Corrientes  
Min. 14 °CMax. 27 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/118734
SALUD

Viruela del mono en niños: consejos para ayudar a los padres a prevenir el contagio

Es muy poco probable que los menores contraigan este virus, según los expertos en Pediatría: de los 15.000 casos que se informaron a la OMS, menos de 75 se produjeron en chicos.



En las últimas semanas, el brote de viruela del mono se ha vuelto cada vez más generalizado y preocupante. Las últimas cifras de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) sitúan el recuento de casos confirmados en unos 5.189 en los Estados Unidos y más de 22.000 en todo el mundo, lo que llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a declarar el virus como una emergencia de salud pública de alcance internacional.

 
Hasta el momento, se sabe que el 96% de los casos positivos fue en hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, incluyendo a personas bisexuales. Pero ¿qué pasa con los niños? ¿Cuál es el riesgo real de que se contagien de este virus?

Hasta el momento, en Estados Unidos se confirmaron dos casos de menores contagiados: uno de California y un bebé del Reino Unido mientras vacacionaba junto a sus padres en ese país. Los CDC dijeron que es probable que ambas infecciones se deban a la transmisión doméstica (mediante abrazos o artículos de uso cotidiano como ropa de cama, etcétera).

 
No obstante, para los pediatras es muy poco probable que los menores de edad contraigan esta enfermedad. "De los 15.000 casos que se informaron a la OMS, menos de 75 se produjeron en niños", le dijo a Health Aniruddha Hazra, médico de Enfermedades Infecciosas y profesor asistente de Medicina en la Universidad de Chicago. Y añadió: "No creo que en este momento los niños sean realmente un grupo de riesgo frente a este virus".

    
Los niños tienen muy bajo riesgo de contagio de la viruela del mono. (Foto: Adobe Stock)
En la mayoría de los casos, la viruela del mono se propaga a través del contacto cercano y prolongado de piel con piel. "El brote actual se transmite principalmente a través del contacto íntimo entre hombres que tienen sexo con hombres", dijo Hazra. Si bien cualquiera puede contraer la viruela del mono, por ahora, la mayoría de los casos se registra en ese grupo poblacional, por lo que las autoridades globales sugirieron extremar los cuidados en las prácticas sexuales y, en lo posible, reducir la cantidad de parejas sexuales.

Karen Edwards, profesora de Epidemiología y Bioestadística en el programa de salud pública de la Universidad de California en Irvine, sostuvo en diálogo con Health que la viruela del mono se puede propagar a través de gotitas de saliva o "contacto con ropa contaminada y otros artículos compartidos", aunque no es lo más común. "La mayoría de las infecciones se deben al contacto directo con alguien que tiene un sarpullido activo, es decir, lesiones cutáneas", aclaró.

Según la especialista, los niños no parecen contraer la viruela del mono por contacto en lugares públicos, como piscinas, escuelas, clubes y vestuarios. Esto también puede deberse al hecho de que el virus generalmente requiere un contacto íntimo y prolongado para propagarse.

Los niños menores de 8 años corren un mayor riesgo de tener síntomas graves de viruela del simio, según los CDC, aunque en general, durante este brote, los signos físicos han sido leves.

El síntoma más distintivo es el característico sarpullido parecido a un grano, pero los signos físicos adicionales incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos y agotamiento generalizado. "El virus también puede desencadenar síntomas respiratorios como dolor de garganta, congestión nasal o tos", según los CDC.

Al igual que con otras enfermedades, los recién nacidos y los niños muy pequeños son más vulnerables debido a que sus sistemas inmunológicos son más débiles.

"Probablemente los bebés estarán en mayor riesgo que los niños", sostuvo Carl Abraham, profesor asistente de Ciencias Clínicas en el Instituto Tecnológico de Nueva York, Facultad de Medicina Osteopática. Sin embargo, agregó que es difícil saberlo con certeza debido a la pequeña cantidad de casos confirmados en menores de edad durante este brote.

Se ha informado que los dos niños que se infectaron con la viruela del mono en Estados Unidos están bien de salud y están recibiendo tratamiento con un medicamento antiviral llamado TPOXX. Si bien no existen tratamientos específicos para esta enfermedad, TPOXX es una terapia que, según los estudios, es segura para personas sanas y que puede causar solo efectos secundarios menores.

Además, los expertos sostienen que los niños que estuvieron o podrían haber estado expuestos a una persona con viruela del mono pueden recibir una vacuna llamada JYNNEOS (aprobada por la FDA) que, según los CDC, está disponible para los menores de edad a través de protocolos de uso ampliados.

"Las vacunas se están distribuyendo actualmente entre las poblaciones en las que estamos viendo las tasas más altas de viruela del simio, es decir, en hombres que tienen sexo con hombres", dijo Hazra.

"Si su hijo desarrolla síntomas que usted sospecha que podrían ser viruela del simio o si su hijo estuvo directamente expuesto a alguien con la enfermedad, el mejor curso de acción es llamar a su pediatra", aconsejó Andrea Berry, especialista en Enfermedades Infecciosas pediátricas y profesor asociado de Pediatría en la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland.

Por último, Hazra le sugirió a los padres que sospechen haberse infectado lavarse las manos con regularidad, usar máscaras y otros hábitos de higiene que se utilizan para prevenir enfermedades como el COVID-19. Sin embargo, aclaró que de ninguna manera hay que entrar en pánico. "Los padres no deben preocuparse demasiado de que sus hijos contraigan la viruela del mono", concluyó.

Temas en esta nota

Viruela del mono