Corrientes 32 °C
Min. 22 °CMax. 35 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/122884
GOBIERNO NACIONAL

Alberto Fernández recibió a la CGT en medio de conflictos sindicales y pedidos de reapertura de paritarias

El Presidente recibió en la residencia oficial a miembros del triunvirato de la central obrera e integrantes de la mesa chica. No participó Moyano. Se sumó el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.


Argentina se encamina a un nuevo mes en el que la inflación rondará el 7%, quedando aún tres meses por delante para finalizar el 2022. En este contexto, la pauta de incremento salarial de gran parte de los sindicatos a comienzos de año quedó atrasada, por lo que los gremios irán por una nueva reapertura en octubre. Con este y otros temas en agenda, Alberto Fernández cenó durante la noche de lunes con las cabezas de la CGT en la Quinta de Olivos.

 
A partir de las 20.15, llegaron a la residencial oficial los triunviros Héctor Daer y Carlos Acuña, el titular de UPCN, Andrés Rodríguez, Armando Cavalieri (Comercio), José Luis Lingieri (Obras Sanitarias), Gerardo Martínez (Construcción) y el Ministro de Trabajo, Claudio Moroni. El menú fue asado.

Moroni está enfrascado en un tenso conflicto gremial con el SUTNA (Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentina) que reclama una suba salarial y mantiene una parálisis en las fábricas.

"Nosotros queremos paritarias libres", señaló Daer más temprano en diálogo con TN. La frase no es azarosa. Preocupados por la alta inflación, desde el Gobierno están ante la dicotomía del deseo de que todos los sindicatos superen el Índice de Precios al Consumidor (IPC) pero que ese incremento no se traslade a la suba de precios.

El presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Kirchner y el Ministro de Economía, Sergio Massa, coinciden en que se reabran las paritarias y que cada gremio saque lo que más pueda. El ministerio de Trabajo sabe que debe homologar esos acuerdos y esa garantía dio a los diversos sectores en que está dividido el sindicalismo argentino.

La que parece estar estancada, por ahora, es la alternativa de pagar una suma fija a todos los trabajadores públicos y privados. No lo quiere la mayoría de los gremios y no lo quieren los empresarios. "Lo del bono es aparte", confirmó Daer.

Reapertura de paritarias


    

Octubre y noviembre son los meses elegidos para la reapertura de las paritarias, aunque en septiembre ya se sentaron a la mesa algunos sindicatos y cámaras patronales.

En la CGT y en varios despachos oficiales coinciden en pronosticar para todo este año una inflación superior al 90%. Y los gremios que mejor pactaron salarios lo hicieron entre el 65% y el 80%.

La idea que anida en los sindicalistas es llevar la reapertura de las paritarias a un piso del 80% y renegociar entre febrero y marzo con el resultado final de la inflación 2022.

Gremios para prestar atención


Un caso que sorprendió es el aumento que consiguió el sindicato del Seguro, que obtuvo un adicional del 50% por la reapertura de las paritarias y llevó la suba anual al 109,75%. Un dato para tener en cuenta: su titular es el secretario de prensa de la CGT, Jorge Solá.

    
La atención también está puesta en la Asociación Bancaria, que suele ser un referente a la hora de pactar aumentos importantes. En mayo habían acordado un incremento en el sueldo del 60% para este año, lo que a la vista del costo de vida quedó desactualizado.

Otro gremio para prestarle atención es el de la sanidad, que tiene como referente a Daer y a un histórico como Carlos West Ocampo. Vienen de acordar un aumento del 60% pero ahora irán por arriba del 80%.

Comercio, que acaba de reelegir al frente del gremio a otro histórico como Armando Cavalieri, ya tiene pensado reabrir sus paritarias. El aumento del 59,9% para el período abril 22/marzo 23, también quedó reducido por el ritmo inflacionario.

La lista de sindicatos que renegociarán los salarios es cada vez mayor. Están, entre otros, alimentación, metalúrgicos, mecánicos, camioneros, cuero, construcción, mineros, navales, papeleros y portuarios, por mencionar solo algunos.

    
UPCN, el gremio más grande de la administración pública, pedirá esta semana que se adelante a noviembre una de las cuotas de aumento del 10% de 2023. También que se pague un bono no remunerativo en diciembre y que en enero se negocie una nueva pauta de aumento para todo el año.

Nadie se quiere quedar afuera a la hora de tratar de poner a salvo los salarios, con una inflación que todo lo devora.

Conflictos sindicales


Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (SUTNA): El conflicto lleva cinco meses, 33 audiencias entre las empresas y los sindicatos, y alrededor de 20 huelgas y bloqueos en las fábricas de cubiertas de Fate, Pirelli y Bridgestone. Este lunes tendrá hoy su 34° audiencia con el objetivo de llegar a un entendimiento. A finales de la semana pasada las tres firmas paralizaron la producción en todo el país. El gremio pide aumentos del 200% en horas del fin de semana trabajado.


Sindicato Único de Trabajadores del Peaje (SUTPA): Dispusieron una protesta en la autopista La Plata-Buenos Aires y las rutas del Corredor Atlántico por "falta de predisposición al diálogo" de AUBASA por el acuerdo paritario, entre otros reclamos (como el desplazamiento del titular de la empresa Ricardo Lissalde al que el gremio acusa de "acoso, amenazas y persecución").

Hubo una tregua entre el gobierno bonaerense de Axel Kicillof y Moyano en una audiencia de conciliación obligatoria, pero duró poco y el gremio lanzó una nueva medida de fuerza.


Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA): Hace dos semanas, la empresa Vidal despidió a 29 trabajadores que participaron de los bloqueos a la fábrica en Moctezuma, Carlos Casares, tras la protesta impulsada con el apoyo del gremio. La propietaria de la empresa Alejandra Bada Vázquez explicó que echaron a trabajadores a los que acusó de tener "connivencia con el sindicato" con el objetivo de "fundirlos" y advirtió que se trataba de empleados que amenazaron a sus compañeros. El origen del conflicto fue por el reclamo del gremio por la recategorización de 14 empleados, lo que derivó en una serie de bloqueos gremiales.


Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU): El Gobierno ordenó la conciliación obligatoria por 15 días en el conflicto en los puertos y por el que el sindicato de Remolcadores lanzó un paro que tuvo varada a la Fragata Libertad a la altura de la ciudad de La Plata por unas horas.

Temas en esta nota

CGTGobierno Nacional