Corrientes 8 °C
Min. 8 °CMax. 15 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/113037
ENTREVISTA EXCLUSIVA

"Esperaba la salida en los jardines para ver si veía su carita": Dramático relato de una madre que busca a su hija hace 29 años en Corrientes

Desde el Gobierno de Corrientes la asisten como víctima de trata, por sufrir el robo y posterior venta de su bebé hace 29 años. Desde el organismo, realizaron presentaciones ante la Fiscalía Federal. ""Me paraba frente a los jardines de infantes y esperaba que salgan para ver si veía su carita", dijo Alicia, en diálogo exclusivo con Radio Dos. 

imagen ilustrativa.

La víctima vivía en el interior de la provincia de Corrientes, en 1992 quedó embarazada, con sólo 16 años. Su padre, muy enojado por esta situación, la entregó a una señora que residía en la Capital correntina, para que se "encargue de ocultar este problema".Esta señora la mantenía en cautiverio, encerrada con llave en una habitación, obligándola a cumplir con tareas físicas forzosas y de limpieza de la casa.

Alicia Enríquez, contó en exclusiva a Radio Dos: "mi hija tendría 29 años en este momento, yo tenía 16 años cuando quedé embarazada, antes cuando quedabas embarazada de tan joven era una deshonra para tu familia, y por eso mi papá me entregó a María Hilda Sosa o Marilyn Sosa, es conocida en Santa Rosa, y con ella me fui a vivir a Capital".

A su vez, Alicia relató: "la mujer me lleva a su casa de empleada, sin sueldo ni nada, yo estaba en el secundario y seguí un mes más en Capital, vivía en 25 de mayo casi Catamarca, frente a un colegio donde iba, dejé de ir cuando creció mi panza, y después se mudaron de este lugar". 

Asimismo, la mujer describió: "en 1992, fue todo esto, yo estaba embarazada y era empleada, niñera, esclava, todo hacía yo, después nos mudamos al barrio Nuevo, cerca del Laguna Seca, no salía, no tenía comunicación con nadie, ni con mi familia, atendía a los 4 hijos de ella".

Al mismo tiempo, comentó: "todo mi embarazo estuve con ellos, hasta Navidad de 1992, cuando ellos me dejaron sola porque ellos se fueron a pasar las fiestas a Santa Rosa, luego vuelven, y un 25 de enero me llevan al Sanatorio Modelo, y ahí di a luz, no sabía si era nene o nena todavía".

Y recordó: "en la semana mi papá se fue a firmar el alta, para que pueda salir, y sé que le anotaron como María Inés, pero no sé el apellido, yo le quería poner Katerine Marlen, al salir de la clínica la señora me dice que la lleva a vacunar a mi hija y que yo vaya a la casa, desde ese día no supe más nada de mi hija".

En ese mismo sentido, Alicia, expresó: "cuando vuelve a la casa, le pregunté por mi hija, y me dijo que no podía tenerla, que ella se fue al extranjero, que no la iba a ver más, que me olvide de ella, que yo era muy chica y de más grande iba a poder tener más hijos, que siga adelante con mi vida".

Y señaló: "yo después me fui de la casa esa, y empecé a trabajar en otro lugar, pero yo no estaba bien, me largaba a llorar, me iba a los jardines de infantes y miraba a las nenas buscando a mi hija".  

A su vez, la mujer expuso: "un día estaba tan mal que lo llamé a mi hermano mayor, llorando, le conté todo lo que me pasó y eso impidió que haga una locura".   

"Nunca tuve a nadie que me ayude, que me diga vamos a salir de esto; lo encontré un día al papá de mi hija y le conté lo que me pasó, se rió de mí y nunca me ayudó, yo le dije que él como Policía tal vez podía acceder a alguna información" mantuvo.

Asimismo, mencionó: "mi hijo de 22 años no sabía nada, nunca quise contarle nada, él siempre me veía mal pero nunca me animaba a contarle, hasta que un día me animé y le conté todo lo que me pasó cuando era chica".

A su vez, Alicia manifestó: "una vez la mujer me citó, me dijo que teníamos que hablar, yo me fui ilusionada, pero otra vez me mintió, me dijo que le dio a un señor mi hija y yo me contacté con él y me dijo que no sabía nada de lo que estaba hablando, o sea que otra vez me mintió esta mujer".

En ese mismo sentido, la mujer, indicó: "me presenté en la fiscalía de Santa Rosa, y me dijeron que siga con un número de expediente desde la fiscalía federal de Corrientes, después me dicen que la causa prescribió".

Si tiene alguna pista sobre su hija, Alicia dijo: "se comunicaron conmigo, me dieron una pista, tengo una leve esperanza, de eso se encarga la justicia, yo no busco líos ni estar enemistada con los padres del corazón de ella, quiero armar una familia grande".

"Ahora tengo el apoyo de mi pareja y mi hijo, me siento bien, porque ellos me acompañan, antes tenía mucho miedo, y ahora no tengo miedo de nada, la fortaleza que tengo es de encontrar a mi hija y contarle toda la verdad" remarcó.

Al mismo tiempo, sostuvo: "mi hija no fue adoptada, fue apropiada, porque yo no estuve de acuerdo, no firme ningún papel, siempre busco la cara de mi hija entre la gente, cuando salgo, intento mostrarme feliz pero siempre busco eso".

Y agregó: "me llamaron de una ONG de Buenos Aires, para hacerme un ADN, y si mi hija quiere hacerse un ADN, estaría dispuesta".

Por su parte, Nicole Jones Romero, abogada de Alicia, expresó: "asesoramos a personas que no pueden pagar un abogado, consideramos que su causa no prescribió, fuimos a la Fiscalía N°1 para poder hacer una nueva denuncia, porque consideramos que ese delito no prescribió, porque presentamos un montón de datos para que se pueda avanzar". 

"La historia de Alicia es sumamente triste, hay una mujer que no conoce su identidad y eso es gravísimo, el sentido común y la normativa internacional acompañan nuestro reclamo, aunque en la fiscalía no quiera escucharnos" destacó.

Mientras que, el doctor Rudy Pérez, enfatizó: "quisiera hacer una reflexión legal, hay una serie de delitos que están definidos en el código penal que sí prescriben, cuando pasa un determinado tiempo, por el contario hay otras serie de delitos de lesa humanidad que no prescriben nunca, y en el medio hay otra serie de delitos que la comunidad internacional los definió, el Pacto San José de Costa rica, establece la prohibición de la trata de mujeres, la Convención de Derechos del Niños, prohíbe la trata, venta y robo de bebés, y otro dato, la Declaración Interamericana de Desaparición  Forzada de Personas, dice que en caso de que una persona este desaparecida o no se sabe su identidad, el delito no prescribe, es un delito continuado y el Estado tiene la obligación de investigar".

Y la doctora Nicole Jones Romero, sostuvo: "es muy difícil encontrarla si nadie la busca, la justicia nunca investigó ni avanzó con la causa por eso no la encontró hasta ahora, hay herramientas para investigar".     

Por último, la doctora Jones Romero, resaltó: "me impacta mucho esto, escuchar toda su historia, me choca, porque para mí no existe esto, me impactó porque esto era muy común en nuestra querida Corrientes hace algunos años, y es algo más habitual de lo que parece".  

El 25 de enero de 1993, dio a luz a una niña, en un Sanatorio de Corrientes Capital. Desde ese día no pudo ver más a su hija, la mantuvieron "dopada, dormida, yo quería ponerle de nombre "Katerine" pero la llamaron "María Inés", relató la víctima. La señora que la mantenía en cautiverio, le arrebató la bebé y le dijo "que ‘estaba muy lejos, que no la busque, que era joven y podía tener más hijos’. Después de eso, escuché una conversación por teléfono donde ella decía que había vendido a mi bebe a gente del extranjero". Esta mujer, que actualmente tiene una edad avanzada, vive aún en la misma ciudad de Corrientes y se sigue rehusando a darle información de donde está su hija.

Hoy la bebé desaparecida tendría 29 años, y su madre víctima de trata nunca paró de buscarla. Acudió a la justicia, haciendo una denuncia en sede Provincial, pero no obtuvo respuesta y la archivaron.

Temas en esta nota

CorrientesTrata de personas