Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/22831

Inflación: Lácteos y servicios eléctricos volvieron a traccionar en la región

 

Según el último informe del Indec, estos productos alimenticios aumentaron un 88 por ciento interanual en el NEA. El organismo también indicó que tuvo en cuenta en su medición el cese de la tarifa social de luz en Corrientes.

 


 

gondola-lacteos.jpg

 
 
 
Otra vez dos componentes elementales de la canasta familiar traccionaron la inflación. La leche y sus derivados, los servicios de electricidad y gas se mantuvieron en el podio de los precios más encarecidos del NEA.
Según el último informe del Indec, que reveló una desaceleración en el índice general de los precios al consumidor en el quinto mes del año (ver edición de ayer), los valores de algunos elementos que son de uso cotidiano, alentaron la inflación. De marzo a mayo, la leche, productos lácteos y huevos aumentaron 6,1 por ciento en el Nordeste. En lo que va del año, ya llevan un 39,5 por ciento de suba, y si se compara con igual mes pero de 2018, treparon un 87,9 por ciento.
De acuerdo con estudios de las consultoras Focus Market y Scanntech, publicados por un diario nacional, un relevamiento de 750 productos reveló que la leche fue el segundo producto que más se encareció en el último año. En promedio, representó un alza del 95,4 por ciento. Entre 10 artículos comparados, de sachet y larga vida, el valor pasó de rondar los 24,30 pesos por litro en mayo de 2018 a unos 50,10 pesos el mes pasado, de acuerdo con este estudio.
En las góndolas correntinas se observa un escenario que no dista de otras cities de mayor poder adquisitivo del país. Los sachet y cajas larga vida pueden no bajar de los 40 pesos. En algunos almacenes de barrio, incluso, trepan a 75 pesos el litro. Toda una extrañeza “en el país de las vacas”.
Y esto golpea el consumo. Una realidad que expresan los supermercadistas locales al comentar sobre sus números a la prensa. No obstante, según los últimos datos de la Secretaría de Agroindustria, actualizados a marzo de 2019, en el primer trimestre se vendió en el país un 13,2 por ciento menos de leche fluida que hace un año, y un 21,1 por ciento menos que en 2016. Esto significa que se eliminó uno de cada cinco litros tomados  durante este período. Esto significa menos nutrientes para la salud de las familias argentinas, con mayor impacto, en los sectores de vulnerabilidad social y económica.
Si un kilo de pan cuesta 50 pesos en un almacén de barrio. Si un sachet no baja de los 40 pesos el litro en un supermercado chino, una familia tipo de Corrientes debe invertir aproximadamente 100 pesos en un desayuno. Y es el más austero posible. Si se agregan frutas y cereales o pan integral, para evitar la obesidad y mejorar la nutrición, la cifra crece escandalosamente.
No obstante, hay miles de niños y niñas que reciben su desayuno en las escuelas públicas de la provincia. Desde el Gobierno, hablan de más de 300 mil chicos incluidos en el plan alimentario escolar, que comprende el almuerzo.

Sin tarifa social
El ítem electricidad, gas y combustible fue el segundo que más creció en la región durante mayo. La variación mensual fue del 6 por ciento. Esto mayoritariamente fue impulsado por la quita de la tarifa social en el servicio de luz.
El Indec explica que esta cifra comprende “los nuevos tarifarios y el cese de las tarifas sociales publicados en mayo del corriente año, según la resolución Dpec Nº 67/19 y la resolución Enrese  N° 012/2019”. Esto implicaría un incremento por impacto de la quita del beneficio.
Vale señalar que el Gobierno nacional quitó a las provincias la tarifa social eléctrica. Básicamente, transfirió la responsabilidad a las jurisdicciones subnacionales, tal lo acordado en el consenso fiscal al cual suscribió Corrientes este año para recibir más coparticipación. A esto se incluyen los subsidios al transporte público de pasajeros, que también se encareció, capitalizando golpes contra el bolsillo de los ciudadanos, la ecología, y la seguridad vial.
Tras mantener la tarifa social eléctrica en los primeros meses del año, que diferenciaba entre zonas rurales y urbanas, el gobierno local debió  prescindir de esta. En la llamada era de la información y de la viralización de flyers en redes sociales, prácticamente no se notó una comunicación  oficial sobre dicho cese o posible reconfiguración en otros beneficios, en caso de existir. Sólo la inferencia sobre un nuevo cuadro tarifario en el cual se explicita su ausencia, y ahora, una nota metodológica del Indec.
Sin embargo, existe la posibilidad de resistir con los precios, tras la firma de un convenio del Gobierno provincial con la mayorista eléctrica nacional, Cammesa. Las partes arribaron a un acuerdo por más de 2 mil millones de pesos. Además, ingresaron fondos por compensaciones de Salto Grande y Yacyretá.

 

 

Fuente: Ellitoral.com.ar