Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.radiodos.com.ar/a/24399

Macri convoca a empresarios a Olivos para sumar respaldo

En el marco de fuertes críticas a la apertura comercial que podría suponer la desaparición de sectores completos, el presidente de la Nación se rodea de las cámaras más afines esperando comprometer su apoyo.

Mauricio Macri busca rodearse de los sectores empresarios más afines para que lo respalden en el proyecto de apertura comercial del Mercosur a la Unión Europea. Mientras que desde los sectores manufactureros y del empresariado pyme arrecian las críticas a un tratado que podría suponer la desaparición de sectores completos de actividad, el presidente de la Nación convocó para esta tarde a Olivos a representantes del foro de IDEA, de la Asociación Empresaria Argentina, la Sociedad Rural y la UIA para compartir con ellos “detalles del acuerdo firmado el viernes pasado”.


Según informó la agencia de noticias Télam, también fueron invitados representantes de Copal (industria de alimentos), de la Cámara Argentina de Comercio, CRA, Federación Agraria y de diversos sectores productivos.

 
“En provincias que tienen presencia de industria automotriz, como Santa Fe, nos están manifestando la preocupación porque es uno de los sectores que aparece en los más perjudicados por este tratado”, señaló este miércoles el diputado nacional (Unidad Ciudadana) Agustín Rossi, en una entrevista radial. Sus declaraciones reflejan el estado de inquietud por el nuevo delineamiento del modelo productivo que se derivaría de la firma del acuerdo Unión Europea – Mercosur, que obtuvo en la semana anterior un sensible avance que el gobierno nacional calificó como “un hecho histórico”. Sin embargo, pronto surgieron voces, incluso entre los que acompañan al gobierno de Cambiemos en este propósito, que reconocieron que hay sectores que van a desaparecer o reconvertirse. El complejo automotor, y en particular la industria autopartista, aparece amenazada por ese destino.

“En el debate del acuerdo Mercosur – Unión Europea surge la concepción de país que queremos: si es con todos y todas adentro, o con sectores que van a tener que desaparecer, como dice Gustavo Grobocopatel”, señaló en el mismo sentido Eduardo Fernández, titular de Apyme y candidato a diputado nacional por el Frente de Todos en Córdoba. “El tejido productivo argentino se compone por miles de empresas, estamos discutiendo en medio de la campaña con sectores concentrados de la economía, que quieren que (Mauricio) Macri les otorgue más mercados. El cierre de más de 15 mil pymes lo dice todo, nos están dejando sin mercado interno”, agregó el dirigente pyme.

Si bien el virtual acuerdo comercial con la Unión Europea recién se pondría en vigencia una vez cumplido trámites legales y parlamentarios que demandarán al menos un par de años, su sólo planteo instala la discusión. Si la perspectiva es que determinados sectores desaparezcan, eso ya define las inversiones a partir de hoy. Más aún si esos sectores ya atraviesan una crisis recesiva importante. Tal es el caso de la industria autopartista. Las últimas informaciones señalan que se multiplican los acuerdos de recortes salariales y suspensiones como alternativa para evitar despidos, ante una recesión que se sigue prolongando. Tal es el caso de la autopartista Magna, que acordó con Smata una reducción de la jornada laboral y de las remuneraciones para preservar 400 empleos. O de las terminales automotrices, que siguen manteniendo el régimen de suspensiones e inactividad de planta por días o semanas. En el caso de Renault, con planta en Santa Isabel (Córdoba), en el mes de junio trabajó en apenas siete jornadas, y estima que continuará con el régimen de recortes de horarios y salarial (el 70 por ciento del personal de planta cobra el 65 por ciento de sus remuneraciones) por lo menos hasta marzo de 2020.


Ni siquiera el plan de subsidios a la venta de 0 km fue capaz de revertir la profundidad de la crisis por caída en las ventas de vehículos al mercado interno. Las referencias del sector indican que el plan habría sido útil para reducir parte de los stocks excedentes, pero no incidió en el modo de una reactivación de la producción, Menos aún en el escalón siguiente, es decir el universo autopartista. Las cifras del mes de junio arrojan una caída de las ventas en junio del 44 por ciento en relación a junio del año pasado y del 2,2 por ciento respecto de mayo.