Corrientes 30 °C
Min. 23 °CMax. 36 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/131110
Messi y el Mundial 2026

Scaloni y la posibilidad de contar con Messi para el Mundial 2026: «Él es feliz y…»

Después de gritar campeón del Mundo, Lionel Scaloni ya comienza a pensar en la próxima cita y, si bien faltan cuatro años, al igual que todos los argentinos quiere contar con el 10.

Menos de seis semanas han pasado desde que Argentina coronase el Olimpo en Qatar y Lionel Scaloni sigue sin poder creerse el hito logrado. El arquitecto de la ‘Scaloneta’ atendió a Jorge Valdano para el programa ‘Universo Valdano’ de Movistar+ donde desgranó los entresijos que tuvo que ir resolviendo para crear el grupo que lograría la tercera estrella para la Albiceleste. "Todavía no me doy cuenta de la magnitud".

"No sé si alguna vez ha pasado esto. Es difícil de explicar lo que ha sucedido con la Selección Argentina. Vos (a Valdano) fuiste jugador y ganaste el Mundial en el 76. Esa comunión que se logró entre los jugadores, la gente, la directiva, el cuerpo técnico… se ha logrado algo que es difícil de explicar. Lo sentíamos estando en el Mundial y al final salió bien", comenzaba arrancando el seleccionador nacional en su charla con Jorge Valdano.

Nada más arrancar la entrevista, arrancaría una sonrisa a Valdano con lo que pasó tras la final. "Hubo un momento clave en el que me largo a llorar porque me di cuenta lo que hicimos. Tenía la cabeza en el Maracaná en 2021, cuando ganamos la Copa América. Me senté en el banco, 20 o 30 segundos y fueron los mejores desde que estoy en la Selección, junto a los de Maracaná. Es como decir: "alivio". Fue decir: "se acabó, qué alivio". Es una sensación difícil de explicar".

Lionel Scaloni, a pesar de ser el seleccionador de Argentina, está afincado desde hace varios años en Palma de Mallarca, España. El tema de vivir fuera del país fue siempre la comidilla en el país. "Ser seleccionador de Argentina y vivir en Mallorca, la verdad que en ese sentido es una suerte porque acá se está tranquilo, se vive bien. Cuando era jugador allá en el 2008-2009 vi que era tranquilo. Cuando me retiré me vine". Posteriormente comentaría una charla que tuvo con la mujer del difunto Alejandro Sabella sobre el mismo tema y la recomendación que le dio. "Hablando con la mujer de Sabella, ella nos aconsejó vivir a fuera. Eso se la guardo Alejandro por el "qué dirán" y fue una de las cosas que la esposa nos dijo a nosotros. Sería bueno que el cuerpo técnico estuviera fuera del país por la experiencia que había vivido. Estamos más cerca del jugador y esa fue una de las claves del proceso. Creo que tiene todo positivo".

Argentina ha sido una fábrica de talento en la última década para Europa, pero los futbolistas de la liga argentina apenas han tenido impacto en la Albiceleste. "Ojalá me equivoque, pero ojalá que podamos sacar a jugadores del futbol argentino para la Selección. Los jugadores se van cada vez mas joven y la capacidad económica de los clubes europeos hacen que estén todos acá", decía Scaloni. "En Argentina están Pablo Aimar y Ratón Ayala. Pablo trabajando en las juveniles. Son buena gente. Aunque hablemos de futbol, al final eso influye si sos buena gente, si todo lo que haces lo haces con el corazón… eso al jugador llega. A Walter Samuel le conozco de toda la vida, a Pablo igual, Aimar… Al futbolista podes mentirle una vez, pero ya a la segunda no te cree. En cambio si le decís la verdad, puede que le duela al primer partido, al primer entrenamiento y ves que actuamos de la manera que actuamos el jugador lo entiende".

Sobre la conexión del plantel
"En la selección todos vienen con buena gana. Todos nos apoyan. A lo mejor en un equipo puede ser diferente. Al final es el sueño de pibe. No todos los jugadores son iguales, a no todos les afecta de la misma manera. Nuestra idea fue siempre el poder brindarle que jueguen en la Selección a todos los que creamos que tienen el nivel y darle esa posibilidad y ahí empezar a elegir. En cuatro años los jugadores fueron los mismos, entre comillas, pero la base era la misma".

Las lágrimas de Pablo Aimar contra México
"Hubo mucha lágrima en el Mundiañ, las de Aimar en el partido con México. Pablo venía con un problema familiar, la distancia y la importancia del partido que íbamos empate con ellos. Pablo viene de festejar el gol y emocionado, agitado; yo solo quería hablar del cambio que íbamos a hacer porque no me di cuenta que lloraba. Yo le contaba el cambio y después me di cuenta. En el segundo gol me pasa a mí, yo me emociono".

El legado de sus padres
"Todo lo que soy, o somos, es por mis padres, su legado italiano. Cuando estaba en la Lazio fue al pueblo de mis antepasados a conocer y era chiquito. Creo que por eso se instalaron en Pujato. Ellos trabajaban la tierra porque ellos se sentían identificados. Mi padre fue mi primer entrenador, de los 4 a los 6 años. Él era todo amor, todo ánimos. Eso me marcó como entrenador. Yo, a pesar de que no era superdotado, no bajaba los brazos. Los entrenadores siempre me dijeron que era bueno por eso. Mi papá era un visionario y quería que mi hermano y yo llegáramos a Primera División. Con 17 años nos dan el pase libre porque discutió con mi padre. Entonces llega Estudiantes y el presidente justo se retractó, pero nada, ya estaba hecho".

El Mundial de 2006 con Leo Messi
"En el mundial de 2006 estaba Leo. Yo ya mayor y él un joven. A día de hoy me dice que no lo trataba bien, pero en plan broma. Le abrimos las puertas porque veíamos lo que era. Siempre fue un chico muy educado, muy callado. El día de su debut que lo expulsan estaba indignado. El primer pase que recibe la selección Argentina con Leo es mío y al minuto y medio lo expulsan".

Inicios como entrenador
"El primer curso de entrenador, el UEFA B, lo hice en 2011. Tenía que ir todos los días al centro de la Roma, yo, un jugador de la Lazio. Lo hice sobretodo porque me estaba adelantando, me quedaba poco la verdad. Creo que esa es una de las claves que deberían tener los jugadores. Esto se acaba. Los jugadores son reacios a hablar de esto, es como hablar de la muerte. Siempre incitaba a mis compañeros a hacer el curso.

Empiezo en el colegio de mi hijo con niños de 8 años, muy pequeños y yo quería hacerles jugadas, triangulaciones (risas). Me lo tuvieron que venir a decir que no hiciera eso. Me decían que hay que jugar a la pelota y cosas más básicas. Me di cuenta que no era para mí. Me fui a otro club con chicos de 14 años y ya sí me sentía muy cómodo. Me gusta. No me pesó esos dos meses de dejar de jugar a encontrar esto.

Mi papá y Sampaoli eran muy amigos. Él siempre ayudaba a mi padre en el banco, porque Jorge trabajaba de banquero. Cuando surge que va a Sevilla, yo me ofrezco a ir, inclusive gratis, porque me gustaba la experiencia. Él venía a Europa después de estar siempre en Sudamérica y le podía dar una mano, porque conocía España y empezamos ahí en Sevilla. Pasa que después lo llaman de la Selección y nos vinimos".

Sobre los primeros meses a los mandos de la Selección
"Estábamos en la Alcudia porque yo me quedo con la sub20 y recibo una llamada de un dirigente de la AFA. Era agosto y en septiembre hay dos partidos en Estados Unidos. Me dicen: "tenés que decidir hoy si vas a dirigir esos dos partidos" y yo ni lo dudé. Estábamos con mi staff y les pregunto que qué pensaban, yo habiéndoles que sí. Más que nada porque si dejas que lo piense ven que no dirigí a la sub20 en ningún partido oficial. Dije vamos y se lo comunico al cuerpo técnico. Les dije "vamos a estos dos partidos y después creo que se termina, van a buscar a otro entrenador".

Me acuerdo hasta el día de hoy estar con Pablo Aimar en un playa de Valencia caminando y yo pensando la lista. Es un recuerdo imborrable. Estaba feliz. A la Selección le iba bien porque había perdido dos finales de Copa América y una de un Mundial con una generación de futbolistas irrepetibles. Había que refundar la Selección o traer gente que sintiera que la posibilidad era cercana.

Empezamos a llamar nombres que por el momento eran desconocidos, pero que nosotros veíamos viendo porque nos gustaba el fútbol. a cada uno que venía le decíamos: "queremos que te pongas la camiseta mañana en el partido y que no te la saques más. Depende de vos". A cada uno le decíamos lo mismo. En ese momento yo tenía que convencer a la dirigencia, a la opinión pública… al jugador creo que fue lo más fácil, siendo sincero. La opinión del jugador al final convenció a la dirigencia. Si están todos de acuerdo y dicen lo mismo va a ser más fácil convencerlo".

Sobre la imbatibilidad de Argentina
Ahí empieza todo porque sentimos el espaldarazo, después de la Copa América. Te da fuerza de seguir en lo que estaba. Han visto algo que funcionaba. Yo me llevo de Rusia que el fútbol iba para las transiciones rápidas, pero me doy cuenta que los futbolistas argentinos no son así. Me doy cuenta antes de que comience la Copa América. La suerte es que estás en una selección y puedes elegir. Nosotros nos dimos cuenta que los mejores jugaban a otra cosa. Nosotros hoy extremo puro no tenemos, si eso Di María, pero no es. Cada vez que juntábamos 10 pases era ocasión de gol. Cada vez que les mostrábamos las imágenes, se lo empezaron a creer.

Miraba una entrevista de Ancelotti y decía: "los jugadores hablamos con ellos y me dicen que les gusta esto o lo otro. Si yo veo que es así, yo no voy a obligar a jugar a mi juego si para ellos es mejor lo otro". Esa fue una de las claves

Copa América 2021
"Creo que la calve es que Leo disfrute en el campo. Lo primero que le dijimos cuando asumimos la Selección fue que, él no estaba, viniera, que disfrute y que solamente iba a estar pensando en lo futbolístico. Te vamos a poner un equipo en el que estés cómodo y tus compañeros estén cómodos contigo. Fue fácil convencerlo porque él es feliz dentro de la cancha y es feliz con la camiseta de la Selección.

Esa Copa América de Brasil la disfrutó y se sentía cómodo con sus compañeros. Se hizo un grupo diferente a lo que él estaba acostumbrado. Poco a poco fue viendo el rol que le tocaba. Cuando él llega, llevábamos 9 partidos sin él. En los primeros partidos él comienza a hablar en los vestuarios porque veía que estaba cómodo. Leo es un líder por cómo es, pero cuando habla te garantizo que dice las palabras justas para transmitir todo al compañero. Eso que tiene no lo vi nunca en ninguna persona. A Messi le han puesto durante muchos años una mochila que no era suya. Le decían que las finales eran un fracaso y le echaban la culpa a él. Había que desterrar todo eso, sacarlo y pensar solo en el fútbol. Cuando sólo piensa en eso, es el mejor. Él se sabe regular y aparca en sitios que sabe hacer daño. Eso que tiene es innato, es único".

La primera llamada a Messi
En Alcudia le hicimos una videollamada, sabiendo que él no iba a venir a los primeros amistosos. Le dijimos "Leo, sos el capitán, en estos partidos no vas a estar y nos gustaría que estés en el futuro. Te cuento lo que vamos a hacer, vamos a estar en la Selección y vamos a hacer esto, es el momento del cambio". Leo nos dijo que buenísimo, se alegraba mucho, no sabía qué iba a hacer. Nosotros lo primero que pensamos fue en involucrarlo.

Messi y el Mundial de 2026
"Creo que hay que guardarle la camiseta y más sabiendo lo feliz que es dentro de la cancha. Tenerlo a dentro de un grupo y que tenga la ‘10′ generará algo. Yo se la dejaría ahí y después ya veremos".

Estar en la mesa de Bilardo y Menotti
"No me siento cómodo en esa mesa. Tendría que ser así por respeto a la trayectoria. Me llena de orgullo porque todos crecimos con ellos. Mi manera de ser siempre fue esta, de mucho sentido común y explicar siempre las cosas. Sé que la persona hoy no lo entiende pero puede que al otro día sí. Nosotros tomamos decisiones constantemente priorizando al equipo. Nos podemos equivocar, claro, pero lo hacemos. Queremos que la gente piense que queremos hacer las cosas bien. Nunca pienso en que quiero estar sentado o estar a la par que ellos".

La nueva generación de argentinos
"Se está haciendo bien en Argentina. Antes lo que más salían eran los enganches, se sacaban a dos o tres de encima y ahora te sacas dos de encima y ten dicen que la pasen. Si tienen que hacer cuatro goles, que lo hagan porque ese va a marcar la diferencia. Nosotros venimos de una cultura futbolística que es esa, la picardía, tirar un caño, buscar una pared… tiene que haber gente capacitada en los juveniles. No está el potrero por las horas, pero hay que encontrar algo nuevo".

Debate de las selecciones de Sudamerica vs Europa
"Con respecto a este debate entre el fútbol sudamericano y del europeo por las palabras de Mbappé, que se tergiversaron un poco, entiendo que no hay futbol ni mejor ni peor, tienes que enfrentarlos para saber. Ecuador le plantó cara a Países Bajos, Uruguay, Chile… son rivales diferentes al europeo, pero muy competitivos. Sí es verdad que el toque es diferente, la pelota va mas lenta. Las eliminatorias sudamericanas son extremadamente difícil, como con la altura. Añoro jugar contra los europeos".

La Selección como herramienta política
Los problemas van a seguir estando y nosotros no estamos para solucionarlos. Al menos nosotros le dimos una alegría al pueblo por unos días. En la conferencia de prensa previa dije que la sensación era nos jugábamos más que un partido de fútbol porque eso nos hacía entender la gente. Ubicarlo de manera exacta fue difícil.

Ver a Diego Armando Maradona en Newell’s
"Todas las inferiores sea iban al alambrado a ver entrenar a Diego. Era un momento único".

Fuente: Bolavip Argentina y argentina.as.com.-