Corrientes 14 °C
Min. 4 °CMax. 15 °C
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/21787

Le dispararon para robarle el celular: Esquivó los balazos y recuperó el teléfono

El episodio sucedió a metros de la estación de tren de Glew. Un joven, a bordo de una bicicleta, despistó a motochorros armados y salvó su vida de milagro. Mirá los impactantes videos.

Un joven de 21 años sobrevivió de milagro a un ataque producido por motochorros en la localidad bonaerense de Glew, partido de Almirante Brown. Los acusados le dispararon a quemarropa a la víctima para robarle el celular.

Sin embargo, el afectado logró realizar una maniobra con su bicicleta, esquivó los balazos, tiró su celular a un descampado y escapó a toda velocidad. Al otro día, se acercó al lugar del hecho y recuperó su teléfono. El episodio quedó registrado por cámaras de seguridad. Los sospechosos aún no fueron identificados.

Diego Alegre, de 21 años, pasó la noche en la casa de un amigo y, cuando se hizo de madrugada, decidió volver en bicicleta a su vivienda, situada a 40 cuadras de donde estaba. En medio del trayecto, a cuatro cuadras de la estación de tren de Glew, advirtió que dos sujetos a bordo de una moto lo estaban siguiendo y se desvió de su camino para despistar a los sospechosos. 

Sin embargo, la estrategia no funcionó, los sujetos advirtieron el camino que tomó el joven y lo persiguieron hasta alcanzarlo. Cuando estaban a pocos centímetros de la víctima, lo amenazaron a mano armada y le pidieron que entregue sus pertenencias. Asustado, el afectado comenzó a pedalear aún más rápido con su bicicleta y comenzó a circular en "zig zag".

Al ver que el joven no pensaba en frenar su marcha, los acusados dispararon dos veces contra la víctima. Afortunadamente, por el particular desplazamiento en zig zag, el afectado logró evitar los balazos. Luego, tiró su celular a un descampado. 

Los motochorros vieron cómo la víctima lanzó su pertenencia y dejaron de seguirlo para buscar el teléfono. Sin embargo, no lograron encontrarlo. Así lo confirmó el afectado al día siguiente, según relató a Crónica: "Fui hasta mi casa, esperé que se haga de día y volví al descampado para buscar mi teléfono. Al llegar, utilicé otro celular para llamarme, escuché el tono de llamada y lo encontré".

El joven agregó que no es la primera vez que es víctima de un hecho similar y detalló: "En 2017, me pasó lo mismo. Me atacaron dos motochorros, yo estaba a bordo de la misma bicicleta. Me arrinconaron pero, no sé cómo, logré escaparme". 

Los acusados de atacar a la víctima aún no fueron identificados y se encuentran en libertad. Según manifestó el afectado, los hechos de inseguridad son comunes en la zona y aseguró que no realizó la denuncia porque sabe que "no se va a hacer justicia".