Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/23211

Gatillo fácil en Santiago del Estero: "Después de matarla, se fueron y la abandonaron"


Así lo manifestó el papá de Silvia Maldonado, la adolescente de 17 años que murió tras recibir un disparo en la cabeza por parte de la policía, que buscaba a delincuentes.

Alejandro Maldonado habla abatido por el dolor y reclama justicia, por la muerte de su hija Silvia.La joven de 17 años de Santiago del Estero falleció este martes tras agonizar en coma a causa de recibir un disparo en la cabeza por parte de un efectivo policial.  “Han destruido una familia. Tengo impotencia. Con Silvia, mataron a sus padres, hermanos, tíos, sobrinos, abuelo y a sus hijos”, dice el papá de la joven muerta.

Sin título.jpg


El hecho conmocionó a toda la región. Silvia Maldonado, era mamá de dos hijos pequeños, y perdió la vida  en medio un episodio confuso en el que terminó tirada en el piso de su vivienda con una bala en la cabeza. Por el caso hay siete policías detenidos. 

“No sé qué hacer. Señor, no hubo enfrentamiento. Los changos no atacaron a los policías. Sólo hubo policías que golpearon a mi hija, sola con su hijo sujetándolo en brazos”, cuenta el hombre conmovido, segun consingó el diario El Liberal. “La chiquita estaba bien. Ellos vinieron y dispararon como si nada. Si ahora quieren cambiarlo es otra cosa”, añade.

Con lágrimas en los ojos, el papá de Silvia, cuenta:“Ellos golpearon hasta en el piso a mi hija. Nada que no lo hayan hecho siempre: aquí los policías venían a prepotear. Estos hombres debían protegernos y terminaron matando a mi hija. Después de atacarla, se fueron y la abandonaron”. 

Ante el dolor sin límites que siente, Alejandro se amarra al recuerdo de su hija.“Ella era una chiquita alegre y chillona. Nos alegraba, pero tenía su carácter. Nadie iba a venir a apurarla y a violar sus derechos. Por eso es que ella les pidió una orden de allanamiento. Porque sabía que un policía no puede ingresar a una casa, sin un papel firmado por un juez.