Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/1367
Crisis económica

La mercadería subió un 10% en octubre y se estabiliza por el bajo consumo

Si bien los productos de la canasta básica registran incrementos, en medio de la fuerte caída de las ventas algunos componentes (como el azúcar) mantuvieron sus costos. Además, reaparecieron las ofertas y descuentos.

Los efectos de la devaluación e inflación todavía repercuten en las góndolas de los supermercados, ya que varios productos esenciales en la canasta básica registraron incrementos que rondan entre el 10% y el 15% en comparación con el mes pasado. De todas maneras, en medio del descenso de las ventas minoristas, reaparecieron las ofertas que en cierto modo llegan para interrumpir las escalonadas subas.
Esto se pudo corroborar en el marco de un relevamiento de precios que El Litoral viene realizando en los últimos dos meses, en cinco supermercados de la ciudad. Concretamente se analizaron los costos de las siguientes mercaderías: leche en polvo, fideo, yerba, arroz, harina común, aceite, polenta, azúcar, paquete de galletitas y papel higiénico.
En un análisis profundo de los datos, se puede decir que la mayoría de los productos se encarecieron un 10%. Así por ejemplo, un paquete de arroz que hace exactamente un mes costaba $31 en un autoservicio barrial, ahora cuesta $44.95; en tanto que un aceite de medio litro que en un supermercado céntrico costaba $51, ahora vale $56; y en un súper chino, un mismo pack de tres paquetes de galletitas que se vendía a $28 ahora las ofrecen a $30.70.


La inflación pareció impactar con mayor fuerza en productos claves como la yerba, el fideo y la leche, donde los aumentos incluso llegan a superar el 15% en algunas marcas.

 

super carrito 33.png


Tal es así que en una cadena nacional de supermercados, el mismo paquete de yerba que hace un mes costaba $89.30 (por una oferta), actualmente lleva un cartel de $133, lo que marca una suba que casi llega al 50%. En tanto, que en otro negocio del rubro un paquete de leche en polvo (de primera marca), que hace exactamente un mes costaba $136 actualmente cuesta $155. Mientras que en un súper barrial, un fideo de primera marca que valía $36 ahora se consigue a $41.
En este escenario, la tarea de comparar precios es clave para el ahorro, dado que las ofertas marcan la diferencia en el importe final del ticket. (Ver recuadro canasta básica).


Haciendo foco en la línea temporal, se puede entrever que las variaciones de los precios se profundizaron en las dos primeras semanas de septiembre dado que en medio de la volatilidad del dólar (que pasó de $22 a $40) reinó la especulación mercantil y en varios supermercados se aplicaron importantes incrementos en los precios. Esta situación finalmente, pareció haberles jugado en contra ya que el consumo minorista tuvo una fuerte caída en esos días.
De hecho, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) en su último relevamiento destacó que las ventas en septiembre cayeron en un 4,4% en gran parte debido a que las familias empezaron a organizarse para comprar en grupo en los supermercados mayoristas.
En ese contexto, si bien se registraron pequeños ajustes en el último mes, en líneas generales los precios de algunos bienes comenzaron a estabilizarse. Así por ejemplo, el paquete de azúcar de una misma marca se mantiene entre los $22 y $23, en varios comercios con pequeños centavos de diferencia y un supermercado por una promoción ofrece el producto a $21.
En este sentido, las promociones que escaseaban en septiembre reaparecieron para marcar la diferencia y conquistar clientes. Tal es así que algunos supermercados, que remarcaron sus precios en septiembre, finalmente aplicaron cuantiosas rebajas. Es el caso de un súper céntrico, donde una leche de primera marca se ofrecía a $103 y ahora cuesta $88. Del mismo modo, en una cadena nacional el kilo de harina lo ofrecían a $28, y actualmente lo presentaron en una promoción a $24.
Sin dudas, el descenso del consumo impactó en el sector y retrotrajo algunos incrementos que se aplicaron en medio del ajuste cambiario.
En este sentido, los comerciantes tienen expectativas de que las ventas puedan mejorar en octubre. Al respecto Juan, el encargado de un supermercado local, manifestó: “Tuvimos un septiembre con muy bajas ventas, y octubre llegó con más movimiento. Al menos en nuestro negocio notamos mayor consumo, y que la gente tiene efectivo para realizar sus compras. Puede deberse a que nosotros mantuvimos los importes, y tenemos algunas ofertas, mientras que las cadenas nacionales ajustaron los precios la semana pasada y nos superaron ampliamente”.
Para cerrar, se puede decir que octubre comenzó con subas de entre el 10% y 15% en varios de sus productos, y al menos en las dos últimas semanas los precios comenzaron a estabilizarse aunque no descartan nuevos incrementos.


Fuente: Ellitoral.com.ar

Te puede interesar