Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/18163

¿Qué significa ÉXITO en el tratamiento de descenso de peso?

Tradicionalmente, el éxito en el tratamiento del sobrepeso se medía en términos de la cantidad de kilos perdidos para alcanzar el peso ideal en determinado tiempo. Es decir, que estabamos sujetos un número en la balanza.

Por Lic. Laura Andriani  
HJ4DVLthme_1256x620.jpg

A comienzos del siglo XX se tomaban como referencia unas tablas elaboradas por Companías de Seguros de Vida para informarle al paciente cúal era su peso objetivo. Hoy en día, por Consenso, se utiliza el IMC (Índice de Masa Corporal), que es una relación entre el peso actual y la superficie corporal. No es un peso determinado, sino un rango de peso. La balanza no deberá marcar un número sino que podrá oscilar dentro de lo estipulado como SALUDABLE. Utilizar las tablas de peso ideal para aconsejar a los pacientes sólo logra generar más FRACASO, puesto que él asume que no ha cumplido, que su esfuerzo no ha sido suficiente, que no ha alcanzado la cifra ideal, y abandona el tratamiento.

La expectativa es la variable más manejable y la que se puede trabajar con el paciente, pero los resultados que se obtengan no siempre dependen del comportamiento de uno. Por lo que se suma una tercera variable, que es un conjunto formado por la Genética, el metabolismo, el nivel de estrés, algún medicamento, entre otros.

La clave del ÉXITO se basa en acercar la propias expectativa a los resultados posibles, y así lograr no generar frustación en el tratamiento.

Es importante, además de perder peso, el lograr mantenerlo a largo plazo: ese es el objetivo final.

Si somos realistas y conscientes de que existen ciertos límites para el CAMBIO y para el descenso de peso, los propios LOGROS que se obtengan se verán como un ÉXITO. 

Se considera exitoso a todo aquel que ha logrado cambiar su ESTILO DE VIDA.

El objetivo es:

·      Internalizar una ALIMENTACIÓN SALUDABLE: variada y adecuada a cada individuo.

·      Ser ACTIVO cada día: pilar fundamental del proceso de cambio es la actividad física como rutina.

·      Aprender a regular la ingesta sólo en respuesta a señales internas de hambre y saciedad.

 

Con éstos 3 pilares incorporados seguramente se irá alcanzando el peso deseado, lenta pero de manera sostenida. A veces una de las áreas funcionará mejor que el resto, pero de ésto se trata, UN EXITOSO NO ES PERFECTO.

Bajar en etapas, acordar con el profesional objetivos cortos y concretos a cumplir, reelegir el nuevo modo de vida, hacerse cargo y mantener los cambios conductuales alcanzados son la CLAVE DEL ÉXITO del tratamiento de descenso de peso.

 

“NO EMPIECES UNA DIETA QUE TERMINARÁ ALGÚN DÍA, SINO COMIENZA UN ESTILO DE VIDA QUE DURE PARA SIEMPRE”.