Corrientes 14 °C
Min. 13 °CMax. 16 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/113185
RECLAMA JUSTICIA

Fue abusada por su padre biológico y su mamá no le creyó: "Es muy difícil vivir con éste infierno en la cabeza"

Luciana Aymará, la joven correntina de 19 años, que expuso su grave situación en redes y ante la Justicia, habló con Radio Dos y expresó: "Me hizo falta mi mamá, cuando era más chica era muy compañera, que no entienda que sus únicas hijas no mienten, yo esperaba que haga algo como mi madre". 

Luciana Aymará habló con Radio Dos, y expresó: "estoy muy nerviosa y ansiosa porque haciendo público capaz la justicia haga un poco más rápido las cosas, me dijeron que el legajo ya estaba completo, que tendría que esperar hasta noviembre, por el juicio".

A su vez, de qué sucedió con su padre, comentó: "se le tomó declaración, le llevaron a cámara Gesel, no quedó preso, yo pedí una orden de restricción, aunque él vive en Buenos Aires".

 

 Mis hermanas me insistieron y me apoyaron para que haga la denuncia

 

Asimismo, de cómo empezaron los abusos, la joven, contó: "sucedió todo cuando yo tenía 5 o 6 años, me manoseaba, cuando empecé a crecer ya fue otra cosa, y después empezó a decirle a mi hermana ‘vamos a dormir’, pero nunca hablamos de este tema, después de la denuncia recién conversamos con mi hermana, nos costó mucho hablarlo, mis otras hermanas me insistieron y me apoyaron para que lo haga".  

Y mencionó: "después de que hicimos la denuncia, él nos siguió, nos gritaba, pero ni así le dejaron preso".

Al mismo tiempo, de cómo actuó su madre, Luciana describió: "cuando me fui a hacer la denuncia le conté todo lo que pasó, y le dije que no haga nada, y ella me dijo que le iba a matar, pero había sido que salió de casa para avisarle lo que íbamos a hacer".  

Y manifestó: "ahora hace un año que no le veo, yo muchas veces le pregunté por qué no le echaba, porque ella seguía viviendo con él, después de la denuncia y él después decidió irse a trabajar a Mocoretá, pero ella se fue detrás de él"; y agregó "tuvieron un problema en Mocoretá, volvieron a Curuzú, ella se quedó y él se fue a vivir a Buenos Aires".

 

él le mandaba mensajes a mi pareja preguntando por mí, desde el Facebook

 

"Somos tres hermanas, mi hermana menor y yo somo de una misma mamá y otra es de otra madre, yo estoy trabajando en otro lado y mis hermanas se quedaron en Curuzú"; y señaló: "ellas me ayudaron a que haga la denuncia, yo presentía que mi hermana menor pasaba por lo mismo que yo, pero no me animaba a hacer algo".  

Si confía en la justicia, Luciana, dijo: "no hay avances, pero espero que se haga algo, él tiene que quedar preso, nosotras no mentimos, él es una mala persona".

"Me hizo falta mi mamá, cuando era más chica era muy compañera, que no entienda que sus únicas hijas no mienten y que esta persona no va a estar toda la vida con ella, yo esperaba que haga algo como mi madre" sostuvo la joven.

En ese mismo sentido, Luciana, afirmó: "él era muy agresivo con mi mamá y mi mamá se agarraba con mi hermana menor y yo tenía miedo por ella, él le prometió que ya no le iba a pegar más, cuando se casaron".

Por último, sobre qué respuestas le dio la Justicia, la joven mantuvo: "me dijeron que íbamos a tener una revisación médica, pero hasta el momento no tuvimos esa revisión, sólo una entrevista con una psicóloga, y es muy difícil vivir con esto, mi cabeza no está en orden, a veces estoy bien, otros días no, pienso en mi hermana".