Corrientes 14 °C
Min. 11 °CMax. 16 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/116460
En Buenos Aires

"Ellos le quitaron la vida a mí hija": habló la mamá de la joven asesinada por correntinos

Carlos Hernán Entivero (39), oriundo de San Roque, y a su madre, Amelia Itatí Lezcano (56), fueron condenados ayer a cadena perpetua por el femicidio de la joven chaqueña Stella Maris Ramírez (26), ocurrido en agosto de 2019. María Estela Soberón, madre de la joven dialogó en exclusiva con Radio Dos. "Voy a estar atenta a que se cumplan lo que corresponde, ellos no van a tener paz", dijo. 

El femicidio de Stella Maris, ocurrió en la localidad bonaerense de Lima, la joven chaqueña vivió en San Roque donde conoció a Ontiveros, y luego se mudó. Cuando ocurrió el hecho, Amelia Itatí Lezcano, madre del femicida fue a Buenos Aires. Ambos fueron sentenciados a prisión perpetua. 

María Estela Soberón, madre de Stella Maris Ramírez, habló con Radio Dos y expresó: "estoy muy conforme es lo que desde el primer momento pedimos, es lo que requeríamos no paramos hasta lograrlo".

Del rol de Amelia Itatí Lezcano madre del femicida, manifestó: "ella fue partícipe del asesinato de mi hija, su hijo lesionó a mí hija, a los dos días de esto Lezcano llegó desde San Roque a Lima, Buenos Aires, solo ellos dos saben lo que hicieron con la vida de mi hija, la sospecha que tenemos es que ella fue quien la asesinó".

Y señaló: "cuando nosotros llegamos a Lima sospechábamos que ellos dos eran los únicos autores del hecho".

En ese mismo sentido, de la libertad que contaba Lezcano durante el juicio, la madre de la víctima de femicidio, mantuvo: "me molestó que le hayan dado la libertad, nunca me explicaron por qué ella estaba en libertad".

A su vez, María Estela, destacó: "no sabemos dónde está, pero voy a ir hasta el juzgado a preguntar cómo se va a proceder, no me voy a quedar quieta", y agregó: "me sorprendió que ella esté viendo todo, sabiendo que iba a ser condenada".

Asimismo, si deberían haber ordenado la custodia para evitar el peligro de fuga de Lezcano, la madre de Stella Maris, consideró: "el tribunal se hará cargo de cómo se manejará eso, voy a estar atenta a que se cumplan las cosas como corresponde, hasta que no vea que la vida de ellos se termina no voy a parar, ellos no van a tener paz, le fundieron la vida a mí hija".

"A nosotros nos falta una hija, una hermana, a mi nieta le falta su mamá, no estamos felices porque falta ella en nuestra vida, la felicidad no existe más, la perpetua fue para nosotros un pequeño respiro, sabiendo que nunca más le van a jugar" sostuvo.

Asimismo, María Estela, remarcó: "cuando yo me enteré que mi hija estaba con él no me gustó nada, me puse a averiguar sobre él, cómo era, acá en San Roque lo conocían, las referencias que tenía eran pésimas, a todas sus parejas le molió a palo, les destruyó la vida y a mi hija la terminó matando".

Si la conocía a Lezcano, la madre de Stella Maris, mencionó: "en San Roque viví cinco años, de ahí le conoció mi hija a Ontiveros, a Lezcano la conocía de vista, nunca tuve una relación con ella, siempre la veía pasar con esa mirada, nunca me cayeron bien".

Y expuso: "se notaba desde ese momento de que la seguía a mi hija, la quería enganchar, la relación fue muy rápida, ellos empezaron a salir y al poco tiempo ya se fue a vivir a Buenos Aires".

"Ella no puede seguir libre en la sociedad porque está condenada" destacó.

De las declaraciones de los dos condenados, durante el juicio, Estela Maris, enfatizó: "Ontiveros dijo que mi hija y la nena eran su motor y que él no sabe nada, no se acuerda nada lo que pasó, lloró, pero no me tocó ni un poquito el corazón, eran lágrimas falsas, y Lezcano dijo que ella quería mucho a mi hija y a su nieta, que ella no es una asesina, y lloraba, pero yo no les creo".

"Eran lágrimas de psicópata y no conmueve a nadie por eso llegaron a donde llegaron y ahora están condenados" finalizó.

JUICIO

El Tribunal Oral en lo Criminal Nº 1 de la Provincia de Buenos Aires condenó este miércoles al correntino Carlos Hernán Entivero (39), oriundo de San Roque, y a su madre, Amelia Itatí Lezcano (56), a cadena perpetua por el femicidio de la joven chaqueña Stella Maris Ramírez (26).

Ambos estaban acusados de ser coautores del delito de "homicidio doblemente calificado por tratarse la víctima de una persona con quien uno de los autores mantenía una relación de pareja conviviente y por ser cometido por un hombre contra una mujer, mediando violencia de género".

EL CRIMEN

El asesinato ocurrió el 2 de agosto de 2019 en una vivienda de la localidad de Lima, Zárate, provincia de Buenos Aires. Eso se sabe porque los vecinos que vivían al lado de la casa Entivero escucharon una discusión fuerte entre la víctima y su pareja.

Luego oyeron un ruido fuerte y siguió el silencio total. Lo más raro vino después, cuando el agresor salió de la casa en su camioneta a toda velocidad. Lo que se cree es que huyó para deshacerse del arma homicida, que de hecho no fue encontrada hasta el día de hoy.

Temas en esta nota

FemicidioCorrientes