Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/16355
Chubut

Un nene sería culpable de violar a otro y de arengar a un linchamiento mortal

La policía de Chubut detuvo a un adolescente de 15 años por ser el autor del ultraje a un chico de 12 y posterior instigador de la golpiza a un hombre. El menor fue devuelto a sus padres.

Un adolescente de 15 años fue identificado este miércoles por la policía como quien violó a un nene de 12 y luego, para desviar la atención, arengó la pueblada en la que vecinos de Comodoro Rivadavia, Chubut, lincharon a un hombre al que creyeron padre del abusador. Por tratarse de un menor de edad inimputable, el adolescente quedó en libertad y fue entregado a sus padres.

 

El ministro de Gobierno de Chubut, Federico Massoni, informó que "en el marco de la investigación que lleva adelante el fiscal Martín Cárcamo se allanó la vivienda del menor, donde se secuestró la ropa que utilizó en el momento de violar al otro chico y la ropa que se puso después para ir a la pueblada". 

El hecho se produjo el pasado 25 de marzo, cuando la víctima, de 12 años denunció que había sido violado en momentos en que caminaba desde la escuela a su casa y, a raíz de ello, un grupo de vecinos de la zona conocida como Fracción 14, al Sur de la porvincia, salió a buscar a un joven al que creyeron el autor del ataque.

Al no encontrarlo en su casa, fueron a la de su padre, identificado como Juan Oviedo de 48 años, le incendiaron la casa y lo mataron a golpes en la calle, tras lo cual se supo que el hijo del hombre linchado no había sido el autor de la violación porque la víctima no lo había reconocido como su agresor.

"En la investigación quedó acreditado que el menor de 15 ahora identificado por la policía fue que violó al de 12 en un descampado", explicó Massoni, quien agregó que tras el abuso "tuvo tiempo de ir a su casa, donde se cambió de ropa y concurrió a las manifestaciones, siendo uno de los más enfervorizados" de la pueblada.

"Ahora queda claro que se trató de una maquinación para desviar la atención de lo que él mismo había hecho", añadió el ministro de Gobierno. El adolescente, cuya identidad no se revela por tratarse de un menor de edad, quedó libre y bajo la tutela de sus padres ya que es inimputable. 

"Esto nos obliga ahora a buscar una forma de preservarlo porque el nivel de ira popular que se vio y del que él mismo formó parte se puede descargar contra él", explicó el funcionario. El ministro reconoció incluso que cuando fueron a la casa del chico, que estaba acompañado por su padre y otro familiar, "socarronamente les dijo que ni siquiera tenían las huellas de él registradas por que es menor de edad".

"Hay que insistir en que hay que buscarle una vuelta a este tema porque no puede ser que alguien que comete una cadena de delitos como estos, de una gravedad inusitada, quede impune por ser menor, cuando mostró toda una estrategia perversa", expuso el ministro.