Corrientes 18 °C
Min. 11 °CMax. 19 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/111984
SALUD

COVID prolongado: por qué cantar mejora la dificultad respiratoria

La Ópera de Londres lleva adelante un programa para pacientes con disnea posterior al coronavirus, desarrollado junto con especialistas de los Servicios de Salud. Estos son los resultados

Un equipo de médicos especialistas en respiración del Imperial College Healthcare de los Servicios Nacionales de Salud del Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés) y cantantes de la Ópera Nacional Inglesa (ENO, por sus siglas en inglés) probaron la eficacia de un novedoso programa, denominado ENO Breathe, que ayuda a través del canto a los pacientes que presentan dificultades respiratorias tras haber padecido COVID-19.

Los resultados de la investigación y el trabajo realizado hasta ahora fue publicado en la revista científica The Lancet Respiratory Medicine.

 
El programa ENO Breathe desarrollado por la Ópera Nacional Inglesa usa técnicas de canto para mejorar la calidad de vida de los pacientes con disnea persistente luego del coronavirus. El programa ha sido probado desde septiembre de 2020 en personas residentes en toda Inglaterra.

Los pacientes que participan del programa fueron evaluados por médicos que detectaron que la dificultad respiratoria que padecen es producto de que están atravesando los síntomas del long COVID o COVID prolongado. El programa de seis semanas se imparte en línea, comenzando con una sesión individual, sesiones grupales una vez por semana y una variedad de recursos en línea durante todo el programa. Hasta este miércoles 27 de abril, fecha de publicación del estudio en The Lancet, más de 1.000 participantes habían accedido al programa gratuito.

El ensayo clínico del original método de recuperación de pacientes se llevó a cabo con 150 participantes con disnea continua durante un promedio de 320 días desde el inicio de los síntomas de COVID-19. La investigación fue realizada por especialistas del Imperial College London junto con el equipo del programa del Imperial College Healthcare.

El análisis concluyó que los participantes de ENO Breathe experimentaron una reducción de 10,48 puntos (de 100) en la dificultad para respirar mientras corrían, en comparación con las personas que solo continuaron con la atención habitual. También experimentaron una mejora de 2,42 puntos en el componente mental de la calidad de vida, según lo medido por un cuestionario en línea validado.

De acuerdo con los datos recabados en grupos focales y cuestionarios los participantes del programa dijeron que, cuando complementaron el tratamiento con el programa ENO Breathe, sintieron mejoras en los síntomas. Expresaron que el uso de técnicas de canto y música se adaptaba a sus necesidades.

Pero el método también aportó una mejora general en los pacientes con COVID prolongado que dijeron haber mejorado, no solo los síntomas respiratorios, sino también la ansiedad y, en consecuencia, en su calidad de vida.

Los investigadores dijeron que el 40% de los participantes de ENO Breathe experimentaron una mejora de cinco puntos en el componente mental de la calidad de vida, en comparación con el 17% en el grupo de atención habitual. Esto sugiere que los participantes que más se comprometieron con el programa obtuvieron el mayor beneficio. Aunque el componente físico de la calidad de vida no mejoró más en ninguno de los grupos.

El ENO Breathe consiste en sesiones grupales semanales en línea y recursos digitales, desarrollados con el apoyo de profesionales de la salud, para capacitar a los participantes con herramientas y técnicas para mejorar la forma en que respiran y cómo interactúan con su respiración. El programa está dirigido por cantantes profesionales de la Ópera londinense. El principal aspecto del método es el reciclaje respiratorio a través de técnicas de canto, utilizando como punto de partida musical las canciones de cuna. Para participar no se solicita experiencia ni interés en el canto.

Si bien el llamado COVID de larga duración tiene múltiples síntomas, la disnea es uno de los más habituales. Los científicos aún no han determinado con precisión qué lo provoca y cuáles son los tratamientos más adecuados, pero señalan que muchos factores pueden contribuir, incluido el daño a los pulmones y los tejidos de soporte, el impacto en el sistema nervioso y otros síntomas continuos como la fatiga y la tos.

La dificultad para respirar genera en los pacientes en situaciones de ansiedad que redunda en mayores complicaciones tras la infección por COVID-19 y esto deteriora la calidad de vida.

A partir de enero de 2022, se estima que 1,5 millones de personas en el Reino Unido pueden experimentar síntomas prolongados de COVID.

El autor principal del estudio, el doctor Keir Phillip, miembro de investigación clínica del Instituto Nacional del Corazón y los Pulmones del Imperial College London, destacó que se necesitan "urgentemente tratamientos e intervenciones basados en evidencia para las personas con COVID prolongado, que actualmente afecta a aproximadamente 1 de cada 50 personas en el Reino Unido. Nuestro estudio sugiere que las intervenciones de artes en la salud pueden ser herramientas efectivas para participantes cuidadosamente seleccionados, especialmente cuando tienen éxito. integrado con los servicios clínicos".

"Nuestro estudio sugiere que las mejoras en los síntomas experimentados por los participantes fueron el resultado tanto de las técnicas prácticas de respiración aprendidas, como de la forma creativa, humana y positiva en que se impartió el programa", agregó. La autora principal, Sarah Elkin, médica consultora líder del programa y consultora respiratoria en Imperial College Healthcare NHS Trust, agregó que a medida que se continúe en el camino de salida de la pandemia "es vital que encontremos formas de apoyar a las personas con COVID prolongado que experimentan síntomas debilitantes mucho después de recuperarse de su infección inicial de COVID-19. Es extremadamente importante construir una base de evidencia para programas como ENO Breathe, para que podamos seguir entendiendo la mejor manera de apoyar a las personas con COVID prolongado y realizar mejoras que puedan conducir a mejores resultados".

 Las pranayamas se suman a las recomendaciones de usar ropa clara y beber mucha agua (Getty Images)
"La falta de aire es uno de los síntomas más comunes que experimentan las personas con COVID prolongado. El programa ENO Breathe está diseñado para ayudar a las personas con la afección a aprender a controlar mejor su respiración. Nuestra investigación muestra que es efectivo y el programa ya ha benefició a más de 1.000 personas reclutadas en clínicas post-COVID en todo el Reino Unido", agregó el profesor Nicholas Hopkinson, coautor principal y profesor de medicina respiratoria en el Imperial College London.

En tanto, el presidente de la Ópera inglesa, el doctor Harry Brunjes, dijo: "Estamos extremadamente orgullosos de que se haya demostrado que ENO Breathe ayuda a la recuperación de las personas con COVID de larga duración. Ha sido diseñado para ayudar. Investigaciones como esta demuestran el enorme beneficio que las artes pueden tener cuando se aplican en un contexto médico. Estamos enormemente agradecido a nuestros socios en Imperial College Healthcare NHS Trust por su trabajo dedicado en el desarrollo de este programa con nosotros, y al fenomenal equipo de Imperial College por su minuciosa investigación".

Los especialistas dijeron que el 81% de los participantes del ensayo eran mujeres y que esto es representativo de la población más amplia de pacientes con COVID prolongado.

Los voluntarios fueron divididos en dos grupos. Un grupo integrado por 74 personas formó parte del ENO Breathe durante 6 semanas y el grupo de control, compuesto por 76 personas, continuó con su atención habitual según el servicio médico donde se atendía. Los dos grupos fueron evaluados después de 6 semanas, cuando al grupo de control también se le ofreció la oportunidad de participar en el programa.

En otro centro de salud del Reino Unido también se lleva adelante un programa para ayudar a los pacientes con dificultades respiratorias tras el COVID-19. Emma Tucker, fisioterapeuta respiratoria en la Clínica de Evaluación Post-Covid de Oxfordshire en el Hospital Churchill explicó que el tratamiento incluye controlar los síntomas examinando formas de mejorar la respiración, la postura y el habla. "La técnica más importante para aprender es la respiración eficiente, asegurando que la mayor parte del trabajo lo haga el estómago y no el pecho", apuntó Tucker.

A lo que Livingstone añadió: "Le mostramos a la gente cómo debería ser un patrón de respiración normal y les pedimos que se pongan las manos sobre la barriga para ver dónde debería funcionar el diafragma. Lo importante es que podemos ayudar a solucionar el problema".

Lo importante que los pacientes deben saber es que entrenar su patrón de respiración los ayudará a retomar sus actividades habituales, incluso el deporte. Sólo se trata de ocuparse.

Temas en esta nota

saludCoronavirus