Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/22412

A dos años del ascenso de Comu a la Liga Nacional

 

El miércoles 12 de Junio se cumplen dos años del logró más importante que tuvo el deporte mercedeño en el ámbito nacional. El ascenso a la máxima categoría del básquet argentino de Comunicaciones al ganarle de manera contundente a Estudiantes de Olavarría en el quinto juego por 94 a 72. Un estadio repleto festejó el logro tan anhelado por jugadores, cuerpo técnico y dirigentes.

 

TNA 2.jpg

 

Gastón Essengue, Nicolas Lauría, Ariel Pau, Gastón Torre, Franco Vieta, Kily Romero, Matías Aristu, Nicolás Giménez, José Defelippo, Santiago Ferreyra, Gabriel Frencia, Valentín Costa, Mateo Viana e Ignacio Farías estos tres últimos juveniles conformaron el plantel campeón que hizo historia.

El Presidente del Club Mariano Mazzoni recordó los momentos vividos “fue para nosotros el primer logro importante en el Club. Veníamos trabajando fuerte para tener una participación destacada en ese ámbito. Fue algo muy trabajado y que los esperábamos con muchas ansias. Se armó el equipo en función de eso para salir campeones y se nos dio. Fue una verdadera alegría para todos nosotros”.

Aquel proceso se había iniciado a mediados de 2016 con la confirmación para una nueva temporada del cuerpo técnico encabezado por Fernando Rivero acompañado por Santiago Turri y Pablo Mattarolo como asistentes y Ramiro Eguiguren en la preparación física.

Fernando “Tulo” Rivero fue el encargado de darle forma al equipo que finalmente alcanzaría el máximo objetivo. Hoy en su memoria los recuerdos son muy buenos. “Cuando se armó el equipo el objetivo era pelear el ascenso y la verdad es que estuvimos toda la temporada por detrás de Hindú pero con el convecimiento que con un grupo de jugadores que nunca dio el brazo a torcer ante la adversidad que siempre luchó, siempre lo buscó, un grupo humano excelente que estaba comprometido por tratar de lograr el objetivo muy difícil en la categoría con muchos equipos y con un solo lugar pero bueno creo que trabajaron muchísimo durante toda la temporada para intentar conseguirlo y se terminó de al mejor manera”.

En la mente del “Tulo” hay tres momentos importantes y gloriosos. “Los voy a guardar de por vida que fueron el quinto partido con Unión en nuestra cancha cuando a seis segundos perdíamos y sacaba el rival y esa jugada que hace Nico (Lauría) con el robo y Mati Aristu con el foul y gol y pasar de esa manera a la final de conferencia. Otra el recibimiento que tuvimos después del cuarto punto ganado en Olavarría que la gente nos estaba esperando en la ruta para entrar a Mercedes en una caravana pensando que ya habíamos logrado algo y todavía nos faltaba lo más difícil que era ganar el último partido y

ese quinto juego con gente quedando fuera del estadio. Le verdad que uno recuerda el momento en el que llegó y que se conocía poco de básquet nacional y ver ese partido con Estudiantes fue un cambio rotundo. Eso es lo que uno recuerda. Más allá de ese logro lo importante fue poder dejar una huella algo sembrado para que se siga cultivando y siga creciendo. Terminar con el ascenso fue espectacular y ojalá que siempre se recuerde porque es algo muy difícil que Comu logró”.

Nadie puede olvidarse de aquella noche con Unión, el propio Rivero lo pone entre sus recuerdos imborrables. El actor de reparto convertido en héroe de la película fue Matías Aristu que también recuerda que el momento “el ascenso de Comu fue muy especial, fue un premio al esfuerzo de todo el equipo durante toda la temporada. Fue un grupo que tenía una esencia de trabajo, de compañerismo de ir al frente, de no achicarse. Era un equipo especial. En la temporada no nos encontrábamos mucho, nos costó un montón funcionar correctamente. El Tulo hizo un trabajo bárbaro, teníamos un equipo con muchas individualidades y había que acomodarlo para que todos estuviésemos bien y así fue todos resignamos cosas y así se terminó concretando un temporada de ensueño con el apoyo de algente de Mercedes que fue increíble”.

Aquella noche frente a Unión fue la bisagra de la ventana al título. “Ese fue un partido cerradísimo. Habíamos ganado los dos primeros, perdimos los dos en Santa Fe dos juegos que nos queríamos matar porque veníamos bien muy confiados todos. Fuimos a un quinto y se complicó porque estaban jugando muy bien y nosotros teníamos a Ariel Pau enfermo. Era una presión rara porque no era un peso sino un incentivo para poder terminar la temporada como soñábamos. Y esa pelota que presionamos en el lateral con Lauría yo salí corriendo y termino haciendo ese doble que más allá de lo personal se jugó un partidazo con unos vaivenes barbaros. Después Hindú y Estudiantes con 5000 personas en donde tenías que estar súper concentrado. Fue una temporada de ensueño que no me la voy a olvidar nunca”.

Otro de los que recordó lo hecho en esa campaña fue el que manejaba los hilos dentro de la cancha, el base del equipo, Gastón Torre. “Para mí el ascenso con Comunicaciones significó una alegría enorme por haber cumplido el objetivo que nos habíamos propuesto cuando empezó el torneo. Es un recuerdo imborrable donde se destacaron varias cosas, lo deportivo, el grupo humano, dirigencial, la ciudad. Fue un combo de todas estas cosas que nos permitieron estar durante todo el año estar muy bien con todo el mundo. Siempre la energía fue súper positiva y tirando todos para el mismo lado. Creo que se dio todo en un torneo durísimo pero lindo a la vez con una final memorable por cómo se dio, por la cuota de dramatismo que tuvo. Gracias Dios se dio para nuestro lado y le pudimos dar ese lugar en la Liga a Mercedes que hoy tan bien lo representa. Muy feliz, tengo los mejores recuerdos de la gente de los amigos y después de todo es lo más importante las relaciones que uno deja y los momentos vividos.