Corrientes 16 °C
Min. 13 °CMax. 26 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/117704
ANIMALES

Los motivos detrás de la aparición de pumas en las ciudades y los recaudos a tomar en caso de ver uno

Se trata de felinos autóctonos que pocas veces atacan a las personas. El por qué de su deambular en las zonas urbanas y los métodos para ahuyentarlos.


En los últimos días, las noticias de pumas caminando por Villa Gesell o matando a un perro caniche en San Juan llamaron la atención de la prensa y pusieron en alerta a los vecinos. ¿Por qué aparecen y qué hacer en esos casos?

 
"Puede haber dos posibilidades: una que es lo que pasó en Gesell que es que los animales se están dispersando. El puma es un animal autóctono y está recolonizando. Al haber más presas para que se alimente, hay menos tareas rurales y hay menos actitud de caza. La gente caza mucho menos y la población de puma se está recuperando", explicó a TN Manuel Jaramillo, director de Vida Silvestre

"Otra posibilidad es que haya gente que tiene pumas en cautiverio y los suelta. Es fácil reconocerlos porque frecuentemente tienen las uñas cortadas y los dientes limados", agregó.

El puma no es un animal exótico, sino que es autóctono de la Argentina y en especial de Buenos Aires. Originariamente, estaba presente en todas las provincias del país, a excepción en Tierra del Fuego. Gracias a que retrocedió su cacería y también la de sus presas, los pumas ahora tienen más alimento a disposición. "Eso es algo bueno", señaló Jaramillo. "Hay que aprender a convivir con los animales que de a poco están recuperando el territorio. Necesitamos una ciudadanía más acostumbrada y con más tolerancia a los animales silvestres. También con más preparación de los sistemas de emergencia ante estas situaciones".

Qué hacer ante la aparición de un puma


Si bien hay poquísimos registros de ataques de pumas a humanos, sí puede ocurrir en situaciones específicas. Por ejemplo, que el animal esté herido, que se sienta acorralado o que detecte peligro hacia sus crías. "Lo mejor es generarles una vía evidente de escape y asustarlos, pero sin atemorizarlos tanto para que ataquen", explicó el experto. Si uno se cruza con un puma debe parecer más grande, levantar los brazos y agitarlos enérgicamente. Si se encuentra con un niño, subirlo sobre los hombros.

Sin embargo, cuando el animal aparece de manera recurrente es necesario capturarlo (mediante un llamado a autoridades de fauna) para reintroducirlo en su ambiente natural.

Temas en esta nota

PUMA