Corrientes 20 °C
Min. 17 °CMax. 24 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/111773
BUENOS AIRES

Estudiantes brasileños cayeron en la red de una estafadora serial y se quedaron sin departamento

La fecha de ingreso al inmueble era el 2 de enero. La mujer con la que hicieron la operación inmobiliaria les pone excusas desde entonces para entregarles el departamento o hacer la devolución. Mientras, deben muchísimo dinero en habitaciones de hotel.



Más de 50 brasileños tenían la esperanza de llegar a Buenos Aires para comenzar sus estudios e instalarse en los departamentos que habían alquilado antes de viajar. Pero la ilusión se rompió cuando se dieron cuenta de que habían sido estafados por la empresaria inmobiliaria y ahora no tienen dónde quedarse ni cómo volver a su país. "Estamos muy enojados y ya no sabemos qué hacer", expresó a TN una de las víctimas.

 
Bautizada como la "estafadora de Punta del Este", la mujer acusada ha engañado bajo varias identidades y tiene antecedentes penales por alquilar y vender departamentos de manera irregular.

Hace décadas, la mujer de nacionalidad uruguaya se hacía llamar Adriana de la Fuente. Su modus operandi salió a la luz años atrás cuando estafó a cientos de familias argentinas que abonaron el alquiler de departamentos en Punta del Este y no pudieron acceder a ellos.

Se reunía en la Argentina con sus potenciales inquilinos para contarles las comodidades y detalles de los inmuebles. Su profesionalismo les generaba confianza y realizaban el pago sin dudar. Una vez que eso sucedía, las vacaciones que habían planificado se desmoronaban y los dolores de cabeza no cesaban.

    
La acusada, que luego se empezó a hacer llamar Adriana Cifuentes o Adela Galván, finalmente fue procesada por dos delitos de estafa. Eso no impidió que busque a sus nuevos objetivos.

Cómo operaba la estafadora con los estudiantes brasileños


En la Argentina ofrecía el alquiler de un departamento en el barrio porteño de Recoleta. En su mayoría eran jóvenes brasileños que venían a Buenos Aires a estudiar la carrera de Medicina a la UBA. Pedía un pago anticipado: algunos señaban el 9%, otros enviaban el 20% para -de alguna manera- asegurarse el lugar que los iba a albergar entre 6 y 12 meses.

En este caso, el engaño comenzó a fines de 2021, cuando los jóvenes empezaron a planificar su año. Antes o después, todos enviaron el pago por adelantado de su alquiler. El problema fue cuando llegaron al país y se encontraron con que su departamento no estaba. O mejor dicho, estaba ocupado por otras personas.

    

La mujer ponía excusas para no permitirles el ingreso. "Cuando llegaron no había departamento. Les decía que no, que la inquilina anterior tenía coronavirus, mató al tío, a la madre, cambió al abogado veinte veces. Daba todas las excusas posibles y mientras tanto, los mandaba a un hotel", contó a TN Carla Junqueira, la abogada de 10 víctimas.

El engaño no terminó ahí porque les decía que se haría cargo de los gastos del hotel. Sin embargo, los brasileños fueron echados porque no se efectuaban los pagos correspondientes a la estadía.

El testimonio de un estafado: "Estamos muy enojados"


TN pudo hablar con Kevin Crepaldi, un estudiante brasileño de 26 años víctima de la estafadora de Punta del Este, que contó cómo se contactó con ella y las excusas que le puso para no entregarle el departamento.

"Yo empecé a conversar con ella en octubre del año pasado. Me pasaron su contacto brasileños que ya la conocían desde 2019. Según lo que sé, desde 2019 hasta 2021 no hubo grandes problemas. Algunos han tenido que salir antes de la fecha prevista o los han cambiado de departamento, pero nada grave", narró.

Y continuó su relato: "Los problemas empezaron este año. A la mayoría nos dio como fecha de contrato para ingresar el 2 de enero. Tenía que pagar en dos partes por un departamento todo equipado de la calle Guido. Todos pagaban por adelantado y en dos cuotas pagué 6.600 reales (equivalentes a 164 mil pesos)".

    
"Llegué a la Argentina unos días antes, pero esperé que llegue la fecha y le pregunté a Adriana para saber si estaba todo listo para mi ingreso. Como si fuera lo más normal del mundo, me dijo: ‘Desafortunadamente no te puedo colocar en ningún departamento porque tengo problemas en el edificio y hasta el 7 de enero no puede entrar nadie’", enfatizó.

Con furia, Kevin contó que en ese momento no quiso pensar mal de Adriana, que no quiso creer que podría ser una estafa como las que veía en las series y le dio una oportunidad. "Le dije que quería conocerla personalmente porque quería ver en sus ojos a ver si me decía la verdad. El 3 de enero nos encontramos en un restaurante y me dijo un montón de mentiras", señaló. En el encuentro ella le prometió que el 7 de ese mes podría ingresar.

La mamá del joven le advirtió de la posible estafa y le sugirió que pida el dinero: "Cuando le hablé para que me devolviera la plata, me dijo que me iba a pagar la semana siguiente. ‘¿Me garantizas que me vas a devolver la plata?’, le pregunté y los días posteriores me enteré de sus estafas en Uruguay".

    
Una de las tantas veces que la estafadora postergaba el ingreso al departamento y la devolución del dinero a uno de los estudiantes. (Foto: Captura WhatsApp/Kevin Crepaldi)
Desde febrero que la acusada les dice que les va a reintegrar el dinero, pero nunca llega. Incluso contestaba sus mensajes de WhatsApp hasta hace dos semanas prometiendo en vano.

"Todos estamos muy enojados con todo eso y no sabemos qué más hacer. Subió una foto en Instagram como si nada estuviera pasando, pero yo hablo para que Adriana sepa que soy su enemigo", manifestó Crepaldi.

Ante la desesperación, varias víctimas se reunieron y decidieron denunciar penalmente el fraude de esta mujer que los dejó sin dinero y sin casa. Según pudo corroborar TN, la causa está en el Juzgado Criminal N°5 a cargo del Fiscal César Augusto Troncoso.

    
"Luego de la denuncia hicimos un seguimiento con la fiscalía, que investigó y pidió allanamientos. Finalmente allanaron 4 departamentos y la identificaron con huella. No fue detenida ayer porque estaban buscando evidencias de las cuentas", detalló Junqueira y agregó: "Lo que necesitaban para arrestarla era encontrar la relación entre las cuentas brasileñas y ella".

En ese sentido, la letrada remarcó: "Yo hablé con el dueño de las cuentas, que es de una cueva y dijo que no tenía nada que ver. ‘Yo recibía reales y hacía la transferencia en pesos a Adriana, pero si ella no entregó los departamentos yo no puedo hacer nada’, dijo el hombre".

Para la abogada, la mujer tiene la administración de dos o tres departamentos "porque hay chicos que vivieron allí, pero se los alquila a 60 para quedarse con su dinero".

Hasta el momento la estafadora sigue libre y publicando ofertas de alquiler a través de su cuenta de Instagram.

Temas en esta nota

Buenos AiresEstafa