Corrientes 32 °C
Min. 25 °CMax. 36 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/113465
ORGULLO

Maestro correntino censó a caballo a familias de paraje Zapallo: "Fue una experiencia maravillosa" 

Fernando Romero, es un docente de la zona rural de Caá Catí, habló con Radio Dos, sobre su experiencia de ayer, le tocó censar con un caballo prestado, sobre eso contó: "fue impresionante la emoción que me dio, llegar al lugar porque mi mamá se crió en ese lugar, una abuelita de 85 años, me ofreció mate y la censé, todas las familias me recibieron muy bien, muy amables, es muy gratificante trabajar así". "La experiencia ya fue gratificante" resaltó.

"Fue impresionante la emoción que sentí: llegar al lugar donde mi mamá se crió, encontrarme con una abuelita de 85 años que me ofreció mate y la censé. Todas las familias me recibieron muy bien, muy amables, es muy gratificante trabajar así. La experiencia ya fue gratificante", resaltó.

Fernando Romero, comentó: "soy docente, estoy orgullos y feliz de hacer lo que hago, y lo que hice ayer fue un compromiso de todos los colegas del interior y del país también, desde el primer día que nos convocaron para el censo me puse a disposición para cumplir esta tarea".

A su vez, de cómo fue el día, Fernando describió: "un alumno me dijo le llevo de la escuela al Paraje Zapallo en moto y después le consigo un caballo para que siga el camino".

"Fue impresionante la emoción que me dio, llegar al lugar porque mi mamá se crió en ese lugar, una abuelita de 85 años, me ofreció mate y la censé, todas las familias me recibieron muy bien, muy amables, es muy gratificante trabajar así" relató.

Asimismo, el docente, afirmó: "el hecho de cumplir con el trabajo designado te quita toda el hambre, frío, malestar, fue una experiencia maravillosa, no nos importa cuánto nos pagan, si nos pagan, porque la experiencia ya fue gratificante, eran 80 y pico de domicilios, censamos casi 200 personas".

Al mismo tiempo, Fernando mencionó: "después nos reunimos en la escuela de cabecera para el trabajo para relevar las casas, eran entre 15 y 18 kilómetros entre la escuela y el paraje".

Y agregó: "en 2010 ya tuve que censar pero en Cerrito, y tuve un compañero que me llevaba porque había casas deshabitadas y era mucho lo que había que caminar".

Si esperaba esta repercusión en redes sociales, Fernando, mantuvo: "sinceramente no, no quería sobresalir, quería mostrar el día que tuvimos, nosotros como ciudadanos tenemos el compromiso, el entusiasmo y las ganas de que nuestro país salga adelante, que no se olviden de la educación, quiero que mi patria sea la más linda del mundo".