Corrientes 22 °C
Min. 13 °CMax. 22 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/115066
HOJA VERDE

Superficie plantada de yerba mate creció 23% en Corrientes en una década

Entre los años 2010-2020 la superficie plantada con yerba mate en la zona productora de Corrientes creció 23%, pasando de 18.700 a 23.085 hectáreas, la mayor variación positiva respecto a las demás áreas productivas ubicadas en Misiones.

La superficie plantada de Yerba Mate, según información del Instituto Nacional de Yerba Mate (INYM) publicada recientemente, asciende a 209.277 hectáreas lo que implica un incremento de un 18% respecto al 2020, de acuerdo a un informe de la consultora IERAL.

En los primeros cuatro meses del corriente año cayó el ingreso de hoja verde a los secaderos en la zona productora un 53% pasando de 270.282 a 128.200 toneladas debido a la fuerte sequía vivida en la región principalmente en los últimos meses del 2021 y primeros del 2022 lo cual, las limitaciones a las plantaciones impuestas por el INYM a partir de este año, tendrá efectos muy claros en el mediano plazo.

En dicho período la yerba mate elaborada (molida y envasada) cayó 2 por ciento pasando de 92.438 a 90.815 toneladas, mientras que las exportaciones registraron un crecimiento del 1% en volúmenes y de un 3% en montos.

Dentro de la zona productora, hay distintas zonas agroeconómicas las cuales son determinadas entre otras cosas por la cultura del lugar. En Misiones está dividida en cinco zonas mientras que la provincia de Corrientes está representada por la zona noreste de esta provincia.

La zona Centro de Misiones, es aquella que posee la mayor superficie plantada con esta infusión que en el 2010 tenía 56.800 hectáreas y en el 2015 cayó un 14%. A partir de ese momento y hasta el 2020 recuperó algo de lo perdido y atenuó la caída a un 9% respecto a la superficie del 2010.

La zona Sur, Oeste y Noroeste de Misiones siguieron la misma tendencia que la zona Centro, o sea que entre el 2010 y el 2015 cayó el área sembrada para luego recuperar parte de la caída hasta el 2020.

Particularmente la Zona Sur empezó el 2010 con 35.350 hectáreas y terminó el 2020 en 27.579 hectáreas (mostrando una caída de del 22%), la zona Oeste cayó un 20%, (con 32.520 hectáreas en el año 2010 y 25.948 hectáreas en el 2020) y la zona Noroeste tuvo una caída del 30% (en el 2010 tuvo 22.080 hectáreas y 15.495 hectáreas en el 2020).

Distinta es la situación en la zona Noreste de Misiones donde el área plantada creció un 15% (pasando de 29.550 a 33.918 hectáreas) y en la zona Corrientes también creció 23% (pasando de 18.700 a 23.085 hectáreas). Suponemos que estos incrementos obedecen a que son zonas nuevas para esta infusión sumado al conocimiento que se generó en los últimos años que permitió mejoras en este cultivo.

Los cambios registrados en 2015 pueden explicarse por un distinto tipo de relevamiento ya que, ese año además de declaraciones juradas, se realizó un relevamiento fotográfico de toda la zona productora, según los investigadores Gerardo Alonso Schwarz y Juan Cuevas de IERAL.

A su vez, cabe mencionarse que, este año el Instituto Nacional de Yerba Mate (INYM) publicó para el corriente año que la superficie de este cultivo en la zona productora asciende a 209.277 hectáreas lo que implica un incremento de un 18% respecto al 2020 (177.530 hectáreas).

En Misiones el área sembrada es de 181.890 hectáreas lo que representa un incremento del 18% en los últimos dos años (totalizando 154.445 hectáreas), mientras que en Corrientes el incremento es de 19%, (alcanzando las 27.387 hectáreas).

Los incrementos en esta variable durante los dos últimos años obedecerían principalmente al alto precio de la materia prima vigente los últimos años y, en muy menor medida, a la entrada en vigencia a partir de 2022 de la resolución 170/21 del INYM, la cual establece que cada productor inscripto en el Registro de Operadores del Sector Yerbatero podrá plantar por año hasta cinco hectáreas de nuevas plantaciones de yerba mate, lo cual hizo que antes de que entre en vigencia dicha resolución más de un productor declaró sus hectáreas con yerba mate en etapa de maduración o incluso se decidieron nuevas plantaciones.

PRODUCCIÓN DE HOJA VERDE

A diferencia de los cultivos anuales, la yerba mate es un cultivo perenne. Esto quiere decir, al menos hasta que dure su vida útil, que se planta una sola vez y luego se realizan tareas culturales para su buen desempeño.

En la época del año de esplendor de la planta, se realiza la cosecha. En base a datos de las declaraciones juradas presentadas ante el INYM, la producción de hoja verde en todas las regiones de la zona productora creció entre el 2010 al 2017 y durante este año disminuyó la producción de esta infusión producto de una abundancia de precipitaciones en los meses de cosecha.

A su vez desde 2017 hasta el 2021 la producción continuó con su ritmo de crecimiento.

Particularmente crecieron la zona Centro su producción de hoja verde 40% pasando de 231.934 a 324.292 toneladas, la zona Noreste 59% pasando de 133.910 a 212.497 toneladas, la zona Oeste 10% pasando de 75.241 a 82.948 toneladas, zona Sur 37% pasando de 80.129 a 110.005 toneladas y la Zona Corrientes 0,4% pasando de 108.714 a 109.134 toneladas mientras que la zona Noroeste cayó 21% pasando de 54.836 a 43.220 toneladas.

En los primeros cuatro meses del corriente año respecto a igual período del año pasado cayó el ingreso de hoja verde a los secaderos en la zona productora un 53% pasando de 270.282 a 128.200 toneladas debido a la fuerte sequía vivida en la región principalmente en los últimos meses del 2021 y primeros del 2022.

RENDIMIENTOS PRODUCTIVOS

Se observa que los menores rendimientos son los de la zona Noroeste, Oeste y Sur lo cual obedece a que son zonas en donde se realizaron las primeras plantaciones de yerba mate y en muchos casos no hubo reposición de plantas nuevas por plantas que cumplieron su ciclo.

En el otro extremo, se ubican las zonas de Corrientes, Noreste y Centro que por un lado hay plantaciones nuevas (principalmente la zona Noreste de Misiones) sumado a la mayor densidad de plantaciones que hay en estas zonas entre otras cosas.

En general todas las zonas productivas tuvieron un crecimiento hasta el 2016 inclusive, en donde se destaca zona Centro 45%, zona Noroeste 37%, zona Noreste 32%, zona Oeste 43%, zona Sur 76%, mientras que en la zona Corrientes cayó un 9%.

En el 2017 producto de una abundancia de precipitaciones en los meses de cosecha hizo que cayera el rendimiento toneladas por hectáreas 16% en promedio de las seis zonas. A partir de ahí hasta el 2020, hubo una recuperación de esta variable en zona Centro (26%), zona Noreste (14%), zona Oeste (3%) y zona de Corrientes (4%) mientras que cayó en zona Noroeste (4%) y zona Sur (1%).

MERCADO INTERNO

Teniendo en cuenta que en la actualidad se carece de un indicador de venta de paquetes de yerba mate, consideramos oportuno analizar el comportamiento del indicador yerba mate elaborada salida de molino que es una aproximación a la venta de este producto en góndola.

La yerba mate a salida de molino creció el 13% entre el 2010 al 2021.

En los primeros cuatro meses del corriente año respecto a igual período del año pasado la yerba mate elaborada cayó 2 por ciento pasando de 92.438 a 90.815 toneladas.

Al buscar explicaciones de este incremento, tenemos el consumo aparente que es la yerba mate elaborada salida de molino para consumo interno por año dividido la población total a nivel nacional proyectada por el INDEC para los distintos años. Estos cálculos nos muestran que el consumo aparente de esta infusión en el 2010 fue de 6,15 kilos per cápita por año, el cual tuvo una caída hasta el 2016 del 6% (con 5,78 kilos per cápita por año) y de ahí hasta el 2021 creció 7% ubicándose en 6,17 kilos per cápita por año.

El otro dato a destacar es que en la población proyectada por el INDEC creció un 12% en el período 2010 al 2021 y si comparamos respecto a la población del 2001 el crecimiento de la población fue de 26%.

EXPORTACIÓN

Otra variable relevante del sector son las ventas al mercado externo en toneladas en donde se aprecia que desde el 2010 hasta el 2017, esta variable disminuyó un 29%, mientras que desde esa fecha hasta el 2020 creció un 50% con un volumen de 41.783 toneladas de yerba mate elaborada. Esta variable en el 2021 respecto al 2020 cayó un 22% producto de varias razones aunque entre ellas se destacan las dificultades logísticas, como ser la escasez de contenedores.

En los primeros cuatro meses del corriente año respecto a igual período del año pasado esta variable creció uno por ciento pasando de 9.268 a 9350 toneladas.

Dentro de las exportaciones además de analizar esta variable en toneladas es relevante analizar la misma pero en valor, en donde se aprecia que creció un 154% desde el 2010 hasta el 2015 pasando de 42,9 millones de dólares a 109 millones de dólares y desde el 2015 al 2021 disminuyó un 35% pasando de 109 a 70,7 millones de dólares.

Aún así las exportaciones de yerba mate crecieron en valor un 65% mientras que en volumen disminuyeron un 16%.

Las variaciones en precios promedios y montos totales de las exportaciones se explican por la distinta relevancia de las exportaciones de yerba mate canchada, molida a granel o envasada además de otros aspectos relacionados a la gestión comercial.

Dentro de este marco, se observa que en los primeros cuatro meses del corriente año respecto a igual período del año anterior las exportaciones en valores crecieron un tres por ciento pasando de 20,3 a 20,9 millones de dólares.