Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/20013

Modelo tereré: Cómo hizo Paraguay para domar a la inflación

Su economía crece a paso firme en un vecindario difícil. En este informe, las claves para darle pelea a la espiral de precios y los desafíos para achicar la brecha social.

Cuando hablamos del presente de Paraguay, los números son más que elocuentes. Un crecimiento sostenido en los últimos años, que llegó al 4 y hasta 5 por ciento anual. Por otro lado, una inflación tan controlada que fue de sólo del 0,3% en abril de este año y acumula un 1% en lo que va del año. Se estima que, a este ritmo, podrá cumplir cómodamente su meta inflacionaria para 2019 que es del 4%.

Para Santiago Peña, economista, exministro de Hacienda y excandidato presidencial en las últimas elecciones, la clave está en tres factores: el consenso político para impulsar reformas que dinamizaron la economía, un Banco Central fuerte e independiente y la prudencia fiscal para nunca gastar más de lo que las cuentas permiten.

5cdc53330be73_Paraguay_4.jpg

"Entendimos que la economía es una asignatura muy sensible. Hoy la estabilidad macroeconómica es un bien público. A lo largo de los gobiernos, se entendió que el Banco Central, una entidad técnica, tiene la misión de cuidar la economía", explica.

En un repaso de la historia reciente, agrega: "Hubo una política fiscal prudente con una política monetaria igual de prudente. A partir de 2002, empezaron las reformas y el ministerio de Hacienda y el Banco Central trabajan coordinadamente. Y eso llevó a que Paraguay ordene sus cuentas y no gaste más de lo que tiene. De cerca de un 50% de deuda pública que tenía Paraguay en 2002, hoy está en 18 %. Se ha mantenido siempre esa prudencia fiscal, respaldada por una ley de responsabilidad fiscal aprobada en 2013".

Para Humberto Colmán, actual viceministro de Hacienda de Paraguay, las diferencias en la realidad que vive la Argentina y y el país vecino, se explican en la continuidad de las políticas en materia económica.

"Seguimos muy de cerca lo que pasa en la Argentina. Es muy importante el devenir económico de la Argentina y Brasil para nosotros, -sostiene-. Y por supuesto estamos siguiendo el proceso electoral. El impacto que ha tenido el ajuste reciente ha sido importante. Me parece, quizás esto sea una opinión personal, que las medidas estuvieron en el camino correcto. Creo que la continuidad de las políticas tiene mucho que ver a la hora de dar vuelta la economía definitivamente".

5cdc5066d6860_Paraguay_2.jpg

Con respecto al rumbo de su país en los últimos 15 años, explica: "Paraguay tuvo gobiernos, desde el punto de vista político, con sesgos muy diferentes, pero la conducción económica ha sido básicamente la misma, independientemente del signo político. Tuvimos un gobierno con un empresario, otro con un claro enfoque social, con (Fernando) Lugo. En lo económico hubo un denominador común. Hay un consenso a nivel profesional sobre cómo se deben manejar las finanzas públicas y el Banco Central. La forma de gestionar la política económica, fiscal y monetaria ha sido la misma desde 2003".

Para Luis Ibarra, un comerciante argentino que vive en Paraguay, y que es hoy presidente de la Asociación de Almaceneros Minoristas, el crecimiento económico y el control de la inflación han beneficiado mucho a los pequeños comerciantes. Para él, estos últimos años trajeron la posibilidad de expandir su pequeño negocio y comprar más mercadería. "Vivo de crédito", cuenta.

Oportunidades y deudas pendientes

La bonanza económica del país, empieza a traer de regreso a paraguayos que pasaron muchos años fuera de su tierra, en busca de un futuro mejor. Armando Aliendres Domínguez es uno de ellos. Un joven de 30 años, que vivió 15 en la Argentina, trabajando en la construcción y que regresó a Paraguay para poder mejorar su calidad de vida y hacer alguna diferencia para enviar dinero a sus dos hijos, que dejó en Buenos Aires.

"La situación económica allá estaba muy difícil. Estaba muy complicada y decidí venir para acá para ver qué se daba. Ahora, gracias a Dios, estoy trabajando. Se puede trabajar y se puede comer. A mí lo que mandaba no me rendía acá. Y acá sí te sirve enviar dinero. Se puede ahorrar algo, allá ya no se podía".

Aunque Armando extraña a sus hijos, por lo pronto, sus proyectos están en Paraguay y hoy sueña con construir su propia casa. Cuando TN.com.ar le pregunta qué de la Argentina traería a su país, responde: "En la Argentina, hay muchos beneficios. Los hospitales, las obras sociales".

Lo cierto es que como él, son muchos los paraguayos que, a pesar de las buenas perspectivas macroeconómicas, todavía sufren la enorme deuda social de país. Esto se ve claramente en el acceso y la calidad de los servicios públicos, -como salud o educación, en la infraestructura (todavía muy atrasada con respecto a otros países de la región) y en la gran brecha social que salta a simple vista, solo recorriendo las calles de la ciudad capital.

Hoy, la pobreza total en Paraguay ronda el 26%. No obstante, aunque esto sea un número alto, implica una mejora sustancial -sobre todo en lo que refiere a la pobreza extrema-, en los últimos 15 años. Según datos del Banco Mundial, Paraguay es el séptimo país más desigual de América latina. La Argentina, mientras tanto, se ubica en el puesto 15, entre los cuatro que menor brecha registran.

Con respecto a estas problemáticas ya estructurales, Santiago Peña observa: "En los últimos veinte o quince años, Paraguay ha sido el país que más redujo la pobreza en la región. La pregunta es por qué nos falta tanto. Y la respuesta es porque Paraguay empezó con estas reformas que redujeron la pobreza mucho más tarde que el resto de los países".

En cuanto a la posibilidad de que el país siga creciendo, el economista agrega: "Un 75% de la población de Paraguay tiene menos de 40 años. Es una gran oportunidad, pero también es un gran riesgo. Porque si a esa población joven no la insertás en un panorama laboral competitivo, esa población va a ser una gran carga. Paraguay va a seguir creciendo a tasas mucho más altas que el resto de los países de la región. Tiene todas las condiciones para seguir creciendo. Ni qué decir las condiciones tributarias para traer capital extranjero y en materia de capacidad laboral, tiene una población más joven. No tengo ninguna duda de que puede seguir sosteniendo tasas de crecimiento elevadas".

Fuente: TN