Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/11694

Coudet se cansó y separó a Ricardo Centurión del plantel de Racing

El mediocampista había empujado al entrenador antes de ingresar durante el segundo tiempo del partido del domingo en el Monumental. 

La bronca fluía en el vestuario visitante, mientras todavía se escuchaba por los altoparlantes del Monumental un tema de Damas Gratis y Viru Kumbieron. “No te creas tan importante”, rezaba el estribillo, que los hinchas bailaban felices por el inapelable triunfo de River. Y parecía a la medida de Ricardo Centurión. 

Otra vez, el volante ofensivo de 26 años quedó en el centro de la tormenta por su inconducta. Los gestos que le hizo a Eduardo Coudet fueron elocuentes. Y el Chacho está muy enojado. A tal punto, que decidió separarlo del plantel.

“Racing es un club ordenado y si alguien pone los pies afuera del plato, vamos a reaccionar. Hoy voy a hablar con el Chacho y vamos a apoyar lo que él decida”, le dijo Víctor Blanco a Clarín. El presidente estará en la práctica vespertina. También, el secretario técnico, Diego Milito. No obstante, será algo formal. Coudet charló con ambos y resolvió cortar por lo sano. Se hartó. ¿Será definitivo o sólo por algunos partidos? 

Es que anoche el Chacho volaba. Cuando decidió el ingreso de Centurión, a los 22 minutos del segundo tiempo, el jugador le tiró la pechera, le dijo “¿ahora me ponés?” y ninguneó al entrenador. En un momento, quedaron cara a cara. Al mediocampista no le gustó que lo mandara a la cancha con la derrota consumada. “Pisala ahora, la puta que lo parió”, bramaron las tribunas.

El recuerdo de la última vez en Núñez, cuando fue expulsado en la Copa Libertadores y se cruzó con Enzo Pérez, se hizo carne. Aquella noche, tan negra como la del domingo, se retiró de la cancha haciéndose la franja de Boca sobre la camiseta de Racing, una actitud que le valió reproches de los hinchas.

“Centurión es así; un tipo que se pinta la camiseta de Boca, que te hace un golazo o en el medio de la concentración grita que la comida no es buena delante de todos. Sabíamos lo que traíamos”, deslizó un allegado al plantel en diálogo con Clarín. Impredecible y díscolo, los modos de Centurión cansaron a Coudet, que pateó el tablero. De otro modo, iba a quedar demasiado debilitado. 

"La imagen fue muy fuerte. ¿Cómo se para delante del plantel después de semejante desautorización?", se escuchó en los pasillos del Cilindro. Por otro lado, ya sabía que no iba a contar con él para el choque contra los brasileños, correspondiente a la Copa Sudamericana. El volante está suspendido por su expulsión en la Libertadores.

Los dirigentes le dieron vía libre al entrenador, más allá de que sus posturas son encontradas. Algunos no lo quieren ver más; otros, prefieren explotar su talento. Para el grupo es importante. Pero actitudes como las del domingo no suman y generan tensión. Racing, así y todo, sigue puntero, con siete fechas por delante, la última ante Defensa y Justicia Avellaneda. Eso sí, la derrota contra River fue tan dura que Coudet podría poner titulares ante Corinthians. Un buen resultado en San Pablo reforzaría el ánimo para encarar la recta final.