Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/20997

Antes de la masacre en San Miguel del Monte otro joven murió baleado por la policia

Faltaban pocos minutos para las 14.30 del domingo cuando el grupo de jóvenes ingresó en un supermercado de Tres de Febrero para hacer unas compras. Las cámaras de seguridad registraron el momento en que uno de los muchachos escondió entre sus ropas una bebida alcohólica. Cuando se retiraban hubo una discusión con el personal de seguridad, que denunció el hecho al número de emergencias 911. Después, comenzó una persecución por la avenida Márquez que terminó después de que efectivos de la policía bonaerense dispararan, al menos 11 veces, contra la camioneta. Uno de los proyectiles mató a Diego Cagliero e hirió a uno de sus acompañantes.

El hecho, por el que ahora la fiscal de San Martín Gabriela Disnan investiga el accionar de los uniformados, ocurrió el domingo pasado, solo 12 horas antes de la masacre de San Miguel del Monte, donde tres adolescentes y un joven, que eran perseguidos por la policía, murieron al chocar el auto donde circulaban contra el acoplado de un camión estacionado a la vera de la Ruta 3.

"Un empleado de seguridad y el gerente interceptaron a los jóvenes cuando salían. Hubo una discusión. Hacen un ademán como que están armados pero no exhiben nada, devuelven un par de cosas pero se llevan las bebidas alcohólicas. Entonces, desde el supermercado llaman al 911", explicó una fuente con acceso al expediente.

El comercio, un supermercado Día, está situado en Presidente Perón al 7600, en Martín Coronado. Y el operativo cerrojo y los disparos del personal policial ocurrieron en avenida Márquez y Santos Vega, en Loma Hermosa. Entre un lugar y otro hay 15 cuadras de distancia.

La muerte de Cagliero, de 30 años y cuya novia está embarazada de cinco meses, fue presentada como un tiroteo entre ladrones y policiales. Calificadas fuentes judiciales afirmaron que no hubo enfrentamiento armado y que las armas secuestradas en la camioneta donde circulaban siete jóvenes no fueron utilizadas.

2940845w1033.jpg

"Se mantiene persecución iniciándose en calles Santos Vega y avenida Márquez y operativo cerrojo logrando interceptarla [la camioneta donde circulaban los jóvenes] e. Se produce enfrentamiento armado. Se logra aprehensión de ocho NN masculinos, resultando uno de ellos óbito y uno herido. Se incauta del lugar una pistola y un revólver", según el parte policial.

Los uniformados secuestraron de la camioneta un revólver calibre 32 y un arma de aire comprimido. "El revólver no fue utilizado. No hubo tiroteo. Solo disparó la policía. El vehículo donde circulaban los jóvenes tiene 11 orificios de bala", sostuvo una fuente judicial. La fiscal Disnan estuvo cuatro horas en el lugar de los hechos. Ordenó el secuestro de las armas reglamentarias de los policías que intervinieron en la persecución y le encargó el peritaje a la Gendarmería Nacional.

"No hubo persecución en ningún momento, la Policía los emboscó. Incluso, hay un video donde se ve claramente que todos bajaron del coche levantando las manos. ¡Y los oficiales dispararon 14 veces! Uno de los tiros le impactó a mi hijo en el pecho y lo asesinó al instante; otra bala hirió a uno de sus amigos. Los efectivos le sacaron fotos a su cuerpo y lo difundieron por todas partes. De ellos, no hay un sólo detenido, siguen en las calles caminando tranquilos con el arma reglamentaria en la cintura", sostuvo la madre de Cagliero, Ana García en un texto publicado en el perfil de Facebook del medio La Garganta Poderosa.