escolares, cantinas, servicio de limpieza, servicio de comida, entre otros. Todo un mundo adaptado a esa estructura. En todos los sentidos.

 
Nunca, ni antes de la decisión, ni después de la reunión de Ushuaia se convocó a los integrantes e involucrados en el sistema para consultarlos o debatir. Se optó por una salida política, convocar a los gremios, que no representan a nadie, sólo para debatir lo salarial… ¿Y todo lo demás? Puede que sea lo primero, pero… no lo más importante y, ya se le puso fecha de inicio. "Cosas veredes, Sancho".

Una familia tipo en Corrientes está organizada, en un 80%, en base al horario escolar de 8 a 12, generalmente. y al administrativo provincial y nacional de 7 a 13. Sin embargo, hay escuelas confesionales (caso del Colegio Salesiano, numerosísimo, que ingresa a las 7:30; con el cambio ingresaría ¿6,30?). Pensandi…

Estamos terminando el mes de abril, los tutores ya contrataron colectivitos escolares para todo el año, en su turno respectivo. Armaron las actividades extraescolares de sus hijos y las pagaron. Planificaron su propia vida y la de su familia en base a ese horario escolar establecido hace mucho tiempo. ¿Les van a pedir que reorganicen todo para julio? ¿Pudiendo armar y diseñar, mejor, todo, para el ciclo lectivo 2023? Medio tirado de los pelos…

Familias que viven en barrios periféricos muy alejados del centro y que se manejan con la tarjeta SUBE en transporte público que ingresan a los barrios para recoger a estos niños y llevarlos a la escuela, deberían hacerlo una hora antes, de noche cerrada aún en invierno, con la inseguridad, las patotas de las esquinas drogándose o tomando…

En el turno tarde, ingresarían a las 12:30. ¿El almuerzo? ¿El transporte? Son niños de primaria, tienen de 6 a 11 años. No pueden manejarse solos, bajo ningún concepto, en la sociedad actual.

¿En qué momento van a limpiar las escuelas? ¿Volverán a contratar personal de maestranza? ¿Seguirán las empresas privadas de limpieza que no dan abasto? ¿Y la higiene?

Hasta el día de publicación de esta nota, el Ministerio de Educación de la Provincia no ha convocado a una Asamblea Pública de padres, tutores, docentes, no docentes para consensuar y evaluar las medidas a tomar y a seguir. Sólo llamó a los gremios y escuetamente se dirigió a los medios de comunicación.

Considero, desde mi humilde opinión, de madre, tutora y docente de secundaria, que las medidas en Educación deben ser planificadas, experimentadas con pruebas piloto y consensuadas con la Comunidad Educativa.

Esta no siguió ninguno de esos pasos y, para más, se pretende implementarla a mitad del ciclo lectivo… "No tiene pies ni cabeza".

 
¿Qué pasa con los docentes que trabajan doble turno para llevar el pan a la mesa de sus hogares? ¿Quién se encargará de los hijos de esos docentes? ¿Cómo implementarán el aumento de la carga horaria docente cuando cada cargo es de 15 horas? ¿Cómo se modificarán las declaraciones juradas y los llamados a concurso y las titularizaciones con esta nueva carga horaria?

Sería mucho más efectivo y productivo y eficiente educativamente, implementar la jornada completa a partir del ciclo lectivo 2023. Y, ahí sí, cada uno a la escuela que le corresponda por cercanía, sin acomodos en las escuelas del centro superpobladas y las de la periferia con vacantes.

Ahí sí, sin compartir edificio con institutos de Formación Docente u otros establecimientos escolares. Ahí sí, con una planificación pensada, puesta en situación y con la capacitación previa a los docentes.

No debe haber improvisación en educación. Siempre termina perdiendo el educando.

Si buscamos calidad, no empecemos por la cantidad. Empecemos por mejorar las cajas curriculares de la Formación de Formadores y ahí sí, agregarle horas, hasta los cuatro años reales como era en el pasado no tan lejano. Formando docentes aptos para la sociedad actual. Es ahí donde debemos empezar, por arriba, por los que enseñan y no por abajo. Ellos son las víctimas de este sistema obsoleto, retrógrado y de bajísima calidad.

Ojalá no caigamos en una nueva trampa populista. Los correntinos somos corajudos e independientes. Lo hemos demostrado. Que esta no sea la excepción.

Los niños primero.