Corrientes  
Min. 16 °CMax. 24 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/118642
SANTIAGO DEL ESTERO

Un policía disparó contra un grupo que le apedreó la casa: un muerto

Según testigos, la víctima no participaba del ataque sino que estaba tratando de convencer al grupo de irse.



Un confuso episodio tuvo lugar esta madrugada en el barrio santiagueño de Siglo XXI, cuando un policía mató a un joven de 19 años de dos balazos luego de disparar con su arma reglamentaria contra un grupo de jóvenes que apedreaban su casa.

 
Se trata del oficial Diego Arévalo, que se encontraba con tres colegas en su casa al momento del violento episodio y fue detenido horas después.

Según la reconstrucción de los hechos realizada por las autoridades, cerca de las 6:00 un grupo de jóvenes volvía de una fiesta y pasó por la puerta de la casa del policía.

 
Allí se inició una fuerte discusión, en la que se insultaron mutuamente y se invitaron a pelear. Arévalo ingresó a la casa, salió con un rifle de aire comprimido y comenzó a disparar al aire para disuadirlos. En ese momento, el grupo se alejó y se fue a una plaza ubicada en las cercanías, donde se quedaron un rato más.

    
Al amanecer, algunos de los que quedaron quisieron volver a la casa del efectivo para seguir con la disputa. "Querían pelear mano a mano, de igual a igual", detalló el diario El Liberal. Cuando volvieron al domicilio de Arévalo, encontraron que estaba todo cerrado. Por ese motivo rompieron el cordón para juntar cascotes y comenzó una incontrolable lluvia de piedras a la casa.

 
Allí apareció en escena Roque Jesús Barraza, un chico de 19 años que era amigo del grupo, pero que -según los primeros testimonios- no había estado con ellos durante la noche. De hecho, fuentes del caso afirman que habría tratado de convencerlos para que dejen de tirar piedras y se vayan.

Al notar que los jóvenes seguían ahí, Arévalo tomó su arma reglamentaria y disparó contra el grupo. Barraza recibió dos impactos de bala que le costaron la vida y murió en el acto.

Sus amigos, desesperados, pidieron auxilio pero minutos después se dieron cuenta de que no tenía signos vitales. Ni bien se confirmó la muerte del chico, amenazaron con quemar la casa del policía, que fue detenido y debió ser escoltado para protegerlo.

La fiscal Dra. Celia Mussi trabajó en el lugar y dispuso que sea Gendarmería Nacional quien realice la investigación del crimen ya que el acusado es parte de las fuerzas policiales. La justicia además puso una escolta permanente en el hogar de Arévalo a raíz de las amenazas de los familiares de Barraza.

Familiares y amigos despiden a Jesús, el joven asesinado


En las redes sociales, familiares y amigos lloraron la tragedia. "Hoy se nos fue ‘Chuna’ Jesús Barraza. Te voy a recordar siempre con ese corazón gigante que tenías como siempre. Jóvenes, la noche de ahora no es la misma de antes cuídense mucho", escribió Leandro, uno de los más cercanos.

"Hoy nos toca despedirte, dale fuerzas a tu madre y hermanos", publicó otro usuario y reclamó justicia por "otro caso de gatillo fácil".

Temas en esta nota

HomicidioPolicia