Corrientes 29 °C
Min. 27 °CMax. 40 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/126824
Según la OPC

El déficit primario cayó en octubre un 89,3% interanual

El informe de la entidad bicameral dio cuenta de un déficit primario de $23.102 millones y uno financiero de $75.113 millones, como resultado de ingresos totales por un billón 348.339 millones de pesos.

El crecimiento porcentual de los ingresos totales de la Administración Pública Nacional duplicó en octubre al de los gastos, lo que generó una reducción nominal del déficit primario del 89,3% respecto del mismo mes de 2021, según datos de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC).

El informe de la entidad bicameral dio cuenta de un déficit primario de $23.102 millones y uno financiero de $75.113 millones, como resultado de ingresos totales por un billón 348.339 millones de pesos, gastos primarios por un billón 371.441 millones y gastos totales (que a diferencia del anterior, incluye los servicios de deuda) por un billón 423.452 millones de pesos.

De esta manera, el mes pasado arrojó un incremento interanual de los ingresos totales del 104,6%, en tanto el gasto primario lo hizo en un 56,7% y el total en un 49,5%.

En términos reales (deducida la inflación interanual) los ingresos evidenciaron una mejora del 8,8% y los gastos registraron caídas del 16,7% en los primarios y del 20,5% en los totales.

En consecuencia, el déficit primario tuvo una contracción del 89,3% en comparación con el de octubre de 2021 (94,3% en términos reales) y el financiero una del 74,4% (86,4% real).

Como es habitual, el grueso de los ingresos correspondió a los tributarios (un billón 344.842 millones de pesos), con una suba nominal del 104% y real del 8,5%, en tanto los de capital ($ 3.497 millones) si bien siguieron con una participación secundaria, fueron la variable con la mayor variación porcentual interanual, con un alza del 6.808,6% (3.574,1% real).

Entre los gastos, el recorte en los subsidios económicos fue el factor determinante para el descenso real general, ya que con $158.202 millones cerraron octubre con un alza nominal del 19,5% y una caída real del 36,5%.

En el detalle por rubro, los subsidios a la energía ($ 108.332 millones) tuvieron un aumento nominal del 29,7% y una baja real del 31%, los destinados al Transporte ($ 36.551 millones) crecieron 77% en términos nominales y cayeron 5,9% a valores constantes, los derivados al programa PreViaje ($ 4.522 millones) reflejaron descensos del 33,6% y 64,7%, respectivamente, en tanto el resto de las transferencias ($ 8.797 millones) descendieron en relación con los niveles de octubre de 2021 un 58,9% nominal y 78,1% real.

 
Las prestaciones sociales ascendieron a $ 817.994 millones y registraron un alza del 73,1%, que deducida la inflación pasó a ser una baja del 7,9%, mientras que el gasto en personal ($ 151.939 millones) creció 87,4% que en términos reales fue un recorte del 0,3%.

Con los resultados de octubre, el déficit primario acumulado en los primeros diez meses del año se ubicó en un billón 733.787 millones, con un incremento nominal interanual del 103,9% y real del 21,9%, en tanto el financiero fue de 2 billones 698.430 millones, evidenciando un alza del 83,5% a valores corrientes y del 9,7% en términos constantes.

 
Entre enero y octubre, los ingresos totales de la Administración Pública Nacional fueron de 10 billones 324.859 millones de pesos, con una suba interanual del 59,4% y una caída real del 4,7%, en gran medida porque en la base de comparación de 2021 se anotaron recursos extraordinarios como los del Aporte Solidario y los Derechos Especiales de Giro (DEG) distribuidos por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Por su parte, los gastos primarios ascendieron a 12 billones 58.646 millones de pesos (64,6% nominal y -1,6% real) y los totales a 13 billones 23.289 millones (63,9% y -2,1%, respectivamente).

El contraste entre los números de octubre y el acumulado en todo el año refleja un mayor ordenamiento fiscal instrumentado a partir de julio y con mayor intensidad en agosto, a diferencia de lo ocurrido en el primer semestre, en cuyo transcurso los aumentos en los gastos fueron superiores a la inflación en todos los meses.