Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/22108

Las personas que dicen malas palabras son más inteligentes y felices

Se trata de aquellos que usan estos términos para expresarse, no para ofender a otros. Según los expertos, refleja una buena capacidad de argumentación.

2019060620142495350.jpg

Las personas que dicen muchas malas palabras tienen mala fama, sin embargo, la ciencia asegura que son más saludables, inteligentes y felices.

 

Un estudio, publicado por el The journal of pain llegó a la conclusión que los “puteadores” tienen un IQ más alto y que tener un gran repertorio de insultos equivale a tener una buena capacidad de argumentación y formulación de ideas. Además, asegura que el habito genera felicidad y alivio.

 

La investigación se basó en las personas que dicen groserías para expresarse, no para ofender a otro. Para llegar a estas conclusiones fueron encuestados 276 participantes.

 

En esta línea, los investigadores resaltaron que las personas que dicen malas palabras son más honestas que aquellas que no suelen hacerlo.

 

Las malas palabras son saludables

Según los especialistas, el hábito de putear tiene un efecto directo en el alivio de dolores. Además, favorece la expresión de sentimientos, promueve conexiones sociales y mejora la salud mental.

 

El estudio, también resalta que las malas palabras mejoran la circulación sanguínea, elevan la liberación de endorfinas y promueven la sensación de calma, control y bienestar.

 

​En este sentido, una investigación de la Universidad de Keele, en Reino Unido, afirma que gritar malas palabras a todo pulmón ayuda a reducir el malestar. Según el autor de estudio, el doctor Richard Stephens, decir groserías activa una respuesta emocional en el cuerpo, similar a la que ocurre cuando trata de nivelar el estrés. Esta respuesta provoca la liberación de ciertas hormonas que tienen un efecto analgesico.