Corrientes  
Min. 23 °CMax. 35 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/127181
CÓRDOBA

Un hombre de 85 años incendió su casa para matar a su esposa: no logró escapar del fuego y murió quemado

El acusado falleció luego de permanecer internado durante un mes. Había sido imputado por homicidio doblemente calificado, por el vínculo y por mediar contexto de género.


Un hombre de 85 años incendió su vivienda para matar a su esposa, pero no logró escapar del fuego: sufrió graves quemaduras y, tras estar un mes internado, murió este jueves.

 
El hecho ocurrió en la localidad cordobesa de Obispo Trejo, a unos 140 kilómetros de la capital el pasado 25 de octubre. En la vivienda ubicada entre las calles General Paz y San Luis, Alberto Atampis mató a su pareja, Blanca Ávila, de 86 años, tras una discusión.

En la vivienda, según informó el diario La Voz, hubo dos focos de incendio: uno en un auto que estaba en el garage y otro en la cama de la víctima. Por su parte, el fiscal de Violencia Familiar, Pablo Cuenca Tagle, explicó que la pareja dormía en habitaciones separadas.


Blanca sufrió quemaduras en el 80 por ciento del cuerpo y murió a los pocos minutos, mientras que Atampis fue trasladado al hospital local y luego derivado al Instituto del Quemado de Córdoba. Cuenca Tagle lo imputó por homicidio doblemente calificado, por el vínculo y por mediar contexto de género.

 
"Se ha dispuesto la imputación y detención de Atampiz, quien permanece internado con consigna policial", había precisado el fiscal. "Estamos a la espera de que este hombre pueda realizar actos procesales. Cuando se le dé el alta, medicina forense dispondrá cuál será su lugar de alojamiento", añadió. Sin embargo, con la muerte del acusado, la causa quedará prescripta.

Los investigadores secuestraron en el patio de la vivienda una botella con combustible y un cuchillo, elementos que sirvieron para determinar que se trató de un incendio intencional.

Femicidio en San Antonio de Areco: mató a su novia a golpes y prendió fuego la casa para ocultar el crimen


Días atrás, Lucía Mujica, una joven de 24 años, fue asesinada en la localidad bonaerense de San Antonio de Areco y por el femicidio detuvieron a su pareja, Nahuel Casco, que prendió fuego la casa para tratar de borrar las huellas del crimen.

El femicidio ocurrió en un inmueble de la calle Alberdi al 1000, donde la víctima vivía con Casco, su novio de 22 años. La Policía y los Bomberos llegaron al lugar el domingo tras recibir una alerta por un incendio y al arribar rescataron a la joven, gravemente herida.

    
Lucía fue llevada a un hospital de la zona donde murió a raíz de las lesiones que presentaba, al parecer, producto de una golpiza.

Si bien en un primer momento se investigó si se había tratado de un incendio accidental, pronto las sospechas recayeron sobre la pareja de la víctima. Las inconsistencias de su relato llamaron la atención de los investigadores y Nahuel fue detenido y acusado de haber golpeado a la joven y luego prender fuego la vivienda para ocultar el femicidio.

Temas en esta nota

AsesinatoMuerte