Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/15535

Si se puede. No se puede

El actual gobierno entre sus tantas contradicciones, que son muchas por cierto, juega con estas dos frases.

Por Alberto Medina Mendez  

Usa el "sí se puede" para arengar, pero cuando se le plantean dilemas relevantes, reformas estructurales de fondo, repite hasta el cansancio, "no se puede".

Lo mas triste es que ha convencido a mucha gente de que ambas cosas pueden ser ciertas al mismo tiempo, es decir que se puede y no se puede.

Personas instruidas, recitan como loros esto de SE PUEDE, para luego quejarse de multiples problemas cotidianos y ante la posibilidad de resolverlos, se contradice y afirma que NO SE PUEDE.

Es hora de asumir que, en realidad, el tema no es que "no se puede", sino que no se quiere, sobre todo lo que no se quiere es pagar los costos de hacerlo.

Claro que los cambios tienen incomodidades, sacrificios, y elevados costos políticos, pero no hacerlo también con el agravante que no hacer lo que hay que hacer profundiza la gravedad de la situación y se sufre sin recompensa alguna.

Este gobierno no ha querido, y sigue sin querer, llevar adelante un ajuste como corresponde. El resultado de ese proceso ha sido una crisis y un ajuste inmoral, en el que un grupo de argentinos paga con su esfuerzo personal la fiesta de otros.

No se ha resuelto ningun problema de fondo, sin embargo, este gobierno se deglutió dos devaluaciones significativas, y hoy ostenta la inflación mas alta de los últimos años, una que ademas no cede, a lo que agregó un endeudamiento absolutamente desproporcionado que no se ha reflejado en ningun impacto positivo.

La lista de fracasos es larga, y del otro lado están los mas malandras, los que armaron la bomba y la potenciaron. Estos, los que están hoy, no solo no la desarmaron sino que la complicarón.

La cosa es simple. SE PUEDE, PERO NO SE QUIERE.

Los que se compraron el verso de que no se puede, se tendrán que hacer cargo cuando todo colapse de que fueron complices de esta linea argumental perversa que ha servido para ganar elecciones, pero no para solucionar problemas.

Despues no se quejen de los resultados de este gobierno, Haganse cargo de que compraron y aplaudieron el gradualismo y esta dinámica que no trajo consigo nada bueno y que hoy nos pone en una situación de baja expectativa y escasa esperanza.

SI SE QUIERE, SE PUEDE. SI SE PUEDE.