Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/21712
Acción solidaria

Hogar Cristo Roto: Donde la solidaridad se convierte en servicio

En el Hogar Cristo Roto reciben a personas en situación de calle a partir de esfuerzos personales de sus referentes. La institución está ubicada en Niño Jesús 830, en el barrio Pueblito Buenos Aires. La encargada del hogar, Mariela Revidatti, dialogó con “La Dos” y contó detalles de una actividad relacionada con la voluntad y la visión del servicio como acción común. "Es un llamado de Dios", dijo 

 

"Siento que Dios me quiere acá, y esto me hace feliz y siento paz. Desde hace 22 años funciona el hogar. Recibimos asistencia de Provincia y siempre queremos sumar voluntarios que sigan la misión. Yo trabajo para ir al cielo, nada más.... ése es mi interés”., dijo Mariela Revidatti.

El número para comunicarse con el hogar es 3794- 731038.  

La encargada del hogar, contó que “somos refugio de la provincia hace algunos años, Diógenes González nos llamó para preguntarnos qué necesitamos y nos mandó colchones, frazadas, pero no lo estamos usando todavía. En este momento tenemos 12 hombres”.

“No recibimos jóvenes porque llegan drogados. El año pasado los recibimos y nos robaron de todo, así que desde ese momento no recibimos más, no podemos, nos jugó en contra”, señaló Mariela.

Además, Mariela agregó que “la última llegada que tuvimos es un hombre que dormía debajo del puente con sus dos hijos, de quienes él se hace cargo, y también llegó un señor que vivía en la plaza Cabral”.

“No recibimos tantos hombres como antes, porque la gente que está en la calle es más joven y drogadicta y ahora los hombre alcohólicos que teníamos fueron muriendo, y ahora recibimos a hombres que tienen problemas familiares y vienen a pasar algunos días” comentó.

 

Asimismo, la encargada manifestó a “Radio Dos” que “tenemos dos personas que han salido de la cárcel uno en silla de ruedas, sin una de las piernas, diabético, y vamos viendo cómo se van portando porque a veces se pelean entre ellos, vienen alcoholizados o nos roban”.

Si tienen apoyo de la Policía, Mariela afirmó que “sí, enseguida viene la Policía de la Comisaria 16 a ayudarnos, llamamos y al toque vienen”.

“Tenemos para albergar 20 personas o más, pero nunca llegamos a tanto” indicó.

Sobre la historia del hogar, Mariela Revidatti, describió que “hace 22 años que estoy en eso, con un hombre que estaba en la calle, comencé, después llegaron otros más y me quedé sola de a poco y seguí con el tiempo”.

 

A su vez, la mujer relató a “Radio Dos” que “ya vengo de una familia con mucho apostolado, y ahí lo conocí a Virgilio, que fue el primer hombre al que ayudé, después de dejarlo a mi hijo en la escuela, después llegó otro hombre, y era todo tan lindo, y encontré la misión en mi vida, creo que esto es mi llamado”.

 

A cerca de si pensó en dejar la actividad, Mariela dijo que “no, nunca me pasó esto, la fuerza me la da Dios, porque uno no hace esto, la fuerzas vienen de Dios, lo hago porque me da paz y felicidad”.

 

“Yo trabajo para ir al cielo, nada más, ése es mi interés” destacó.

 

Por otro lado remarcó a “Radio Dos” que “mis hijos me dicen que ellos no van a hacer esto que hago yo, y les digo que ellos van a tener otro llamado, que este es mi llamado”.

 

Y resaltó que “hasta que no pueda más lo voy a seguir haciendo, me gustaría hacer escuela, y formar a otra gente que siga con esto, que siga ayudando”.

 

Por otro lado, la encargada mencionó que “si necesito algo tengo ayuda, o veo cómo consigo medicamentos, si alguno se muere la empresa Salom me provee un cajón y los tengo que enterrar yo sola, por eso tengo paz porque lo hago con la ayuda de Dios, día a día, es decir que hasta lo último estoy con ellos”.

 

“El reconocimiento viene por otro lado, no por la popularidad o los premios, sino por vivir bien, en familia, con los hijos, en buena relación con ellos” sostuvo Mariela.