Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/14573

Los precios no dan tregua: El NEA volvió a tener la inflación más alta del país

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dio a conocer este jueves el dato oficial de la inflación del segundo mes del año. A escala nacional los precios minoristas avanzaron una suba de 3,8% en febrero y 8,1% en el primer bimestre, debido principalmente a los incrementos en alimentos y en servicios públicos. En el NEA la suba fue aún mayor y alcanzó 4,5%, impulsada principalmente por alimentos y bebidas no alcohólicas.

INFLACION NEA.jpg

Los precios no dan tregua a los alicaídos salarios de los argentinos. Al contrario de lo que afirmó el presidente Mauricio Macri en su discurso de apertura de sesiones ordinarias del Congreso, la inflación no está retrocediendo, por el contrario se sigue acelerando. A escala nacional pasó de 3% en enero a 3,8% en febrero y ya acumula 6,8% en el primer bimestre lo que vuelve casi una utopía cumplir con la proyección anual de 23% expresada en el Presupuesto. Los analistas de consultoras privadas ya hablan de un piso de 40%, que haría del mandato de Macri el de mayor inflación desde la hiperinflación de fines de los 80 y principios de los 90.

En el NEA la situación es todavía más preocupante. La inflación de febrero en la región fue de 4,5% lo que empujó el dato bimestral a 8,1% y a 53,5% interanual, impulsada principalmente por el rubro alimentos, el más significativo en los consumos de las clases populares. A escala nacional, el ente estadístico precisó que el ítem Alimentos y bebidas no alcohólicas exhibió un incremento de 5,7% el mes pasado, mientras que Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles subió un 6,4 por ciento.

El alza en el primer bimestre del año fue de 6,8 por ciento. Alimentos subió en el período un 9,3%, mientras que vivienda y combustibles lo hizo un 9,7 por ciento. En el análisis por regiones, la inflación más elevada se registró en las provincias del Noreste y Noroeste, donde superó el 4 por ciento.

En ese sentido, el incremento de los “Estacionales” (frutas, verduras, ropa exterior, transporte por turismo y alojamiento y excursiones) fue inferior, un 1,9%, mientras que alcanzó 4,2% para los “Regulados”, éstos sujetos a regulación o tienen alto componente impositivo: combustibles para la vivienda, electricidad, agua y servicios sanitarios, sistemas de salud y servicios auxiliares, transporte público de pasajeros, funcionamiento y mantenimiento de vehículos, correo, teléfono, educación formal y cigarrillos y accesorios. En tanto, el “IPC Núcleo”, que no toma en cuenta a “Estacionales” ni “Regulados”, dada su volatilidad, subió un 3,9%, tasa más elevada que el promedio y que demuestra que el fenómeno inflacionario es persistente.