Corrientes 30 °C
Min. 23 °CMax. 32 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/121427
ESTUVO ESCONDIDO EN LOMAS DE VALLEJOS

Presunto violador quiso narrar su versión y quedó detenido

Se trata de un hombre denunciado por abuso sexual contra su hija. Estuvo prófugo de la Justicia cinco meses. La chica pasó por cámara Gesell.


En abril pasado Cristina, madre de una adolescente, denunció ante autoridades de la División de Delitos Sexuales que su hija oriunda de Lomas de Vallejos estaba -por cuestiones de estudios- en la capital provincial junto a su padre biológico, quien la sometió sexualmente. El hombre, G. Meza, al saber de la denuncia se fugó. Cinco meses después se presentó ante la comisaría de Lomas de Vallejos con un abogado. De inmediato quedó detenido.

 G. Meza de 33 años tenía pedido de captura, desde el 22 de abril por parte del juzgado provincial ante la denuncia por abuso sexual con acceso carnal. Era intensamente buscado por la fuerza policial.

Ayer, junto a su abogado, se presentó ante la comisaría de Lomas de Vallejos. "Dijo que iba a realizar su declaración y dar su versión de los hechos por lo que se lo acusa y pensó que al presentarse voluntariamente quedaría libre, pero fue detenido de inmediato", comentó a época una fuente oficial.

 
"El hombre estaba prófugo de la Justicia y la denuncia en su contra es por abuso sexual con acceso carnal. Afortunadamente la Juez interviniente respaldó en todo momento a la joven denunciante", explicaron a este medio.

"La chica pasó por cámara Gesell el 8 de agosto último. Las pruebas son más que suficientes para que permanezca detenido", aseguraron.

El relato


A época, en su oportunidad, Cristina comentó cómo se habrían dado los hechos y por qué llegó a la denuncia por abuso sexual.

"Le di el tesoro más valioso que se tiene en la vida y abusó de ella", había dicho la madre a este medio. Con voz entrecortada por la angustia relató: "Hace nueve años me separé del padre y quedé en Lomas (de Vallejos). Él (el denunciado) comenzó a trabajar en la fábrica Tipoití y vivía en un alquiler del barrio Madariaga. Hace tres años, mi hija comenzó la secundaria y como debía caminar mucho para ir a la escuela, decidimos que fuera a Capital con él".

En abril pasado, el hombre se separó y se mudó a otro lugar más chico con ella.

"Cuando (la joven) llegó acá (a Lomas de Vallejos) le dijo lo que pasó a una prima, que es su amiga. Después me enteré, fui con mi pareja y una abogada a hacer la denuncia en Capital", relató.

"Me dijo que días antes los abrazos que le daba su papá eran fuertes y que a veces le tocaba sus nalgas. Pero una mañana, ella despertó por los movimientos que sintió y vio sangre", narró con mucha angustia la madre.

"Espero que la Justicia actúe en consecuencia y con las pruebas de la cámara Gesell vaya a juicio y cumpla por el daño que ocasionó a nuestra hija", dijo Cristina.

El hombre quedó a disposición de la Justicia en una dependencia policial en la capital provincial.