Corrientes 22 °C
Min. 13 °CMax. 22 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/116698
Gustavo Vexelman

Autor

RUMBO AL CINCUENTENARIO DEL PUENTE BELGRANO

Un archipiélago de islas artificiales alineadas

Hemos comentado que la parte de apoyo del puente se efectuó en el lecho mediante pilotes, estos se unían solidariamente en la superficie a través de macizos robustos llamados cabezales, cuando comenzaron a visualizarse varios cabezales alineados a lo largo de lo que iba a ser la posición de las superestructuras semejaban una pequeña isla en el medio del río o cerca de ambas costas.

La observación de estas pequeñas islas de hormigón daba un espectáculo de día y de noche con muchas luces a todo aquel habitante que se acercaba a observar su evolución, y la sensación de admiración y alegría era compartida por todos comentando que…. "ahora sí comienza el puente y muy pronto lo veremos arriba, erguido mostrándonos como realmente será", la gran mayoría del público no sabía de las formas que adoptarían las estructuras ni imaginaba que la parte principal sería suspendida con tensores llamados "obenques".

Mientras tanto las lanchas de pasajeros, balsas de vehículos particulares y barcazas de transporte comercial circulaban por la zona casi como despidiéndose de a poco presagiando el resultado de la conexión terrestre y la próxima interrupción del servicio fluvial con la consiguiente disminución de los movimientos de los puertos del complejo ribereño Barranqueras, Corrientes y Antequeras.

   UNO DE LOS CABEZALES EN ÉPOCA DE CRECIENTE.
Esas "islas" eran objeto de trabajos de construcciones muy robustas y que permitirían elevarse hasta alcanzar las alturas del proyecto, cada una tenía el número que se le había dado de acuerdo al orden en el río desde la margen izquierda del río (costa correntina) en sentido creciente hasta la margen derecha (costa chaqueña), en total eran 16 islas pero había dos que emergían con mayor tamaño, estas eran la Nº5 y Nº6 casualmente las que estaban más separadas entre sí.

A continuación hacia un lado y hacia el otro, una fila de otras islas en cada caso y mayor cantidad hacia el Chaco. Esto daba una idea en principio contradictoria si se pensaba que el tramo principal del puente debiera estar en el medio del tramo.

El lector recordará que en la nota publicada el pasado 12 de junio, en esta misma sección, mostramos un perfil transversal del río en correspondencia con la posición que tendría el puente, allí podemos notar claramente que más cerca de la costa correntina existe una depresión más pronunciada dando mayor profundidad en ese sector del río, es lo que denominamos canal de navegación y esto tiene su correlato en el proyecto.

Allí estarán la parte principal más amplia y alta para el mejor traslado por la superficie del río de los buques de mayor porte.

En cada isla artificial había torres metálicas, encofrados, pontones de servicio amarrados, grúas, materiales, insumos, equipos de herramientas de todo tipo poco tradicionales, embarcaciones de servicio (lanchas, remolcadores, de carga) y por supuesto personal de distintos gremios y tareas específicas.

   CONJUNTO DE CONSTRUCCIONES ELEVÁNDOSE SOBRE LOS CABEZALES.
El trabajo era intenso y se desarrolló varias horas más al día y parte de la noche con iluminación esplendorosa que mostraba un espectáculo inédito para el paseo en la costanera correntina, rompiendo su parsimonia de aquellos años, dinámica sólo levemente modificada en algunas etapas de esas islas por alguna crecida del río de niveles mayores de lo habitual; por suerte no se produjeron atrasos importantes para los trabajos.

[email protected]

www.facebook.com/estudioingeve